De cuando la Piojomanía tomó por sorpresa al mundo

Nunca nadie en la historia del futbol había gesticulado tanto un gol como el Piojo Herrera. Quién hubiera podido predecir que aquel jugador temperamental de estrambótico peinado, que defendió los colores del Atlante y aquel mítico Toros Neza de mediados de los 90, le terminaría arrebatando los reflectores a Neymar y compañía en su propia casa. La Piojomanía se volvió global en menos de una semana.

La intensidad con la que vive cada partido desde el límite de su área técnica, batiendo las manos como torbellino o revolcándose con sus jugadores (literal), ha dejado absortos a los medios mundiales que incluso han calificado al estratega tricolor como “lo mejor del Mundial”. La impavidez del entrenador croata Niko Kovac solo sirvió para acentuar el contraste con el bullicioso entrenador mexicano. No en balde, su peculiar manera de festejar se ha convertido en una de las estampas más memorables del Mundial de Futbol Brasil 2014.

Populachero y carismático, Herrera es un auténtico volcán, como atinadamente lo definió la BBC. El nuevo antihéroe de la cultura popular mexicana, afirma El País. Un güero de barrio capaz de cautivar a todo una nación con su talento en el banquillo y su manera de desenvolverse frente a los micrófonos. El mismo que colecciona trajes Armani y Hermenegildo Zegna y prefiere jugar echado hacia adelante antes que especular con el empate. Su éxito ha sido tal, que incluso parece haber eclipsado el gran desempeño de sus jugadores durante el máximo torneo del balompié mundial. Las imágenes del Piojo inundan el internet y las redes sociales, lo mismo ataviado de supersayayín que desgarrándose las vestiduras arriba de un ring al estilo Hulk Hogan. Un mito viviente que va escribiendo su historia al chingadazo, como buen mexicano.

La euforia con la que vibra el estratega del Tri resulta casi una ficción en una época donde la alegría desbordada sobre el terreno de juego suele ser castigada con tarjeta amarilla. En un juego donde la efectividad pareciera ser más importante que sonreír, la sola presencia de Miguel Herrera en el banquillo de la Selección Mexicana representa un atentado contra la moral hipócrita con la que se manejan los señores feudales del futbol. Quizá de ahí provenga el inusitado frenesí que ha desencadenado este peculiar personaje. Su manera de festejar cada gol como si fuera el último, le ha recordado al mundo que además de un negocio, el futbol también puede ser algo divertido, apasionante.

Nadie sabe con exactitud cuánto tiempo durará la Piojomanía. Mucho dependerá de lo que México consiga frente a Holanda. En la vida como en el futbol, las predicciones resultan inútiles. Nadie puede saber lo qué pasará el próximo domingo. La única certeza es que el Piojo Herrera hará erupción, gane o pierda. Lo mismo puede acabar mentándole la madre al árbitro en un espectáculo bochornoso que dando vueltas de regocijo sobre el césped. Es impredecible. Habrá que estar preparados para disfrutar lo inesperado. De esas historias que sólo pueden contarse cada cuatro años en un Mundial de Futbol.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 24 junio, 2014 en Otros desvaríos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Es un tipo conquistador, entrañable. Acabo de descubrir que le tenía en cromo en la colección del Mundial ’94, con su mullet rubia y sus pintas impetuosas (qué coleccionaza aquella de estéticas patibularias y mitos inmortales). Ánimo a México en lo que queda de torneo, tiene un cuadro favorable y puede hacer cosas importantes. Aunque Robben es mucho Robben.

    Me gusta

    • Así es, salía en el álbum aunque de último minuto no lo llevaron al Mundial del 94. Siempre ha sido un técnico que le gusta hacer jugar ofensivamente a sus equipos y eso se agradece, además de que es un tipo sencillo. Eso sí, la aduana holandesa con Robben y Van Persie va a estar muy dura de roer.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: