La poética del objeto de Grippo (y otros deleites artístico-espirituales)

Hoy me llevé una grata sorpresa al visitar el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM. La exposición Transformaciones, del argentino Víctor Grippo, me pareció sugerente. Patatas conectadas en una maraña de cables a un voltímetro. Habitaciones de profunda blancura como las palabras colgando en la pared. Una pieza llamó particularmente mi atención: La comida del artista. Dos puertas blancas abiertas de par en par sugieren una merienda poética entre huevos de oro, granos de maíz con sobredosis de calor y otras suculentos platillos propios de un artista. Algo de evocador tiene aquello.

MUAC-1

MUAC-4

MUAC-14

composicion

 

Sin embargo, la obra de Grippo no fue lo único que me llamó la atención. Durante mi visita por la exposición El retorno de un lago, de María Thereza Alves, me topé con algo absolutamente inesperado: un axolote albino. Nunca había visto uno. Solo poder contemplar a tan fascinante ejemplar (al borde de la extinción debido a que es una especie endémica de los congestionados y contaminados canales de Xochimilco). Casi como ver a un fantasma sonriente bajo el agua. Una criatura fantástica parecida a un pokemón.

 MUAC-24

MUAC-27

MUAC-25

 

Pero hubo también otras piezas que me dejaron un agradable sabor de boca. Dos de ellas dentro de la exposición colectiva Teoría del color, la cual explora el tema del racismo desde una perspectiva estética. Me llamó la atención el trabajo de Zach Blas y su Facial Weapon Suite, en la cual denuncia la manera en que los nuevos sistemas de reconocimiento facial son una prisión para el rostro. Otra pieza poderosa es la crítica de Kader Attia contra los crímenes étnicos, dentro de su instalación titulada La reparación, en la cual retrata el abuso racial contra los africanos de piel negra como un asunto documental arrumbado en el archivero de la historia. Y ya para finalizar, un pequeño guiño al movimiento zapatista dentro del Estado del tiempo, de Yollotl Alvarado, joven artista que describe un mundo encapuchado con pasamontañas y un país de cabeza. Todas ellas piezas harto sugerentes que, junto a una divertida obra de teatro titulada La Paz, presentada sobre la explanada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, me ayudaron a escribir un par de versos como hace tiempo no hacía. El vívido placer que se desprende del espíritu liberador del arte.

MUAC-29

MUAC-33

 

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 4 octubre, 2014 en Arte y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: