La milpa imposible

 

Tan largo el oprobio

y tan corta la memoria,

que al poco tiempo

se derrumba,

dejando sólo viejas postales,

roídos fragmentos del pasado,

la historia cercenada erige estatuas

a la podredumbre, la mezquindad

y la ignominia.

 

La fantasmal existencia

de los hombres resiste el exterminio,

la milpa imposible crece en

barrancos de anónima muerte,

mientras el desconsuelo

se estaciona en la montaña,

y no escampa, todo ruina,

todo rezos a la sordera de Dios,

inocencia perdida entre

las espinas del huizache.

 

El extravío de sus blancos ojos

vomita un dolor milenario

que se sucede un día tras otro,

lunas, siglos enteros inmolados por la angustia

que se reproduce sistemáticamente

en la ominosa ceguera,

el cinismo y la manipulación.

 

Orografía de signos que se rebelan,

el pino perfuma la tierra descalza

y barro de mole amarillo

mastica los cerros a fuego lento,

mujeres que amasan pan y lo reparten

para matar el hambre

que se riega como el cólera,

hambre carnívora que hiere el sueño

desde las entrañas.

 

Miran tristes las famélicas

mazorcas despuntando

a orillas de la parcela, esquivando

a la muerte como niños prematuros

arrancados del útero materno,

tanta pena bajo el cielo desbocado,

preludio sangriento que devolverá

la primavera a los campos.

 

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 17 febrero, 2013 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: