Tardanza

Siempre fui tardío.

Me quedé rezagado observando
las flores,
intentando hablar con los pájaros
dispersos entre los árboles y el cielo,
mientras todos se guarecían
de la soledad en un hotel de paso.

Me he quedado a la deriva,
el tiempo siempre me rebasa,
y ahí estoy, confundido,
mirando el transcurrir del otoño
y la primavera encendida que vuelve siempre,
anticipada,
esperando el momento justo
para que los ojos exploten en colores
y se abran por el mundo en todas direcciones

Siempre fui tardío
para el amor que no termina de brotar,
tardío a la hora de beberme la noche
y su latigazo ponzoñoso,
tu cuerpo tremendo y felino.

Voy a esperar la vida sentado sobre los sueños,
sueños fríos,
como el aire melancólico de la madrugada
cuando desciende de la cima de un volcán.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 19 julio, 2015 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: