Bufa la rabia

 

La ira sale por la nariz
y bufa, furibunda,
como un toro
hiriente y salvaje
queriendo dar
la mortal estocada.

La ira sale por los ojos
e incendia el paisaje
cuando respira por la entraña,
como una sombra desollada
con hambre de ataúdes.

La ira sale por la boca
cuando aprieta la quijada
y muerde, asesina,
toda la rabia, fermentada,
toda la crueldad de los tiranos.

La ira trepa por la espalda
y bufa, como una cornada,
un fiero cuchillo buscando venganza,
el mortal orificio
por donde escurre la vida miserable
del que odia.

La ira no quiere dolerse,
sino beberse la sangre enemiga
para curar la infección,
esa fiebre de huesos crujiendo
sobre el asfalto, una dentellada,
un hedor a carne muerta.

La ira no escampa
y solo bufa, ¡cómo bufa!
es un volcán incontenible
anhelando sólo escombros,
un cadáver roto,
masticado, vomitado,
en la letrina de la historia.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 19 junio, 2018 en Otros desvaríos, Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: