Jim Carrey: la delgada línea de la locura para soportar la realidad

Me impactó el documental Jim y Andy, que narra la manera en que el actor Jim Carry se metió tanto en el papel del comediante Andy Kauffman que ya no podía salir. La mente humana es fascinante. La locura puede ser un dispositivo para alejarnos del mundo cuando éste nos provoca un inmenso dolor. La locura es pues, un extraño mecanismo de supervivencia. La película es una indagatoria profunda en la psique humana, una revelación de las fuerzas internas que continuamente convergen y se manifiestan en nosotros, en nuestros actos, en nuestra vida.

Pero la historia no queda ahí, ya que en otra pequeña película documental, se relata la “necesidad de color” por la que atravesó el comediante para lidiar con la profunda crisis existencial que le aqueja y trató de ocultar con una máscara de payaso que lo condujo a la fama y la riqueza, pero no a la felicidad. Ahora busca reconstruir los pedazos rotos de su interior a través de la pintura. Interesante personaje, lleno de matices. Un hombre atormentado en busca de sí mismo.

::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 26 junio, 2018 en Arte, Otros desvaríos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: