Vas por ahí, dentro de un sueño que se bifurca…

Vas por ahí,
dentro de un sueño
que se bifurca y se abre
en un recodo del agua,
en la sed de tiempo
que acompasa la cálida
lluvia del verano,
memoria y desamor,
sordo silencio
que diambula
en el eco matutino
del último temblor:
palabras que no llegan
nunca a su destino.

El único refugio posible
para el pensamiento envenenado
es el sueño sin retorno,
la algarabía de la piedra
que platica con el viento,
para contarle despacito,
la historia
de un hombre y una mujer
meciéndose
en la inmensidad
del olvido,
en la amplitud de dos corazones
dispersos buscándose
con insistencia en medio
de la noche.

La luz cenital de la luna
alumbra tus pechos,
como un panteón
lleno de flores,
una velada fotografía
adherida a mi memoria.

Luego desapareces.

Y germina tu rostro
en la tibia soledad
de una canción líquida
que se filtra por los poros,
y se hunde en lo profundo
del alma,
en los derredores del tiempo
inmaculado.

Mi vocación es la
de encontrarte mirando
el mar a través de la ventana,
para recorrer tus
sueños elementales
a orillas del mundo,
una herida estacional,
tenue línea horizontal
donde se alarga y congela
el vuelo de las aves.

Háblame de ti,
para salir a buscarte
en la ambigüedad
del presente.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 5 agosto, 2014 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: