Poemas de barro, mimbre y papel fotosensible

Hay poemas que son
como el centrífugo barro del alfarero,
cocinándose entre las brasas
para convertirse en piedra quebradiza
al pisar la pista de baile.

Hay poemas que se tejen lentamente,
como el mimbre, trenzando palabra por palabra,
verso por verso,
hasta completar el tapete donde
los pájaros de colores
habrán de despegar el vuelo
a la hora del sueño.

Y hay poemas tomados con una cámara Polaroid:
instantáneas que retratan para siempre
nuestra inmejorable imperfección.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 28 septiembre, 2013 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: