Acónito

 
Flor homicida, letal

como el beso púpura del acónito

secas la respiración entre pétalos

de seda, iracunda ricina,

ocultas tu ponzoña

en la lisura de tu voz

con que devoras

al incauto picaflor

que anhela como la muerte

un solo beso tuyo,

con tu saliva tóxica

y el farragoso acento

que adivina el sino triste

de tu amarga pulpa.

 

Picas como la ortiga

hieres como un carnívoro cuchillo

quemas como el tierno beso

de la aguamala,

y yo aquí, gravitando

en tu cuello

como un imbécil que no sabe

otra cosa sino respirar a través

de tu boca,

vulva floral,

jacaranda corrosiva que

despuebla la noche

escarbando suspiros

en cada páramo, cada ausencia,

cada esporádico vuelo

donde vuelca la añoranza.

 

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 28 marzo, 2013 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: