El cuento de la cultura

 

A la banda PRENDE

Que será el arte sino una hemorragia sentimental,
qué será la cultura sino la memoria acumulada
en ese torrencial aguacero de querencias que es la vida
porque la cultura está también en el arado del campesino,
en la tiendita de la esquina,
en los chistes que se cuentan los albañiles entre el cascajo,
en el mole que preparan las cocineras,
el bordado imposible que van hilando
las mujeres de colores en lo alto de la sierra,
la cultura está también
en las muchas formas de nombrar al sol, el cielo y la tierra,
está en el sonido inmaculado del desierto y
la meseta imposible donde florece el grano dorado de la palabra,
la cultura está también en la red del pescador
y las profundidades del lecho submarino infestado de monstruos,
el cuento sobre el origen de la existencia
que susurran los árboles,
está en el misterio insondable de la noche
respirando transparencias
en la teatralidad de un beso,
el eco distorsionado de la guitarra,
el rutilante parpadeo tornasol de las luces sobre el escenario,
la ingravidez de los cuerpos arremolinados al compás del viento,
la desnudez de la sangre
derramada sobre el lienzo
y versos colmados de esperanza,
porque la cultura no es solo beber vino con el meñique extendido,
no es sólo la clamorosa tiranía de los aplausos,
no es sólo el negocio de los premios en la dictadura del mercado,
cultura son también dos manos amasando maíz para hacer tortillas,
es el aroma de madera vieja en una antigua librería,
es el temblor del alma en la tesitura del violín
y su nostalgia de huapango,
es una fotografía tatuada en la pulcritud de la piedra,
es el barro y es el fuego primigenio que forjó la vasija
donde reposa el agua fresca,
es un pedazo de papel con tinta dibujando otros mundos posibles,
porque la cultura, como el arte y la poesía
persiguen siempre el mismo fin:
unir lo que alguna vez fue separado,
el corazón de los hombres y las mujeres que pueblan el mundo
de risas y llanto,
de dolor y algarabía,
magras pulsiones que yacen siempre
en la persecución de un sueño,
el sueño polifónico que camina dormido
y se abre paso en el escarpado terreno,
el sueño de la vida que se abre y germina
entre ataúdes de anónima muerte,
el sueño de la resurrección de las flores en la calurosa primavera,
la simiente que abreva del principio del tiempo
para escribir el mañana en el idioma secreto de las aves,
porque la cultura es eso,
es el abrazo de todas las personas
en el carnaval de la diferencia,
es la comunión del símbolo
donde se refleja la humedad del alma,
la alegría de saberse acompañado
en el acecho permanente
de esta jauría de silencios y desasosiego
que es el olvido,
porque la vida es canto,
es compartir la alegría del vino
con los amigos,
es bailar bajo una lluvia
donde nunca escampa la alegría,
es la palabra escrita
que nos moja los ojos
sin saber por qué,
la vida que tiembla de placer
en los aullidos de la luna llena
empapada de amor,
y si la vida es un cuento,
habrá de ser contada para seguir floreciendo,
y ahí estarán los periodistas,
con sus plumas afiladas,
batiéndose a duelo mortal
contra la tempestad, el desvelo, el hastío y el hambre,
ahuyentando la soledad de la sombra
con su templanza a prueba de todo,
soportando el frío y la calamidad
con su grabadora,
dando cuenta de nuestra finitud terrestre
para rozar la eternidad en papel periódico,
haciendo surcos en el aire
con sus ojos soñolientos
y su lengua cantora
que abrirá de un solo tajo
el amurallado corazón de sus lectores,
ahí estarán los periodistas para contarnos la historia humana
derramada en canciones,
en libros, en el vaivén de imágenes
que se suceden en la cinematografía del inconsciente,
en la percusión de la sangre
donde se revela la claridad del alma,
ahí estarán los periodistas,
haciendo la crónica del amor en todas sus formas,
narrando la historia de un nuevo comienzo,
porque el arte y la cultura son también cuento,
el cuento de la fragilidad humana,
una bocanada de aire limpio
con sabor a eternidad.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 24 mayo, 2016 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: