No cabe tanto verde en mis disminuidos pulmones

 

Despiertan los coyotes con el paso del alba

y se miran atentos hasta romper el aire,

morderse el cuello,

por el puro placer de hacerse daño

como los hombres y mujeres

que juegan al suicidio, la mutilación periódica

como pasatiempo predilecto,

la negación del otro como autodefensa

y viajar a la deriva

inmersos en el tibio dolor

de la certidumbre,

el dilema de arder en el sol

o congelarse en la más helada sombra.

 

Bastaron dos horas para vaciar el mundo

y llenarlo de otros verdes, otras ausencias

otras promesas.

 

¿Qué misterios supone la densa selva?

con su sinfonía de monos saraguato,

basta fijar la mirada un instante

para que la madera se vuelva movediza

y surja la vida en el tiempo estático,

nada quieto, nada calmo,

hay un carnaval florido palpitando

en el suelo bermejo,

llueve el confeti vegetal color ocre

ahí donde los árboles eclipsan al sol

y el viento despechado seduce a la floresta,

ahí donde gobierna el rocío de la mañana

y descienden las nubes soñando

con ser ríos encontrando su cauce.

 

La selva es un estómago en digestión

permanente, nada falta, nada sobra,

tantos pinceles llenaron de luz la tierra,

tantas vidas y muertes silenciosas para

dar forma a esta inmensidad arborescente

donde escurre el canto de la urraca y el zorzal.

 

Los hombres coronaron el monte

e inventaron el fuego

para acorralar la penumbra

y habitar el cielo estrellado en las

noches sin luna,

celebrar el silencio primigenio.

 

Ahora sólo quedan huellas

de aquella épica gesta

esqueletos de barro duermen los siglos

esperando el regreso del fuego

y la palabra, puertas que se abren

en la algarabía de parvadas melancólicas,

raíces dibujando el torrente sanguíneo

del subsuelo,

labrando el tiempo y la memoria

para tejer la monumental estatura

de la ceiba altanera, solitaria,

que rasguña el sol con los dedos

besando el aire transparente.

 

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 1 mayo, 2013 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: