A ras de luna

Miro tu desdén amenazante a través

del plástico transparente de mis ojos

y un precipicio sin fondo habita mi cama.

;

Las horas del día naufragan en tu cuello

y negros nubarrones muerden mi ventana.

;

Sangra mi voz, al pernicioso compás de la

muerte enamorad, bailando a ras de luna sobre la cornisa.

;

Espasmos azules pueblan mi pecho y tus

besos se extienden como un ramaje de lilas

y florecen corazones hinchados de silencio.

;

Las banquetas son siempre holgadas cuando

la esperanza marcha a solas por el mundo.

Publicado el 25 enero, 2012 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: