La blanca muerte

 

La muerte blanca
y calavérica
yace en tus venas.

Ronda tu mirada,
pulcra, impía.

Se lava la cara
con jabón de lavanda
para enjuagarse los ojos
de nostalgias y averías.

Luego se duerme
mil años
en el arrullo del arroyo
de la vida,
arrastrando remembranzas
en el dulce verde
de sus aguas,
rozando piedras y raíces
afiladas por el tiempo.

Muerte blanca y luminosa,
hieres con el aire frío
destilado de tu boca
que me quita el sueño.

Quiero dormir para
siempre a tu lado
en esa clara oscuridad
bajo tierra
que es la muerte
y donde habremos
de volver desnudos
tras el último suspiro
y un último trago de vino.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 28 octubre, 2014 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: