Archivos Mensuales: mayo 2015

Silent Breath of the Shadows

A deep soul survives
in the rage of the hardest moon.

I want to dress me with your
nude and sweet skin.

Believe me, I can fall down
once and again
in the darkest heart’s hole.

Across the red night,
I woke up dreaming
in the salt of your eyes.

My tongue is a liquid salamander
who occurs and swims inside me.

The secret to drown me in
the silent breath of the shadows
is sink me in alcohol,
put so loud the music of your photograph,
turn off the sun with a sigh
and start to bleed…
::.

La vida fetal y nuestro origen remoto

Lennart Nilsson. Feto con siete semanas de gestación

Por azares del destino, me topé con la obra del fotógrafo sueco Lennart Nilsson y sus deslumbrantes imágenes sobre embriones humanos. La génesis de la vida se revela de maneras increíbles. Y embelesado en las muchas posibilidades de la vida, me topé con este otro documental alusivo a nuestro desarrollo embrionario y la teoría de la evolución. La vida es un tejido de posibilidades, del que los seres humanos formamos parte junto con todas las otras especies que pueblan la Tierra. El otro día lo recordé durante varios minutos mientras alimentaba con tortillas a pequeños pájaros. La única constante de la vida es el cambio.

Licantropía

Escurro entre calles vacías
como un espíritu vagabundo
que entra por tu ventana para desnudarte
y recorrer tu cuerpo con mi lengua,
soy un licántropo que llora sangre
cuando se refleja tu ausencia
en los fieros ojos de la luna,
soy un cadáver
que gusta de comer carroña,
soy un ave negra que ahoga la oscuridad
más espesa en un solo grito,
soy el hematoma que se evapora
en el rojo cielo de la muerte,
soy un exiliado de tu cuerpo
respirando la música triste que te evoca
cuando vuelas en mi sueño
arrastrada por el viento de la noche.

Estás dormida.
Mis ojos amarillos de animal hirsuto
velan tu sueño
desde la otra orilla del hambre,
desde la frontera que divide mi sexo de tu pubis,
para indagar el misterio de un amor deshabitado
que se oculta bajo las sábanas,
como las flores secas que mueren de sed en el comedor,
cansadas de esperar el rocío de tus labios que nunca llega.

Soy un lobo con hocico carmesí, amor,
soy un terrible monstruo que camina desnudo
persiguiendo su dentellada sombra,
cansado de llorar la soledad
que se abre dentro de mi pecho
para extenderse entre las grietas y calles mojadas,
en la angustia de no estar contigo
cuando ríes, cuando callas, cuando duermes…

A veces la bestia quiere comerse a sí mismo
para vestirse de luto,
arrancarse la cara y ponerse una máscara
para esconder así su desnudez,
la deformidad de su rostro que se disloca
en los ojos menguantes que aúllan
el deseo insatisfecho de la luna,
arrrojado sobre las llamas negras del silencio,
un solo grito que revienta en la madrugada,
hasta hacerse polvo, rabia y llanto
en los brazos del niño
que mira con horror y ternura
al lobo que lleva dentro.
::.

La cueva

He decidido cambiar de profesión:
ahora seré espeleólogo
para explorar todas tus profundidades
y dibujar mapas, trazar caminos para
transitar tu oscuridad,
y llegar hasta ti,
al centro más íntimo de tu esfera,
y alunizar sobre tus pechos
como quien desciende de la fantasía.

Soy un loco arborescente
de sueños minerales
que gusta siempre de embriagarse
en el recuerdo latente
de tus labios abismales
y tus muslos firmes,
como dos pilares hechos
de la misma sustancia de la aurora.

No sé por qué te sigo apartando
el lugar de copiloto
a la hora de tripular
esta ficción mortecina
que nos hemos empeñado
en llamar “la vida”.

El tuyo es un ahondero
de dudas y besos encendidos,
una cueva llena de reminiscencias
y otras ausencias.
::.

Versos para Miguel

Sólo quien ama vuela”.
Miguel Hernández

Si alguna vez he sentido envidia, Miguel,
es de tu vuelo, nacido de tu alado y dolorido canto.

Cuántos fuegos tuyos nos negó
la infamia asesina y el rencor.

Condenándote a muerte
mataron una parte de nosotros,
con los versos que llevabas dentro y no escribiste.

Cuánta crueldad, Miguel,
la que te obligó a hacerle a tu niño
una elegía con perfume de cebolla.

Hoy quiero desenterrarte,
arrancarte de tu sepultura y tu silencio,
para que de tu voz nazcan los pájaros
que habrán de poblar este cielo resquebrajado.

Cuánta chingadera, cuánta puta injusticia,
Miguel, la que tienen que soportar
los hombres y las mujeres del mundo
cuando hacen del amor su vocación
para llevarlo hasta sus últimas consecuencias.

Tu alma echó raíces en tinta y papel,
para dejar plantado sobre la tierra
el árbol de la poesía dando sus frutos,
mi alimento predilecto para satisfacer
esta hambre de vivir,
esta emotiva sed de versos que me llega
en días nublados y noches sin luna
como la que hoy acontece.

::.

Yo solo sé…

Yo no solo sé de penas y nostalgias,

sé también de la risa secreta del vino y el canto solar de las flores,

sé de las hojas del sauce reposando en la riviera,

sé de las nubes empujadas por el nevado aliento de un volcán,

sé de la danza ondulada de las aves cuando juegan al cortejo,

sé de la espiga floreada del maguey circunnavegando la vía láctea
en su sueño líquido que va de estrella a estrella,

sé de la lluvia que apaga con su llanto la tristeza del mundo,

sé de esta urgencia de vida que resuena en mi pecho,

sé la travesía del polen en su eterna búsqueda del amor,

sé de esta orgía terrestre de versos, mitos y utopías,

sé la canción del alma que me brota desde la entraña
y agita este enjambre de locos que me habita y me desnuda,

sé las historias secretas que narra el silencio de la noche,

sé de la hojarasca y las ocres huellas del otoño,

sé de barcos a la deriva que naufragan en el horizonte,

sé de tus labios entreabiertos donde me ahogo y resucito,

sé del calor que se alarga por tu cuerpo como si fuera cierto

sé de los muchos caminos que existen para extraviarme dentro de ti.
::.

¿Qué será…?

¿Qué será el amor?

Una sucesión de encuentros fugaces
con seres que nunca volvieron.

De cuando dos almas se juntan
para abrazarse
y fundirse en el fuego,
hacerse una en el frío.

Reencontrarse en ella,
extraviarse en ella.

Así es el amor.

A veces tan breve,
como la eternidad…
::.

El nuevo muralismo mexicano

Una nueva generación de artistas toma las paredes de la Ciudad de México. El arte en las calles cumple una función social indispensable, que habíamos olvidado: alimentar la imaginación. Super chévere.

Tributo al arriesgado Dean Potter

Hace unos años vi un documental sobre Dean Potter y me impresionó mucho la manera en que caminaba por una cuerda floja a varios miles de metros de altura entre dos riscos y sin protección. El fin de semana pasado murió tras un fallido salto base. Ese es el problema de vivir haciendo deportes de alto riesgo. Basta equivocarse solo una vez, o que algo salga mal solo una vez para perder la vida. Pero más allá de eso, Potter tenía una forma peculiar de ver el mundo, casi mística, en la cual, el riesgo y la naturaleza se fundían en un solo ente. Todo un personaje. Descanse en paz.

¿Votar o no votar? El problema es otro…

Como hemos visto mucha confusión que existe en torno al tema en esta temporada electoral en México, nos dimos a la tarea de armar un video exponiendo un punto de vista diferente al que prevalece en los medios. Votar o no votar da lo mismo, pues la descomposición de las instituciones ha provocado que en México el voto no tenga validez, y por lo tanto, es un instrumento poco eficaz para generar un cambio profundo en el país. Con esto arrancamos transmisiones en el FitzionarioTV. Ahí pa que se animen a seguirnos en el canal de Youtube, donde estaremos subiendo videos con los temas que nos interesan en este espacio, dedicado al arte, el saber, los fenómenos sociales y la transformación del mundo.

De música arbórea

La música secreta que se oculta en el interior de los árboles. Si nuestra percepción de la música es posible gracias a un patrón matemático que se reproduce en otras capas del universo, ¿por qué habría de extrañarnos que los árboles toquen música con las entrañas? Traducir las diferentes posibilidades de experimentar el universo a través de las muchas posibilidades de concebir y celebrar la vida, es una tarea propia de nuestro tiempo.

La sal terrestre

(Lo sensato era tomar un taxi. Pero a veces uno siente la necesidad de caminar durante horas bajo la lluvia, juntando los pedazos que uno va dejando por la vida, como un isopo de algodón que va limpiando una herida lenta con ardor y un poco de agua oxigenada. Será que la película sobre la vida y obra del fotógrafo Sebastião Salgado me dejó tocado. Y ahí, bajo la lluvia, me brotó un poema:
:

La sal terrestre
:

Salgado vio el mundo.

La terrible hermosura del mundo
parpadeando en la humedad de sus ojos,
y sus pies desgastados
de caminar y caminar
entre ruinas y escombros,
cadáveres hechos polvo.

Salgado quería conocer
lo qué había detrás de sus montañas,
y descubrió el hambre,
la feroz violencia del hombre.

Ahí estuvo
cuando quemaron el sol
en el humo negro de la codicia.

¿Cómo hacías para volver
una y otra vez
a las entrañas del horror
sin ser devorado por ese fiero
monstruo de la condición humana?

¿Cómo mirar la catástrofe del hombre
directo a los ojos
sin acabar quemado?

Me vi en tu necesidad de recorrer
los muchos caminos del hombre,
para encontrar respuesta a este silencio
que persigue sin descanso
en la carretera del sueño y el pasado.

Yo también intenté
gritar los crímenes del odio,
y hundirme en el dolor humano
para aliviar este inconfesable dolor innato,
pero no pude tanto.

Será que nunca fui tan ecuánime.

Soy demasiado volcánico
cuando de aullar se trata.

Salgado sintió el mundo apagado
y lo pintó de luces y andares,
como las manos de una iguana
reescribiendo la historia
de esta gran familia terrestre.

¿Con qué ojos se mira el mundo
cuando se ha visto lo terrible
del hombre?
Con ojos de resurrección.

Somos lo que vemos, Salgado.

Si solo vemos podredumbre,
se nos enferma el alma.

Si vemos el milagro de la vida
florecer alrededor,
se nos llena el alma siempre de verdor.

Somos lo que queda de nosotros
cuando vemos dentro de los otros.

No fuimos arrancados del mundo,
seguimos encarnados en la tierra,
somos una sal abrasiva y luminosa,
tan endebles e insondables,
solo humanos
viviendo sin saber por qué.

Desde aquí te escribo, Salgado,
bajo un aguacero de nostalgias,
intentando reconocer mi lugar
en este campo lleno de ataúdes y zozobra.

Se me abrió el corazón
como una almeja solitaria.

En el llanto,
el dolor y la alegría comparten cama,
la misma habitación
por donde escurre
el rudimentario frío de la noche.

El mundo es un suplicio
cuando solo alcanza
para ver el horizonte
infestado de hambre y sed.

Pero es tan fecundo
cuando el mundo se puebla de murmullos
en las copas de los árboles
y se deja acariciar por el río.

¿Cómo enverdecer desde adentro?

¿Cómo habitar la hostilidad del mundo
sin quitarnos la coraza?

¿Cómo respirar el aire tóxico que enturbia el cielo
si llevamos siempre el alma expuesta?

Apenas un ligero brillo,
un parpadeo,
una luz que palpita bajo el océano
y rara vez encuentra respuesta.

La nostalgia me arrojó lejos,
hasta el cerrojo sin llave
donde enmudecieron todas las puertas.

Dejaré que la lluvia me despinte la tristeza,
y se diluya en la calle,
entre las muchas capas de vinil
con las que recubro mi desnudez
y mi añoranza:
ese estado donde la poesía
lo encuentra a uno siempre desecho.

Habrá que fundir en un solo disparo
la claridad y la sombra.

Regresar al origen es hallar
la clave de un nuevo comienzo.

Salgado vio el mundo,
y yo me vi reflejado
en la luz detrás de sus ojos.
::.

El erotismo ilustrado de Apollonia Saintclair

Vagando por el ciberespacio me topé con el trabajo de Apollonia Saintclair y me quedé impactado. No sólo por la cachondería de sus dibujos bastante subidos de tono, sino también por la enorme imaginación que desbordan las situaciones de sus dibujos. No me quedé con las ganas y hasta edité un pequeño libro digital con algunas de las viñetas que más me gustaron de vasta su obra.

PORTADA EROTIQUE

¿Cuál es el valor auténtico de las cosas?

Siempre se habla de que los problemas de la humanidad están asociados a una crisis de valores. Por eso decidí explorar el tema como mi proyecto de tesis de maestría. Indagando en estos asuntos, un amigo me pasó este video donde se abordan algunas cuestiones irónicas en torno al problema del valor. ¿Qué hace que valoremos cosas tan ridículas como el dinero al mismo tiempo que acabamos con el aire, el agua, el entorno y las demás personas? Un misterio del absurdo se esconde detrás de todas esas cuestiones. Aunque he logrado descubrir ciertos aspectos de este problema, apenas me encuentro escribiendo un libro sobre este fundamental dilema filosófico. Y mientras trato de construir una teoría general del valor como un problema de lenguaje, les dejo este video que plantea una introducción interesante al problema de los valores en el mundo caótico en que vivimos.

Gracias por todo mamá

Un video bastante simpático para festejar a las mamás, ora que en México se celebra el Día de las Madres. ¿Qué sería de nosotros sin el amor incondicional de nuestras madres?

Messi, el hombre perro

Una teoría cronicada y apasionada sobre el mejor futbolista del mundo. El asombroso talento canino del rosarino blaugrana, un enfermizo enamorado de la pelota.

El influjo mágico de la luna frente al dogma de la razón

¡Cómo me gustan los cuentos maravillosos de ese genio neurótico que es Woody Allen! Magic in the Moonlight (Magia a la luz de la luna) es otra de sus tantas obras maestras. Un elogio a la locura frente al absurdo dogma de la racionalidad absoluta. No deja de sorprenderme la enorme profundidad de sus películas y la contrastante ligereza de su narrativa. Las grandes verdades del mundo caben mejor en una comedia. La razón es razón suficiente para volverse loco en un mundo caótico e irracional como este. ¿Qué sería de nosotros si no estuviéramos tan predispuestos a la locura, a embriagarnos de ficción? No hay mayor placer en la vida que dejarnos embaucar en el fraudulento misterio del amor. Imperdible.

LUNA

Herida terrestre

:

Una herida terrestre.

Tu piel de arena bañada en sangre.

Habrá que sepultar el dolor

bajo la ceniza, viento y nada.

Los árboles echan raíces

en lo que alguna vez fue

la furia de un volcán

y acarician el sol

tras beberse

toda la agonía del mundo

de una sola bocanada.

::.

Dunas rojas

Diálogo

:

Yo digo pájaros

Tú dices cruces,

Yo digo hastío

Tú dices lavanda,

Yo digo rizoma

Tú dices trinchera,

Yo digo leche

Tú dices párpados,

Yo digo naderías

Tú dices taladro,

Yo digo hipotálamo

Tú dices silencio,

Yo digo primavera

Tú dices cántaro,

Yo digo lluvia

Tú dices paciencia,

Yo digo holgura

Tú dices tranvía,

Yo digo ficciones

Tú pides sapiencia,

Yo digo premura

Tú dices querencia,

Yo digo hortaliza

Tú dices humo,

Yo digo nevera

Tú, transparencia,

Yo digo abejas

Tú, plastilina,

Yo digo ahuehuete

Tú, carnosaurio,

Yo digo veleros

Tú dices arena,

Yo digo te amo

Tú finges demencia,

Yo digo avestruces

Tú dices pantano,

Yo digo ataúdes

Tú dices amnesia.

::.

Orquídeas, mujeres, leones y otras coloridas imaginerías


  

A %d blogueros les gusta esto: