Dibujo

Comenzabas a tomar color

en los trazos

y en los sueños,

como una bocanada de humo

y recuerdos

caminabas silenciosa

en los latidos del aire,

era la noche afilada

que gemía

y amenazaba con morder,

eran versos descompuestos

persiguiendo una tímida luz

en medio de la calle,

eran tus ojos lejanos

de estrella extraviada,

las dulces notas de tu voz

hacían agujeros

en la memoria del corazón

y la ruina de mi cuerpo,

eran las palabras que nunca fueron,

un pedazo de tierra mojada

temblando de agonía y de placer

a orillas del lago,

era la vida de manos frías

que se desnudaba

en la mirada celosa

del otoño,

era la luna menguante

derramando obscenas historias

de venganza y desamor

a la luz de las velas,

una puñalada de verdades,

un ataúd de secrecía,

un latigazo en el alma entreabierta,

un río revuelto en tempestades

y tierra removida,

una escalera de piedra

sin descanso ni retorno,

una cuchillada sin sangre

ni desvelo

anidando en mi solitario pecho,

una última parada

antes de tomar el tren

a ninguna parte,

serenata de silencios,

una no tan breve

despedida.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 8 octubre, 2017 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: