Estamos locos de remate, amigo Nietzsche

 

Amigo Nietzsche,
tú y yo estamos locos:
el hombre no pudo tanto.

De eso quieren convencernos.
Ahí está la historia como
elocuente testigo de la infamia.
Ahí están los falsos dioses
riéndose de la desgracia humana
desde sus finos templos de mármol.
Ahí está el hombre contra el hombre,
afilando sus cuchillos.

Estamos locos.

Creer que para ejercer
el amor verdadero
no hacen falta adjetivos,
es un disparate.

Estamos locos por creer que dentro
de cada ser humano habita un
Dios encarnado queriendo
incendiar la pista de baile.

Habrán de encerrarnos en un manicomio
o incitarnos al suicidio.

El hombre se devora a sí mismo
y nadie dice nada.
Tan contaminado está todo.

De las terribles consecuencias
de esta trágica farsa
habrá que culpar a la fatalidad
del destino,
pero nunca a la ambición inconmesurable
del hombre
y la utopía idiota de poseerlo todo.

Dicen que los dementes como nosotros
incitan a las malas conciencias,
como si la gente necesitara invitación
para degustar su delicioso plato de mierda.

Estamos locos de remate,
amigo Nietzsche.

Y el mundo tan cuerdo…

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 17 abril, 2014 en Poemas y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: