El verdadero rostro del Subcomandante Marcos

A poco más de 18 años de la puesta en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el movimiento zapatista sigue vigente aunque su presencia mediática sea esporádica. Basta darse una vuelta por los Caracoles (municipios autónomos zapatistas) para darse cuenta de existe gente con la voluntad necesaria para cambiar al mundo. Me da la impresión que el neozapatismo es uno de los referentes más trascendentes de las últimas décadas para entender la construcción de un nuevo discurso latinoamericano que surgió como respuesta al proyecto neoliberal y cuyas repercusiones en todo el cono sur son más que evidentes. La manera en que los zapatistas entienden el ejercicio de la democracia bajo el principio de “mandar obedeciendo“ es quizá uno de los legados más grandes de una revolución que nunca persiguió la conquista del poder político para imponer su voluntad a los otros, sino, todo lo contrario, hizo de la dignidad una forma de resistencia frente a la opresión de los aparatos de control.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 15 marzo, 2012 en Videos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. tengo la esperanza de que el comandante marcos aparezca en caso de que el animal sin sesos, EPN, llegase a ganar las elecciones… seria una nueva revolución mexicana

    Me gusta

    • Hola. Sí, a mí también me gustaría escuchar la voz del subtomandante, pero creo que idealizarlo es un error. Una revolución real se construye desde abajo, modificando nuestros hábitos en la vida cotidiana. Esto produce una transformación institucional profunda que más tarde o más temprano habrá de reflejarse en los sistemas políticos, económicos y sociales. Si te interesa el tema, te recomiendo echarle un ojo a mi tesis profesional que aborda a fondo estos temas: https://manuelhborbolla.wordpress.com/tesis/

      Saludos!!

      Me gusta

  2. QUE DESGRACIA

    La única vía para derrocar a la oligarquía, la vía armada requiere muchos subcomandantes Marcos, con alta preparación ideológica y movilización política.
    Pero el pueblo duerme una larga siesta…….

    Me gusta

    • Pues yo no creo realmente que la vía armada sea la única alternativa, ahí está el caso de Bolivia por ejemplo, donde el pueblo ha logrado una transformación profunda del régimen político sin necesidad de levantarse en armas. Si queremos acabar con la oligarquía hay que ir a la raíz del problema: modificar el discurso hegemónico que a su vez sirve de fundamento a todo el sistema político-económico-social… saludos!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: