Reinventar al ser humano en las llamas del Olimpo

Es sorprendente lo que el cuerpo humano puede lograr cuando hay entrenamiento de por medio. De ahí el interés que generan los Juegos Olímpicos cada cuatro años, una fiesta multicolor que nos ayuda a redimensionar el potencial de nuestra especie, redefinir nuestros límites.

Para mí, pocas imagenes tan emotivas como la del jamaicano Usain Bolt haciendo trizas el récord mundial de los 100 metros planos en Beijing 2008. Cuando me dijeron que Bolt había entrado caminando a la meta me pareció una exageración desmedida. ¿Cómo era posible que alguien rompiera un récord mundial así? Al ver la imagen por primera vez, no lo podía creer. Bolt llegó sobrado, festejando con antelación su contundente victoria con tiempo de 9.68 segundos. “Bolt es un monstruo”, decíamos maravillados al ver una y otra vez al ser humano más veloz que hubiera pisado el planeta Tierra desde los remotos orígenes de nuestra especie hace más de 200 mil años. Bolt redefinió así las posibilidades del ser humano.

Otra de las imágenes más increíbles del olimpismo se dio en Montreal 76, cuando una niña de apenas 14 años reinventó la perfección. La rumana Nadia Comăneci sorprendió al mundo entero al conseguir el primer 10 perfecto de la historia en una competición olímpica en las barras asimétricas. Las computadoras de aquel tiempo resultaron insuficientes para registrar su perfecta ejecución en el All Around. Los instrumentos de los jueces no estaban preparados para una calificación así. En aquella ocasión conquistó tres oros, una plata y un bronce, elevando al máximo cualquier parámetro dentro de su deporte al mismo tiempo que se convertía en un referente obligado al hablar sobre la perfección del cuerpo humano.

Ahí está también el Dream Team de Barcelona 92, integrado por una galaxia de estrellas bajo el mando de Michael Jordan. Ahí está el salto del siglo que pegó Bob Beamon en México 68 y la manera en que Dick Fosbury reinventó el salto de altura. Ahí está la ´locomotora´ Emil Zatopek con los músculos a punto de desgarrarse en Helsinki 1952. Ahí está el etiope Abebe Bikila rompiendo el récord mundial de maratón en Roma 60 con los pies desnudos. Ahí esta Michael Phelps con sus ocho oros en el cuello al salir de la alberca. Personas que a través de la disciplina y el entrenamiento han reconstruído al hombre. Cuentos fantásticos como sacados de la imaginación de Homero. Leyendas que forjaron su inmortalidad en las llamas del Olimpo. Postales que congelan el habla.

::.

Les dejo este link muy recomendable con otros momentos emblemáticos de los JOs, vía ESPN:

http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=1442590&s=oli&type=story

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 1 agosto, 2012 en Otros desvaríos, Videos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: