Archivos Mensuales: junio 2017

Marx y Adam Smith discuten sobre economía en fluido portugués

Un video muy interesante y muy bien interpretado en el que los dos principales referentes de la economía clásica sostienen una amena charla en portugués.

Moreliana

 

No sabía
que me sabía
tantas cosas de ti.

Lo supe de pronto,
al oír
una canción.

Fui yo
quien comenzó
el desmadre.

Y no supe
cómo detenerme
en medio de la noche.

Los gatos maullaban
sobre las bardas,
sedientos de amor.

Los árboles callaban
todas las palabras
que el viento nunca dijo.

El alma destendida
sobre las sábanas
ronroneaba por ti.

Y no supe
qué decir
ni qué hacer.

Fue tan solo un exabrupto,
un error entre tantos
que volví a recordar.

Y soñé
que te marchabas
otra vez.

Y que de pronto
amanecías
junto a mí.

Y no quise despertar,
apenas pude recordar
lo que era sonreír.

Era un hueco
en el aire,
un vacío tan elocuente.

Tu mirada impía
que llovió de golpe
en el corazón.

Una brisa leve
que ocultaba
todo rastro de ti.

Y yo me fui cayendo
en el solitario vicio
de querer.

Y yo me fui bailando
en el absurdo intento
de querer.
::.

Belleza

 

Abraza la belleza
como quien se aferra a la vida.

Descubre la belleza
que se esconde
en la crueldad del mundo.

Quizá para entonces,
puedas darte cuenta
que la felicidad
es disfrutar la belleza
de la miseria humana.
::.

Pasaba por ahí

 

Escribir
es dejar constancia
de que alguien
alguna vez
estuvo vivo.

Y hoy que estás
como ausente,
quizá te preguntes
a dónde se fue volando
el corazón por la ventana,
una mañana gris.

Vivir es escribir,
caminar y caminar
hacia ninguna parte,
y dejar constancia
de que alguien
alguna vez
pasó por aquí.
::.

La poesía libertaria de Roque Dalton

Un documental sobre el poeta y militante salvadoreño, Roque Dalton, símbolo de la resistencia latinoamericana. La poesía, como el amor, es y será siempre libertaria.

:

Ayer

Junto al dolor del mundo mi pequeño dolor,
junto a mi arresto colegial la verdadera cárcel de los hombres sin voz,
junto a mi sal de lágrimas
la costra secular que sepultó montañas y oropéndolas,
junto a mi mano desarmada el fuego,
junto al fuego el huracán y los fríos derrumbes,
junto a mi sed los niños ahogados
danzando interminablemente sin noches ni estaturas,
junto a mi corazón los duros horizontes
y las flores,
junto a mi miedo el miedo que vencieron los muertos,
junto a mi soledad la vida que recorro,
junto a la diseminada desesperación que me ofrecen,
los ojos de los que amo
diciendo que me aman.

Roque Dalton

::.

Comerse el corazón a mordidas como si fuera una manzana

 

El sol es una lumbre
que muerde
pero no calienta.

Todavía
sigue haciendo frío
en los muchos
agujeros del alma.

¿En qué profunda fosa
dormirán la eternidad
los días azules?

No queda más
que cantar viejas canciones
para mitigar la sed.

No queda más
que reír y caminar
a oscuras
para tratar de ahuyentar
a los fantasmas.

No hay mejor forma
de perderlo todo,
que tenerlo todo.

Dicen que nada
es para siempre,
pero sucede que a veces
uno despierta
empapado de añoranza,
retrocediendo el tiempo
a hurtadillas,
tratando de esconderse
de su propio reflejo
frente al espejo,
tratando de convencer
al necio corazón
que no entiende
explicación alguna.

Las cumbres más altas
provienen de los
abismos más profundos,
pero en la tiranía
de la ligereza
no hay lugar para las
honduras sentimentales,
apenas un breve
paseo por la superficie,
un vago extravío de miradas
que no se cruzaron.

¿Cómo lidiar
con ese anhelo
de cercana lejanía?

¿Cómo vivir
con la distancia irremediable
que no se extingue
en la proximidad
de dos cuerpos solitarios?

No queda más
que sentarse a contemplar
la insoportable renuncia
desde lo alto de la colina,
esta fiebre de recuerdos
que me asalta soñoliento
como todas las mañanas.

Habrá que sentarse
a mirar la puesta del sol,
respirar la claridad,
darle vueltas
a las manecillas del reloj,
el tiempo de la molienda
en que nos vamos
devorando
poco a poco
el corazón.
::.

Alguna extraña razón

Mis ojos van detrás de ti
y por alguna extraña razón
no te sueltan.

Los latidos del corazón
van repitiéndose con tu nombre
adherido al sueño,
y por alguna extraña razón
me preguntan por ti.

Las flores sedientas
se fueron abriendo
al calor del verano
y por alguna extraña razón
me recuerdan tanto a ti.

No sé por qué será
que a todas horas
el mundo entero
habla de ti.

Sólo de ti.
::.

Las relaciones de poder para principiantes: Foucault, Gramsci y Hegel

Dos de los grandes pensadores de todos los tiempos en torno al fenómeno del poder, en versión para novatos. Un par de videos introductorios a la obra de Michel Foucault, Antonio Gramsci y Hegel. Para comprender un poco mejor el mundo caótico y violento en que vivimos, donde los aparatos de control se enfrentan a la rebelión de la conciencia.

HEGEL from diego levy on Vimeo.

La luna llena es un navío

 

Van por ahí los solitarios,
caminando
en los linderos de la noche,
sofocando el aire
con recuerdos inflamables,
soledades que se postran
delante de uno,
como un dentellado fuego
cuando baila en el bosque.

Ladran todos los silencios,
ladran de costado y fuera de la piel,
son ladridos taladrando el corazón,
como luces de colores
agujereando la negrura de la noche.

Será la fatiga de permanecer
en el mismo lugar,
la tentación del vacío
o la levedad del sueño
respirando la madrugada,
con los ojos baldíos
como ausentes,
casi resecos de tanto mirar.

Nadie está a salvo de perderse
en un laberinto lleno de gente,
nadie está a salvo de dormitar
en otro sueño incandescente,
pero no por eso
dejaremos de intentar,
pero no por eso
dejaremos de escarbar un pozo
de agua fresca
para mitigar la sed.

Han pasado semanas
desde el último comienzo,
han pasado meses
desde la última remontada,
años enteros
desde el último viaje,
un largo tiempo
de sosiego inexplicable.

Era mi dulce reencuentro
con la sangre delirante
que escribe canciones
para alegrarse
y aprender a convivir
con los fantasmas.

La luna llena es un navío
que se alarga por el cielo,
es un espejo de obscena melancolía,
un sol diminuto
pariendo los latidos del alma
que se filtran por la tierra.

Eran tibios sonidos azules
retumbando desde adentro.
::.

Los claroscuros de José Luis Malo

Hoy me topé con la obra de José Luis Malo. Me impresionó la fuerza de sus retratos, su manejo de la luz y la sombra, los motivos de sus pinturas. Recomendable echarle un ojo a su sitio oficial. Me gustó el video. Se nota la energía en sus trazos.

A %d blogueros les gusta esto: