Áspera la vida y clara la muerte

¿Dónde empieza y termina la vida?

¿Dónde termina y empieza la muerte?

 

Si para vivir matamos y para morir vivimos.

Si del tenebroso espasmo de lo inerte

germinan las semillas y brota el aire de colores.

 

Si en el dulce aroma de la vida se engendra

la muerte borracha, paciente, umbría.

 

¡Hay tanta vida en la muerte!

¡Y tanta muerte en la vida!

 

¿Dónde termina y comienza el delirio

primigenio de la muerte?

¿Dónde inicia y concluye el carnívoro

dolor de los vivos?

¿Dónde se abre y se cierra esta herida

que es la muerte y es también la vida?

 

Del aliento de la nada emerge el movimiento,

fuego que baila para ser devorado por la tiniebla.

 

En las entrañas de la pasiva muerte

nace la vida: trémula, espontánea;

y en el caótico frenesí de los vivos

reside la cruel certeza de la muerte.

 

La vida tan puntual y la muerte tan ambigua,

compañeras redondas en su mutua dependencia,

áspera es la vida y clara la muerte de manos frías.

 

Ahí donde se apaga la vida se enciende la muerte.

Ahí donde se yergue la vida se acuesta la muerte.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 10 julio, 2012 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: