Rabia

Era como deshojar la tiniebla
adherida a mis entrañas.

La piel de la noche transpiraba
el escozor de la debilidad humana.

Me abrí el alma con un abrelatas,
cortando por igual el hierro y la soberbia.

El aire tóxico devoraba mis pulmones.

Llevaba puesta la lumbre del sol,
la ira de quien ha perdido todo.

Ruge el silencio.

Quiero gritar, quiero morder, quiero matar
con palabras llenas de dolor.

La rabia crece y me rebasa, me asfixia,
como una luz sofocada bajo mis escombros.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 12 agosto, 2015 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: