Los sonidos del mar

“Mujer, ojalá contigo se acabe el amor”.
Silvio Rodríguez

Hay canciones
para volarse el alma
y prenderse fuego
antes de
evaporarse en el aire.

En cualquier parte
abundan los males de amor.

Buscando la vida
te encontré
en un planeta remoto,
en tus ojos galácticos
de estrella lejana,
y me fui para siempre
desalando mis recuerdos
con el beso del vino
pintado en la boca.

Aconteció la noche
en el jardín de los sueños,
desenterrando laberintos
en el aciago vicio
de vivir
con el corazón entreabierto
y desnudo,
errático, moribundo.

Ojalá este amor se vaya
sin dejar sus huellas en la arena.

Salí a buscar mi destino
en las comisuras de tu boca
y solo encontré
la madrugada fresca
apretando el corazón
en cada rincón,
en la oquedad del tiempo
y el acento azul
del viento
que rozaba tu pelo.

Un escalofrío me recorrió
el alma,
y se me dilató la sangre.

Mi alegría está bañada
de añoranza.

Los sonidos del mar
son los sonidos del adiós.

Resuenan las olas
en la arritmia silenciosa
de mi pecho.

Hoy quiero cantarle
a la soledad
y su embrujo arborescente.

La noche se hizo espesa
al lado tuyo,
varado en el insomnio
que siguió
a tus labios paulatinos
que fueron cediendo.

Bastará un segundo de ti
para habitar la eternidad.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 25 abril, 2014 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: