La frontera del cielo

Era como trascender
la inmediatez de tu reflejo
para nacer de la espuma.

Toma el agua con las manos
y mójate el rostro,
ábrete el alma de un solo tajo,
como las flores cuando
se desnudan al sol.

Había también
un sótano de acento fúnebre,
con el aire espeso,
como cargado de búfalos,
tan lleno de soledades
a punto de hacer implosión.

Hay que tensar el arco
y lanzar una flecha al firmamento
para celebrar a los astros
cuando escriben en el cielo
el destino del hombre.

Eran diversos tonos de azul
jugando a ser viento:
aire cobalto,
_aire ultramar,
__aire índigo
______aire añil,
_________aire cian.

Llevo vibraciones de madera
en la mirada,
un vergel de puertas abiertas,
una piedra con alas
despertando de su letargo
en el acaecer de los días felices.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 1 agosto, 2015 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: