Archivos Mensuales: octubre 2014

La blanca muerte

 

La muerte blanca
y calavérica
yace en tus venas.

Ronda tu mirada,
pulcra, impía.

Se lava la cara
con jabón de lavanda
para enjuagarse los ojos
de nostalgias y averías.

Luego se duerme
mil años
en el arrullo del arroyo
de la vida,
arrastrando remembranzas
en el dulce verde
de sus aguas,
rozando piedras y raíces
afiladas por el tiempo.

Muerte blanca y luminosa,
hieres con el aire frío
destilado de tu boca
que me quita el sueño.

Quiero dormir para
siempre a tu lado
en esa clara oscuridad
bajo tierra
que es la muerte
y donde habremos
de volver desnudos
tras el último suspiro
y un último trago de vino.

::.

El mundo no existiría sin percepción y memoria

La percepción y la memoria crean el mundo. Esa es la conclusión a la que llega el neurocientífico mexicano Ranulfo Romo, tras pasar cerca de 40 años investigando los mecanismos perceptivos en el cerebro humano. En esta interesante entrevista con el divulgador de la ciencia, Eduardo Punset, el investigador sonorense explica la manera en que el conocimiento de los procesos perceptivos pueden abrir algunas puertas para comprender la enorme complejidad del ser humano. “La realidad está en el cerebro”, afirma Romo.

La magia visual de Escher

Revisando algunos videos que hablan sobre la teoría de la Gestalt, me topé con un par de cuadros de M.C. Escher, y se me hizo chévere postearlas por estos rumbos. Se llaman Lizard y Relativity.

 

Desaparecidos

Desaparecidos

Sombra de pájaro con máscara

Sombra de pájaro con máscara

Despertar

 

Despierta.
Se acabó el sueño.
El mundo no se vino abajo.
No llegó el terremoto.
Descubre el origen del ruido
que habita tu mente.
Primero la sed,
luego el agua dulce.
Despierta.

::.

Del bosón de Higgs a la Teoría de Cuerdas

Una de las explicaciones más sencillas y claras que he encontrado sobre el bosón de Higgs, uno de los descubrimientos más relevantes de la física contemporánea mediante la experimentación realizada en el Gran Colisionador de Hadrones, una obra monumental de la ingeniería, diseñada para entender cómo es que las partículas que conforman a los átomos poseen masa.

El segundo video, es un documental que explica detalladamente en qué consiste la Teoría de Cuerdas que pretende conectar la Teoría de la relatividad especial y los descubrimientos de la física cuántica, es decir, una explicación capaz de unificar los fenómenos disonantes que se manifiestan en el micro y macrocosmos. Un tema que pone a prueba los límites de la física experimental como posibilidad de conocimiento. Dos temas complejos explicados de manera muy didáctica.

El placer musical de surfear en la Muralla China

Dos videos con trasfondo surf. El primer video Beijing Surf, es un experimento visual de mis amigos Adampol Galindo y Dariela Romero en su travesía por Asia a la deriva, misma que pueden ir siguiendo a través de su página web: www.proximaparada.elojodepez.com/. La rola Ca Plane Pour Moi, interpretada por Nouvelle Vague, le va muy bien al vidio.

El segundo video es de la rola Let’s go surfing de la banda norteamericana The Drums. De esas canciones que siempre me han gustado y no sabía cómo se llamaba ni quién la tocaba.

El millonario negocio privado de la importación de gasolina en Pemex

Desde 1988, Pemex desvía multimillonarios recursos con operaciones similares al lavado de dinero a través de sus filiales privadas, entre las cuales destaca Grupo PMI, empresas manejadas de manera secreta por un reducido grupo dentro del gobierno federal, tal como revelan documentos oficiales obtenidos por Quadratin, los cuales evidencian un faltante de casi 3 mil millones de dólares en la comprobación de importaciones de combustible de 2000 a 2013. Y mientras el Consejo de Adminsitración de Pemex reconoce no contar con los estados financieros de sus filiales, la reforma energética crea un régimen de excepción que facilitará la corrupción y la discrecionalidad al interior del gobierno federal para favorecer a las empresas privadas que ordeñan a Pemex.

 

Manuel Hernández Borbolla

Desde hace 26 años, Pemex ha desviado miles de millones de pesos a través de sus filiales privadas, manejadas de manera secreta por un reducido grupo al interior del gobierno federal. Una práctica que el Congreso legalizó con la aprobación de la reforma energética, misma que crea un régimen de excepción para que los altos directivos de la paraestatal sigan utilizando recursos públicos en beneficio de intereses privados, tal como ocurre con el negocio privado de exportación de petróleo crudo y la importación de gasolina.

A través de sus filiales privadas, muchas de ellas constituidas bajo leyes extranjeras, Pemex se ha autoasignado contratos multimillonarios cuyas ganancias son transferidas a cuentas privadas en el extranjero mediante operaciones de triangulación de recursos similares a las utilizadas por el crimen organizado en el lavado de dinero.

Todo comenzó en 1988, cuando la entonces Secretaría de Programación y Presupuesto, encabezada por Pedro Aspe —quien meses después sería nombrado como Secretario de Hacienda y Crédito Público durante el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari— autorizó a Pemex invertir recursos públicos para la creación de Grupo PMI (Petróleos Mexicanos Internacional), un conjunto de empresas privadas encargadas de comercializar todas las exportaciones e importaciones de petróleo y sus derivados en el extranjero.

El gobierno justificó la creación de Grupo PMI con la necesidad que en aquel entonces tenía Pemex de contar con un “velo corporativo” que protegiera los bienes de la nación ante una posible sanción derivada de un litigio comercial en el extranjero, además de flexibilizar su margen de acción para aprovechar ventajas competitivas en los mercados internacionales.

De este modo, todas las exportaciones e importaciones de hidrocarburos que realiza México son operadas por empresas privadas manejadas de manera discrecional por los altos funcionarios de Pemex, sin que hasta el momento existan mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que garanticen que dichos recursos no sean utilizados para otros fines.

Así lo reconoce Fluvio Ruíz, exconsejero profesional de Pemex, quien considera que el manejo discrecional de las ganancias obtenidas por las filiales de Pemex a través de PMI generan “mucha suspicacia”, incluso entre los altos funcionarios de Pemex.

“Se requiere una nueva forma de tener control sobre estas filiales. Si bien ha habido mucha jurisprudencia y la Auditoría Superior de la Federación varias veces ha tratado tener un control más directo sobre PMI, como lo hace con Pemex y todas sus subsidiarias, es necesario que hacia la sociedad haya más transparencia”, asegura.

“Algo que sí hemos discutido al seno del Consejo, es que la creación de filiales escapaban al control del Consejo y había muchísimo de discrecionalidad en su creación, sobre todo en el caso de filiales de filiales”, reveló Ruíz en entrevista exclusiva con Quadratin cuando todavía era consejero profesional de Pemex.

Grupo PMI inició operaciones el 24 de marzo de 1988 con la creación de P.M.I. Holdings B.V. (PMI HBV), una empresa instrumental de capital privado constituida bajo las leyes de Holanda, misma que funciona como tesorería centralizada de los negocios privados que realiza Pemex a través de sus filiales.

Al ser consideradas empresas extranjeras que no están regidas por la Constitución Mexicana, el Estado mexicano no tiene facultades legales para tomar decisiones sobre aspectos fundamentales de la compañía, tales como el pago de dividendos, contratación de deuda, otorgamiento de préstamos a otras empresas del Grupo PMI o la realización de inversiones en el capital social de otras empresas extranjeras. De este modo, los altos mandos de Pemex y el gobierno federal crearon una estructura empresarial que opera con una contabilidad paralela y cuya función es “velar por intereses privados” a pesar de manejar recursos públicos.

Esto significa que “dada la personalidad jurídica de esta empresa instrumental, el papel fundamental de los integrantes de su órgano de gobierno sería velar precisamente por los intereses de la misma, y no así por la de terceros, como podría ser el mismo Pemex”, según advierte la Auditoría Superior de la Federación en su reporte 10‐1‐18T4I‐02‐0740 sobre las inversiones de la paraestatal en empresas filiales.

Fue así que Pemex creó un laberinto financiero y legal argumentando que las empresas instrumentales de PMI “no podrían tener el carácter de paraestatales, debido a que no desarrollarían actividades primarias ni estratégicas para el Estado mexicano”. Un argumento que contradice a lo establecido en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo y la Ley de Petróleos Mexicanos vigentes, en las cuales se define a “la industria petrolera” como una actividad de carácter estratégico, lo cual incluye “la distribución y las ventas” de petróleo y sus derivados.

Sin embargo, para los directivos de Pemex esto no constituye una ilegalidad. “PMI tiene un régimen de contrataciones propio, es una filial que le reporta a Pemex y ellos también se tienen que regir bajo leyes de adquisiciones, hacer informes y rendir cuentas. En ese esquema de mecanismos de contratación, de hecho, muchas veces compiten con nuestros propios proveedores para ofrecernos mejores condiciones”, explica en entrevista el director corporativo de finanzas de Pemex, Mario Alberto Beauregard Álvarez, quien rechaza que las filiales de Pemex operen de manera ilegal.

“Claro que es legal, porque es una filial, lo puede hacer sin ningún problema; de lo contrario, ya nos hubieran observado ese tipo de operaciones”,señaló a pegunta expresa de Quadratin.

La Auditoría Superior de la Federación opina lo contrario. El organismo sostiene que la legislación mexicana, previo a la reforma energética, “no establece un régimen de excepción para empresas de participación estatal mayoritaria directa e indirecta en el capital social”, por lo que los ingresos que obtiene Pemex por medio de las empresas filiales deberían reflejarse en la cuenta pública que la paraestatal entrega a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Pemex interpreta que la legislación lo faculta a crear empresas privadas, cuando su objeto no sea prioritario ni estratégico. Cabe señalar que los recursos que administran las empresas del Grupo PMI, son considerados como no públicos, por lo que no están sujetos a la legislación mexicana que regula, entre otras, la programación, formulación de presupuestos, control, financiamiento, evaluación, aprobación, planeación, ejercicio, mantenimiento, arrendamiento, responsabilidades, transparencia y rendición de cuentas de los ingresos y egresos públicos federales”, precisa la ASF en su más reciente informe.

Tan solo en 2012, las 13 empresas privadas que integran a Grupo PMI generaron utilidades por 12,716 millones 318.4 mil pesos. Para finales de ese mismo año, el Grupo PMI obtuvo ganancias acumuladas por un total de 59,967 millones 210.7 mil pesos, mismos que no son considerados recursos públicos al no ser reportados como parte de la cuenta pública.

“Pemex no rinde cuentas al Poder Legislativo de las empresas filiales que han generado utilidades y cuya política ha sido de no decretar dividendos en favor de Pemex”, de acuerdo con un informe de la ASF sobre la cuenta pública de 2007.

En 2013, Pemex contaba con 51 filiales privadas, de las cuales al menos 13 pertenecían a Grupo PMI. Sin embargo, muchas de las filiales de reciente creación han dejado de ser utilizadas únicamente como vehículos financieros para convertirse en operadoras privadas a las cuales Pemex otorga contratos millonarios en una privatización silenciosa que se ha incrementado de manera constante en la última década.

“Las filiales de más reciente creación tienen que ver más con cuestiones operativas que con las condiciones financieras de Pemex, algo que tenemos que revisar”, explica Fluvio Ruíz, quien citó las irregularidades en el gaseoducto Los Ramones como un caso paradigmático de cómo la autoasignación de contratos de Pemex a sus filiales ha sido utilizado como un mecanismo del gobierno federal para favorecer a empresas privadas. Así ocurre con la filial TAG Pipelines, una compañía creada específicamente para que particulares fueran beneficiados en un evidente caso de corrupción, de la cual Pemex posee indirectamente la mitad de las acciones mientras la otra mitad pertenece a la empresa privada Ienova.

“El problema es que no solamente se abren los sectores sino que se maniatan a los organismos públicos que participan en sectores abiertos, en lugar de fortalecerlos y buscar regulaciones adecuadas que le permitan enfrentar a la competencia, ser mejores. Ese es el gran riesgo, y en el caso de la refinación es un ejemplo patético”, señala Ruíz.

Algo que ocurre todos los días con el negocio privado de la importación de gasolinas, manejado de manera opaca por altos funcionarios de Pemex desde hace dos décadas durante las administraciones del PRI y el PAN.

::.

Compra de gasolinas en Pemex, sin facturación

Mientras la demanda de gasolinas en México ha crecido de manera sostenida y las refinerías han sido abandonadas por el gobierno, documentos obtenidos por Quadratin confirman diversas irregularidades en la importación de combustibles, ya que existen compras en Pemex Refinación por casi 3 mil millones de dólares que no cuentan con facturas que las respalden, además que el Consejo de Adminsitración de Pemex reconoce no conocer los estados financieros de sus filiales privadas.

En las últimas dos décadas, las refinerías de Pemex disminuyeron su producción al mismo tiempo que el aumento en la demanda y las importaciones de gasolina dieron beneficios multimillonarios a los intermediarios privados de Pemex.

De 1992 a 2012, la producción del Sistema Nacional de Refinación disminuyó 5.18% al pasar de 1 millón 264,703 de barriles diarios a 1 millón 199,260 de barriles, de acuerdo datos de Pemex Refinación obtenidos a través de una solicitud de información.

Prácticamente en el mismo periodo de tiempo, la “demanda de gasolinas se incrementó en 65.9%, lo que ocasionó un aumento de las importaciones de 353.9%” de 1992 a 2011, según la ASF.

Informes internos de Pemex revelan que entre 2011 y 2012 el Sistema Nacional de Refinación trabajó entre el 64% y 67% de su capacidad instalada, sin haber realizado los estudios necesarios para solucionar los problemas técnicos que han contribuido a elevar el precio de los combustibles.

“Cabe señalar que no se han realizado los estudios necesarios para abatir los costos de producción, que se incrementan principalmente por la baja producción, paros forzados de las refinerías por altos inventarios de productos intermedios y tomas clandestinas”, según el informe de la ASF de la cuenta pública de 2011.

Y mientras las refinerías han sido abandonadas por el gobierno mexicano, las empresas comercializadoras del Grupo PMI encargadas de realizar todas las exportaciones e importaciones de petróleo y sus derivados han obtenido cuantiosas ganancias al fungir como intermediarios en toda la cadena productiva de la gasolina.

Esto debido a que Grupo PMI obtiene ganancias privadas durante la exportación del petróleo crudo, el proceso de refinación realizado en Estados Unidos y la importación de los derivados. Un negocio redondo realizado de manera opaca.

El 24 de mayo de 1989, el gobierno creó la empresa PMI Comercio Internacional con el fin de comercializar el petróleo crudo que vende Pemex Exploración Producción en el mercado internacional. Desde entonces, PMI cobra una comisión de 3 centavos de dólar por barril vendido en el extranjero, cifra que de 1995 a 2013 representó más de 325 millones de dólares, de acuerdo con el número de barriles de petróleo crudo exportados por Pemex.

Sin embargo, estas no son las únicas ganancias obtenidas por PMI Comercio Internacional, ya que la empresa también obtiene utilidades al regular el diferencial que existe entre el precio del petróleo que compra a Pemex y el precio al que revende dicho petróleo en el extranjero. Tan solo en 2012, PMI Comercio Internacional obtuvo ganancias por 269 millones 725 mil pesos, “resultado del diferencial pagado a Pemex por la compra de petróleo y la venta a compañías extranjeras”, según el último reporte de la ASF.

Del petróleo comercializado al extranjero, PMI Comercio Internacional vende una parte considerable a otra empresa privada de Pemex, PMI Norteamérica (PMI NASA), la cual se encarga de refinar petróleo crudo en el extranjero, mediante un contrato de coinversión con la trasnacional Shell para operar de manera conjunta la refinería Deer Park Refining Limited Partnership, ubicada en Houston, Texas, Estados Unidos.

Información obtenida por Quadratin mediante diferentes solicitudes de información, señala que de 2000 a 2012, PMI NASA obtuvo ganancias por más de 1,874 millones de dólares provenientes de Deer Park, siendo el 2006 el año más lucrativo para la empresa encargada de controlar la refinería privada de Pemex, al obtener 520 millones de dólares, justo cuando la elección presidencial en México se decidió por menos de un punto porcentual.

De 2002 a 2012, México importó 143 millones 700,500 barriles de petróleo refinado proveniente de Deer Park, de acuerdo con una solicitud de información realizada por Quadratin a PMI Comercio Internacional, organismo que se niega a revelar el valor económico de dichas importaciones al clasificar los datos como “información reservada”.

Una vez que el petróleo crudo es convertido en gasolina, Pemex vuelve a utilizar los servicios de otra de sus filiales privadas para realizar todas las importaciones de combustibles y petroquímicos a través de la empresa PMI Trading Limited, constituida el 24 de julio de 1991 bajo las leyes de la República de Irlanda.

Solo en 2012, PMI Trading Limited obtuvo ganancias por 8,349 millones de pesos como intermediario al comprar productos procesados en el extranjero para luego revendérselos a Pemex a un precio mayor. Un negocio muy lucrativo para las filiales privadas y las compañías extranjeras, pero poco redituable para Pemex, según reportes oficiales.

“Los precios de las gasolinas negociados por Pemex Refinación en esos mercados le han sido desfavorables en virtud de que comparativamente con los precios internacionales de la mezcla mexicana de exportación, significan un elevado margen para las empresas que le venden la gasolina a la paraestatal”, según detalla el Análisis del Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2009, realizado por la Cámara de Diputados.

Cifras del Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto indican que mientras en 2003 el volumen de las importaciones de petrolíferos, gas y petroquímicos representó el 12.8% como proporción de su producción, la cifra se disparó a 41.9% en lo que va de 2014, alcanzando su punto más alto en 2011, cuando prácticamente se importó la mitad de todos los derivados del petróleo (49.2%).

Aún cuando la inversión pública en Pemex pasó de 68,589.5 millones de dólares en 2000 a 328,571.8 millones de dólares en 2013, el saldo de la balanza comercial de Pemex pasó de 11,294.5 millones de dólares a 20,263.4 millones de dólares en el mismo periodo. Esto significa que mientras la inversión pública en Pemex creció 379%, los ingresos de la balanza comercial de Pemex apenas crecieron 79% en el mismo periodo. Y a pesar del aumento exponencial en la inversión, el PIB de la actividad y producción petrolera presenta una caída constante de 14.51% entre 2005 a 2012, según los datos más recientes del gobierno federal. Un buen negocio privado y un pésimo negocio para la paraestatal.

Mientras en 1999 cada barril de gasolina importado por Pemex costaba 10 dólares más por cada barril de crudo exportado, el déficit comercial por cada barril de gasolina importado en 2012 prácticamente se triplicó al pasar a 29.57 dólares, de acuerdo con las últimas cifras publicadas en el Anuario Estadístico de Pemex 2013.

Aunque Pemex representa el mayor cliente de PMI Trading Limited, no es el único, ya que también comercializa en el extranjero un porcentaje del petróleo refinado por PMI NASA en Deer Park.

“Cabe mencionar que no todas las compras de gasolina realizadas por PMI Trading correspondieron a los mismos productos, montos y volúmenes importados por Pemex Refinación, toda vez que una parte fue comercializada por PMI Trading con terceros, en los diversos mercados en los que opera”, señala un reporte de la ASF sobre importación de gasolinas en la cuenta pública de 2007.

Este manejo discrecional de los precios de petróleo ya ha sido acreedor de sanciones por parte de la Secretaría de la Función Pública tras haber detectado casos de corrupción en los que cuatro empleados de PMI Comercio Internacional vendieron gasolina a un precio por debajo de lo normal a clientes en el extranjero, ocasionando pérdidas por 24.3 millones de dólares a la nación, hecho que incluso provocó la destitución de la entonces directora de PMI Comercio Internacional, María del Rocío Cárdenas Zubieta.

Sin embargo, resulta difícil establecer el tamaño del negocio que representa la importación de petrolíferos para las filiales privadas de Pemex, debido a que las cifras no cuadran.

De acuerdo con una relación de todas las facturas con las que Pemex Refinación acredita sus importaciones de petrolíferos de 2000 a 2013, obtenida por Quadratin a través de una solicitud de información, la subsidiaria afirma contar con documentos que respaldan compras por 168,119 millones 987,563 de dólares, cifra que difiere de los 171,078 millones 762,000 de dólares de petrolíferos importados que reporta la Secretaría de Energía a través del Sistema de Información Energética.

Esto significa que existen compras por 2,958 millones 774,436.09 dólares que no cuentan con facturas que las respalden. ¿Dónde quedó ese dinero? Es una pregunta que los datos publicados por Pemex son incapaces de responder. 

Es así que las tres empresas comercializadoras de Grupo PMI han convertido la importación de hidrocarburos en un negocio privado administrado por altos funcionarios de Pemex con la protección del gobierno federal en turno.

Pero no solo eso, ya que tan solo de 2004 a 2014, Pemex desvió al menos 21 mil 458 millones de pesos a sus empresas privadas mediante contratos multimillonarios otorgados a filiales pertenecientes a Grupo PMI, principalmente a PMI Trading Limited y PMI NASA, para el transporte de hidrocarburos y arrendamiento financiero de buquetanques, de acuerdo con registros disponibles en el Portal de Obligaciones y Transparencia. Eso sin contar los casi 57 millones de dólares que Pemex deberá pagar a PMI NASA hasta 2022 por los intereses generados en el arrendamiento financiero de seis buquetanques. Un caso concreto de cómo las ganancias generadas en Deer Park han servido para que las filiales privadas de Pemex inviertan en otros negocios particulares tras ser beneficiadas con adjudicaciones directas y contratos autoasignados por Pemex de manera poco transparente.

“No es aceptable es que estas compras se hagan a través de licitaciones simuladas. Se está mandando una señal a los mercados de que existe una licitación cuando realmente los resultados están predeterminados a favor de PMI. Yo no estoy criticando los negocios de PMI, lo que me preocupa son las formas”, afirma David Shields, consultor y experto en temas de energía, quien fungió como testigo social de Pemex en el proceso de licitación de los buquetanques.

Aunque Shields considera positivos algunos aspectos de la reforma energética aprobada en julio pasado, califica de “preocupante” la discrecionalidad que existe al interior del Consejo de Administración de Pemex.

“Está bien que el Consejo de Adminsitración de Pemex tenga nuevas facultades, pero lo importante es que sea más transparente en todo lo que haga, porque si algún organismo no ha sido transparente en los últimos años ha sido el Consejo de Administración. Ahí se toman decisiones y no se divulgan a la opinión pública”, señala.

“No sabemos qué hacen. La información que colocan en internet está muy incompleta. Yo creo que el Consejo de Administración de Pemex es el punto neurálgico de la opacidad en Pemex”, agrega Shields en entrevista con Quadratin.

Las empresas de Grupo PMI ni siquiera rinden cuentas al Consejo de Administración de Pemex, de acuerdo con una respuesta de Pemex a una solicitud de información realizada por Quadratin, en la que la paraestatal afirma que “las empresas de Grupo PMI han presentado cero estados financieros ante el Consejo de Administración de Pemex”. Esto, a pesar de que la legislación vigente, antes y después de la aprobación de la reforma energética, establece que el Consejo de Adminsitración de Pemex es el máximo organismo encargado de supervisar las operaciones realizadas por Pemex. 

Sin embargo, los informes de auditoría realizados a las empresas de Grupo PMI no permiten conocer puntualmente el destino del dinero obtenido por estas filiales privadas a lo largo de dos décadas, ya que cada empresa transfiere un porcentaje importante de sus ganancias a una tesorería paralela centralizada administrada por PMI HBV, organismo que realiza diversas operaciones financieras cuyas ganancias no forman parte de la contabilidad oficial de Pemex. De ahí que las auditorías no expliquen detalladamente muchos de los gastos reportados por las empresas de PMI, lo que constituye un gran agujero negro en las finanzas de Pemex.

“Todas la revisión de PMI y sus filiales fueron calificadas por la ASF como ilegales, están fuera de toda normatividad. No se apegaron a las leyes que rigen a las entidades paraestatales y los recursos que logró Pemex a través de esas filiales no entraron a la tesorería de la federación, son cosas muy graves”, cuestiona Dolores Padierna, vicecoordinadora de la bancada del PRD en el Senado, en entrevista con Quadratin.

“Todo este proceso es para legalizar todo este ciclo de filiales, cada vez crean más instrumentos, pero todo eso es ilegal y ahora quieren legalizarlo”, agrega Padierna.

De acuerdo con la ASF, “todas las empresas de Grupo PMI depositaron dinero en la cuenta de PMI HBV, que funciona como tesorería centralizada. El 95.3% del total de efectivo invertido en la tesorería centralizada correspondió a los depósitos realizados por las compañías comercializadoras PMI NASA y PMI Trading”, según datos de la cuenta pública 2010.

“La administración de esos recursos permitió a esas empresas tener excesos de efectivo por 22,598 millones de pesos en el mes de diciembre de 2010 y mantenerlos invertidos en el extranjero, al crear una tesorería centralizada paralela en el extranjero a la de Pemex, administrada por P.M.I. Holdings B.V., una de las compañías tenedoras del Grupo PMI, la cual firmó un contrato de inversión con la institución financiera JPMorgan Chase Bank, N.A., posibilitando a P.M.I. Holdings B.V., invertir los excesos de efectivo diarios aportados por las compañías participantes del Grupo PMI, así como tener la disponibilidad de invertir en nuevos negocios, con independencia de presupuesto autorizado a Pemex”, agrega el informe.

De este modo, las ganancias de las filiales privadas de Pemex son utilizadas para realizar inversiones en el extranjero y diversos paraísos fiscales, donde el destino de las ganancias queda al manejo discrecional de los altos funcionarios de Pemex, tal como ocurrió con la compra y venta de acciones de Repsol realizadas en 2011, calificada como un “mal negocio” según declaraciones de funcionarios de la actual administración federal. Un mal negocio por el cual, Pemex pagó 943 millones de pesos solo por concepto de intereses a instituciones financieras como HSBC, Credit Agricole y NATIXIS en 2012.

Esto, aún cuando Pemex invirtió 1,600 millones de dólares en la adquisición de acciones sin tomar en cuenta el Consejo de Administración de Pemex, situación que fue criticada por los entonces consejeros profesionales Héctor Moreira Rodríguez y Rogelio Gasca Neri, tras considerar que el manejo discrecional de recursos públicos a través de las filiales abre la puerta para actos de corrupción.

De acuerdo con los “Lineamientos para la aprobación de las transacciones estratégicas en Petróleos Méxicanos, Organismos Subsidiarios y Empresas Participantes”, aprobados en la sesión 839 ordinaria del Consejo de Administración de Pemex, los altos directivos de la paraestatal fueron facultados para realizar “transacciones estratégicas” sin necesidad de consultar al órgano rector de la empresa.

“La definición de ’transacciones estratégicas’ que se presenta en los lineamientos es sumamente ambigua y se puede prestar a diversas interpretaciones, que pudieran ser confusas en el futuro. Además, los lineamientos no consideran dentro de los requerimientos para las ’transacciones estratégicas’ que deba haber una justificación de la transacción. Con ello, abren espacio a la opacidad, la discrecionalidad y la falta de rendición de cuentas”, según precisa Gasca Neri en su voto razonado, tras rechazar los ajustes internos realizados en Pemex en febrero de 2012.

Solo en un año, el manejo de la tesorería paralela de Pemex generó ganancias a PMI HBV por 105 millones 166 mil pesos tras realizar diversas operaciones financieras en el extranjero, según los estados financieros de PMI en 2011 consultados por la ASF.

“Las empresas del denominado Grupo PMI, en las que Pemex es propietaria directa o indirectamente de las mismas, no rinden cuentas, independientemente de la rentabilidad de sus inversiones, por no tener una política corporativa para el decreto y cobro de dividendos de sus empresas filiales que participan en la operación de sus empresas filiales”, según otro informe de la Auditoría de 2007.

Mientras el manejo opaco de los recursos públicos ha servido para beneficiar intereses privados involucrados en la importación de combustibles, el precio de la gasolina Magna se incrementó 553% de 1995 a 2014, mientras la gasolina Premium aumentó su costo 348% de 1996 a 2014, según cifras de Pemex.

::.

La legalización del crimen, el reparto del negocio

Con la aprobación de la reforma energética, los integrantes del Consjeo de Adminsitración de Pemex dejarán de ser considerados funcionarios públicos, ya que “no estarán sujetos al régimen de responsabilidades establecido en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos o en cualquier otro ordenamiento o disposición aplicable en general a los servidores públicos de carácter federal”. Esto, además de que “la acción para exigir la responsabilidad a que se refiere este artículo prescribirá en cinco años contados a partir del día en que hubiere tenido lugar el acto”, con lo cual, los altos funcionarios de Pemex gozarán de impunidad una vez que los posibles delitos caduquen cinco años después de haberse cometido, según cosnta en los artículos 30 y 31 de la Ley de Petróleos Mexicanos.

El pasado 7 de octubre, el nuevo Consejo de Adminsitración de Pemex inició sesiones tras las modificaciones legales de la reforma energética. De este modo, el organismo quedó integrado por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray; tres consejeros nombrados por el Ejecutivo federal (el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud; de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal y la subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Eenergía, María de Lourdes Melgar). El organismo fue completado con cinco consejeros independientes propuestos por el presidente de la República: Alberto Tiburcio Celorio (quien fuera presidente de la consultora Ernest & Young hasta 2013); Octavio Francisco Pastrana (exdirectivo de British Petroleum); Jorge Borja Navarrete (exdirectivo de ICA); Jaime Lomelín Guillén (exdirector de Industrias Peñoles) y Carlos Elizondo Mayer-Serra (ex director del CIDE e impulsor de la reforma energética).

La bancada del PRD en el Senado cuestionó los perfiles de los consejeros independientes al considerar que “una vez más, el PRI y el PAN se reparten la mayor riqueza país”. Esto luego de que durante las negociaciones de la reforma energética, el PAN cedió ante el PRI en el primero de sus siete puntos “irreductibles” al permitir que el Ejecutivo nombrara a los consejeros de Pemex, los cuales contarán con mayores facultades en el manejo de la paraestatal, incluyendo la operación de las empresas filiales.

Diez días después de ser promulgada la reforma energética el 11 de agosto pasado, el director de Pemex, Emilio Lozoya, anunció la creación de tres nuevas filiales de la petrolera: una de perforación que prestará servicios a los nuevos actores de la industria; otra de logística y transporte; y una para la cogeneración de energía eléctrica para colocar excedentes en el mercado nacional.

De acuerdo con la Ley de Hidrocarburos, “a partir del 1 de enero de 2015 y, como máximo, hasta el 31 de diciembre de 2017 la regulación sobre precios máximos al público de gasolinas y diésel será establecida por el Ejecutivo federal”. Asimismo, a partir del 1 de enero de 2017, o antes si las condiciones de mercado lo permiten, “los permisos para la importación de gasolinas y diésel podrán otorgarse a cualquier interesado que cumpla con las disposiciones jurídicas aplicables”, lo cual no impide que las subsidiarias y filiales de Pemex “puedan celebrar contratos de suministro bajo las nuevas condiciones de mercado”. Esto abre la puerta para que las operaciones ilegales realizadas por PMI durante dos décadas sean legalizadas y administradas de manera discrecional por el gobierno federal. De este modo, la reforma energética permite que las empresas privadas de Pemex puedan tener una participación considerable en el negocio de las gasolinas a través de sus filiales privadas que no rinden cuentas.

El gobierno federal estima que las importaciones de gasolinas mostrarán un crecimiento promedio anual de 4.1%, con lo cual se espera que en 2019 México importe el 53.3% de los petrolíferos que utiliza actualmente, de acuerdo con el documento Prospectiva de Petróleo y Petrolíferos 2013-2027,realizado por al administración de Enrique Peña Nieto previo a la reforma energética.

Aunque el gobierno federal preveía mitigar el impacto de las importaciones de combustibles con la construcción de la Refinería Bicentenario de Tula, anunciada durante el sexenio de Felipe Calderón y cancelada de manera definitiva el 4 de octubre pasado tras la aprobación de la reforma energética, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, señaló que la política de la actual administración federal será la de ya no construir nuevas refinerías, sino “modernizar” las que se tienen.

“No es una ocurrencia. La estrategia del plan de negocios es que lo que más conviene al país y a Pemex es modernizar las refinerías existentes”, puntualizó.

En el marco del foro World National Companies Oil Congress Americas, celebrada en septiembre pasado en la ciudad de Cancún, expertos del sector energético señalaron que la importación de combustibles aumentará de manera significativa debido a un crecimiento sostenido en la demanda y el estancamiento en la capacidad de producción de las refinerías.

Información del Departamento de Energía de Estados Unidos señala que las exportaciones estadounidenses de productos derivados del petróleo a México han aumentado 152% en la última década.

De este modo, la reforma energética contribuirá a que México importe un monto mayor de gasolinas en las próximas décadas en un lucrativo negocio que beneficiará a particulares y las filiales privadas de Pemex manejadas en total opacidad por los altos mandos del gobierno federal. ::.

::.

El texto original de éste artículo fue publicado por Agencia Quadratín en la siguiente dirección:

http://mexico.quadratin.com.mx/El-millonario-negocio-privado-de-la-importacion-de-gasolina-en-Pemex%C2%A0/

http://mexico.quadratin.com.mx/Compra-de-gasolinas-en-PEMEX-sin-facturacion/

http://mexico.quadratin.com.mx/De-2004-2014-Pemex-desvio-mas-de-21-mil-mdp-empresas-privadas-Ifai/

Momias, mimos, quijoterías y otras postales cervantinas

42 Festival Internacional Cervantino-135

Siempre había querido ir al Festival Internacional Cervantino pero nunca había podido. Ahora que después de muchos años tengo al oportunidad de dedicarme de lleno al estudio, aproveché el fin de semana para darme una escapada y echar un vistazo. Aquí el registro fotográfico del breve pero significativo paseo en el cual tuve oportunidad de conocer gente chévere e incitar a la terca imaginación con tanta actividades culturales y arte derramado en cada esquina de la ciudad de Guanajuato. Aquí algunas postales sobre momias, mimos shakespirianos, calaveras paseando perros, sepulcro de una patria dolorida y otras historias emanadas de una ciudad donde la triste figura del Quijote es evocada con singular alegría en diferentes expresiones de la cultura local. Desde la compañía teatral Ñaca Ñaca, hasta el Voalá Project o el trío de jazzistas proveniente de Nueva Orleans conformado por Nathan Rivera, Jimbino Vegan y Karl Kummerle, entre otros espectáculos peculiares. Todo un deleite etílico-espiritual.

42 Festival Internacional Cervantino-6 42 Festival Internacional Cervantino-53

42 Festival Internacional Cervantino-97

42 Festival Internacional Cervantino-64

 

Para ver la galería completa dale click al siguiente link:

https://www.flickr.com/photos/manuelhborbolla/sets/72157646434446314/

El país convertido en fosa común

México está caliente. La violencia sigue creciendo de manera sostenida y adoptando nuevos matices. El asesinato y desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, a manos de la policía municipal de Iguala, ha sacudido al país. Los ríos de sangre que el gobierno mexicano pretende silenciar con ayuda de los medios de comunicación se ha vuelto inmanejable. El torrente sangriento ha derribado el cerco mediático. La cantidad de cadáveres apilados en múltiples fosas encontradas a lo largo y ancho del país han evidenciado ante los ojos del mundo a una nación desgarrada por la violencia con la que opera el narco-Estado mexicano. Un estado represor que utiliza la fuerza pública para asesinar estudiantes, luchadores sociales y disidentes de un régimen manejado por una élite político-empresarial que se ha empeñado en destruir el pacto social en aras de su desmesurada ambición.

“La policía en todos lados, la justicia en ningún lugar”, rezaba una manta presente en la protesta multitudinaria del pasado 8 de octubre en el Distrito Federal por la matanza de los normalistas de Ayotzinapa. La frase retrata a la perfección el momento que se vive en las calles. El país arde. Ya no es solo Michoacán, Tamaulipas, Veracruz, el Estado de México o Guerrero. Las secuelas de la guerra declarada del Estado mexicano contra la ciudadanía han provocado un cambio gradual en la espiral de violencia. Grupos guerrilleros como el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) convocó a formar una brigada para cazar a los asesinos de los estudiantes, quienes fueron “cazados como perros”, según el testimonio de algunos sobrevivientes de la absurda matanza.  Ya no se trata de simples enfrentamientos entre cárteles de la droga disputándose el territorio nacional con la complicidad de los gobernantes de los tres niveles, como ocurrió durante la guerra idiota iniciada por el expresidente Felipe Calderón. La violencia de los últimos meses tiene un matiz diferente en el que la persecución contra los grupos disidentes al actual régimen van en aumento. El narco-Estado trata de mantener el control del país a través de la violencia a costa de su propia legitimidad. Y eso implica una mayor coerción. El círculo vicioso se reproduce cada vez con mayor fuerza. La desconfianza en las instituciones es directamente proporcional al aumento de la violencia promovida desde los aparatos de gobierno empeñados en aprobar reformas estructurales diseñadas para beneficiar a las élites de siempre pese a contar con un evidente rechazo popular.

La intensidad de las protestas sube de tono mientras el Estado se desfonda. Los estudiantes, maestros, campesinos y trabajadores no son ya los únicos inconformes con los intereses perversos que manejan el destino del país desde las sombras. Grupos conservadores que tradicionalmente han colaborado con el régimen, como los militares, la Iglesia y los empresarios empiezan a hacer cada vez más evidente su descontento. La bola de nieve crece. Las posturas se poralizan. El terreno para una guerra civil es fértil. La posibilidad de diálogo es nula. La vía institucional ha demostrado ser inútil hasta el cansancio. Los administradores del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial han utilizado los aparatos del Estado para institucionalizar el abuso. Los inverosímiles niveles de impunidad 99%, reconocidos por el propio gobierno de Enrique Peña Nieto, hablan de la magnitud de la crisis. El Estado fallido a la mexicana es una verdad incuestionable. Y si el Estado no cumple con su parte del contrato social, no hay razón alguna que siga existiendo. El vacío de poder intentará llenarse de algún modo. La disputa entre los grupos desencadenará una guerra civil. La mesa está puesta para que esto ocurra en cualquier momento, ante la ceguera cómplice de los medios de comunicación y una clase intelectual cortesana, diseñada para mantener intactos los privilegios imperiales de las élites.

Los brotes de violencia e inconformidad diseminados a lo largo y ancho del país no son ya focos rojos, sino advertencias concretas de que una guerra en busca de justicia se cocina en las entrañas de este México desgarrado. El baño de sangre es inevitable, tristemente, dolorosamente. El abuso insaciable de las mediocres élites que controlan los hilos del país no puede durar eternamente, como ingenuamente creen los señores de la ignominia. Los frívolos delirios de grandeza de la clase política a costa del sufrimiento de millones no puede prolongarse indefinidamente sin que existan repercusiones en las calles. Basta revisar la historia del hombre para confirmar la hipótesis. Y el problema es que la explosión furiosa de las masas no suele ser racional.

En tiempos de oscuridad como los actuales, construir la esperanza es el más sublime acto revolucionario. La noche de la ignominia no es eterna. Tarde o temprano saldrá el sol. Y los cadáveres de inocentes arrojados sobre fosas comunes serán la semilla que habrá de convertir la muerte en vida, el odio en amor.

::.

El crimen de convertir a Dios en queso: Ginzburg y la microhistoria

Resulta impresionante la manera en que la vida de un hombre puede describir con tal fidelidad un determinado momento histórico. Esto es precisamente lo que ocurre con el relato biográfico del molinero italiano del siglo XVI, Domenico Scandella, mejor conocido como Menocchio, quien fuera procesado y condenado a la hoguera por la Inquisición.

La fascinante recreación del proceso contra Menocchio, realizada por el historiador Carlo Ginzburg en su libro El queso y los gusanos a partir de fuentes documentales, deja entrever el enorme poder de la Iglesia Católica en una época donde los herejes podían ser quemados vivos por contradecir y mofarse de la ideología religiosa impuesta con tortura, sangre y muerte.

A diferencia de Weber, Ginzburg reconstruye la historia a partir de un caso específico que explora a profundidad para luego contrastarlo con tipos-ideales con el fin de realizar la reconstrucción histórica de la Italia del siglo XVI. Por el contrario, trata de profundizar en los más mínimos detalles que pudieron haber influido en el carácter hereje de Menocchio para plasmar la inquietud que varios hombres mostraban hacia las crueles instituciones eclesiásticas de una época marcada por la reforma protestante y las ideas que fueron construyendo el pensamiento ilustrado que desembocaría en lo que Eric Hobsbawm denominaría “las revoluciones burguesas”.

La particular cosmovisión de Menocchio, donde el caos original era como la leche, Dios era el coágulo que hizo posible el queso y los ángeles eran gusanos que crecían a partir de él, era un crimen imperdonable en los términos de la Inquisición. La obstinación con la que el molinero italiano defendía sus ideas tendría consecuencias fatales. Leer la Biblia “vulgar” y ser influenciado por obras que cuestionaban el papel de la Iglesia como administradora del mundo, tal como ocurrió con el Decamerón escrito por Bocaccio, provocó que el tribunal encargado de juzgar el crimen de Menocchio explorara con gran curiosidad la peculiar y herética visión del mundo que había desarrollado el molinero a partir de las ideas contestatarias de su propio tiempo.

A partir de dicho relato es como Ginzburg va describiendo puntualmente las reglas sobre las que opera ese mundo complejo donde la religión tenía un control casi total de la vida social. La vida de Menocchio es un vívido ejemplo de cómo operaba la Inquisición. Es así que a partir de los detalles más puntuales, se infiere una realidad más amplia. Este es el principio sobre el que opera la microhistoria fundada por Ginzburg, en la cual, se pueden encontrar “verdades” generales a partir de explorar las “verdades” particulares de casos concretos.

En lo personal, me sorprendió la manera en que un proceso judicial es capaz de ir revelando a un personaje tan peculiar como lo fue Menocchio, al mismo tiempo que el propio Ginzburg va entretejiendo la herética vida del molinero con los sucesos históricos que marcaron la Italia del siglo XVI, consiguiendo así una obra sólida que permite acceder de manera concreta y digerible el pensar de una época.

 

Bibliografía:

GINZBURG, Carlos. El queso y los gusanos: el cosmos según un molinero del siglo XVI. Muchnik Editores. España, 1999. Tercera edición.

Poema amoroso para la mujer ausente‏

 

Se desfondó mi corazón
al saber que no estabas.

Luna nueva fermentada en soledad,
hoy vestirás de sombras
en la inmediatez de mis manos.

Quiero perderme para siempre
en la trampa de tu anochecido pelo,
en la desbocada percusión de mi sangre.

Quiero ser la herida donde naufrague tu pubis,
el pretexto de tus dedos,
ese amurallado silencio por donde trepa el sueño.

Quiero explorar todas tus transparencias,
decretar el fin de la fiera noche.

Hoy moriré en la prisión de tus muslos,
caminaré ebrio por los callejones de la memoria,
para ahuyentar esos amores improbables
que duermen bajo mi almohada
en las largas horas
de tu ausencia recurrente
y el ayuno de tu boca.

Tus pechos diurnos son dos soles
derramando miel en la premura del otoño.

El tiempo es una sensación.
No quepo en tu voz.
Sobrevivirte fue morir dos veces.

::.

La poética del objeto de Grippo (y otros deleites artístico-espirituales)

Hoy me llevé una grata sorpresa al visitar el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM. La exposición Transformaciones, del argentino Víctor Grippo, me pareció sugerente. Patatas conectadas en una maraña de cables a un voltímetro. Habitaciones de profunda blancura como las palabras colgando en la pared. Una pieza llamó particularmente mi atención: La comida del artista. Dos puertas blancas abiertas de par en par sugieren una merienda poética entre huevos de oro, granos de maíz con sobredosis de calor y otras suculentos platillos propios de un artista. Algo de evocador tiene aquello.

MUAC-1

MUAC-4

MUAC-14

composicion

 

Sin embargo, la obra de Grippo no fue lo único que me llamó la atención. Durante mi visita por la exposición El retorno de un lago, de María Thereza Alves, me topé con algo absolutamente inesperado: un axolote albino. Nunca había visto uno. Solo poder contemplar a tan fascinante ejemplar (al borde de la extinción debido a que es una especie endémica de los congestionados y contaminados canales de Xochimilco). Casi como ver a un fantasma sonriente bajo el agua. Una criatura fantástica parecida a un pokemón.

 MUAC-24

MUAC-27

MUAC-25

 

Pero hubo también otras piezas que me dejaron un agradable sabor de boca. Dos de ellas dentro de la exposición colectiva Teoría del color, la cual explora el tema del racismo desde una perspectiva estética. Me llamó la atención el trabajo de Zach Blas y su Facial Weapon Suite, en la cual denuncia la manera en que los nuevos sistemas de reconocimiento facial son una prisión para el rostro. Otra pieza poderosa es la crítica de Kader Attia contra los crímenes étnicos, dentro de su instalación titulada La reparación, en la cual retrata el abuso racial contra los africanos de piel negra como un asunto documental arrumbado en el archivero de la historia. Y ya para finalizar, un pequeño guiño al movimiento zapatista dentro del Estado del tiempo, de Yollotl Alvarado, joven artista que describe un mundo encapuchado con pasamontañas y un país de cabeza. Todas ellas piezas harto sugerentes que, junto a una divertida obra de teatro titulada La Paz, presentada sobre la explanada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, me ayudaron a escribir un par de versos como hace tiempo no hacía. El vívido placer que se desprende del espíritu liberador del arte.

MUAC-29

MUAC-33

 

A %d blogueros les gusta esto: