El cerebro indoloro

 

El cerebro no siente dolor. Y sin embargo, administra y procesa el dolor de todo el cuerpo mediante señales que van y vienen por el sistema nervioso.  Es inmune al dolor y al mismo tiempo lo reparte a todo el organismo. Supongo que siempre es así. Los dispensadores de la desgracia ajena suelen vivir impunes a las leyes del hombre. Las víboras son inmunes a su propio veneno. Pero nadie escapa a la rueda de la vida. Uno siempre recibe lo que da. Es lo que todos quisiéramos pensar.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 16 marzo, 2014 en Otros desvaríos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: