Archivos diarios: 16 agosto, 2011

La primera muerte

Soy un pedazo de oscuridad,

retorciéndose en el fuego que no perdona,

presagiando tormentas, soles azules que se

marchitan como la sombra de los condenados.

La noche, indivisible frontera de tu carne,

me acecha oliendo a ceniza y azufre,

un batir de alas evaporándose en el alba,

en el silencio cómplice que canta el fin de los días,

la primera muerte y también la última.

 

A %d blogueros les gusta esto: