Vámonos de prisa

Vámonos de prisa,

que la vida es breve

y no perdona.

Yo no sé

ignorar al corazón

cuando palpita emocionado

como locomotora.

Aprendí con el tiempo

a soltar y dejarme ir,

como el viento

de la tarde

sobre el tejado.

Miro al sol acariciar

un cielo encendido

en tonos pastel.

Siento que el aire

me llena los pulmones.

En cada verso,

cada suspiro,

se desprende

un pedazo del alma que

lleva a su vez toda el alma mía.

Quiero sumergirme

en el delirio de vivir,

y navegar una panga

por el callado riachuelo

de mis adentros.

Estoy vivo, estoy despierto,

estoy soñoliento, estoy aquí,

estoy ahora, estoy contigo.

Hay que andar de prisa

la vida breve,

porque se va y no regresa.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 20 abril, 2014 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: