Archivos Mensuales: marzo 2019

El giro Oriental de la economía mundial rumbo al 2030

Una interesante visualización de cómo las perspectivas de crecimiento económico rumbo al 2030 posicionan a países como China e India por encima del potencial de expansión de EE.UU. Esto, sin contar con otros países como Turquía, Indonesia o Brasil, cuyas economías siguen en rápida expansión mientras que las potencias europeas comienzan a quedar cada vez más rezagadas. ¿Qué implicaciones tendrá este crecimiento a escala planetaria? Si los chinos y los indios comienzan a tener patrones de consumo similares a los del estadounidense promedio bajo escenario de cambio climático, la catástrofe ambiental que se avecina será de dimensiones apocalípticas.

El duelo

Siempre llegamos al mismo punto,
al punto cero,
de sentirse descorazonado, triste,
abatido y doliente,
como un ardor bajo la piel
desgarrando las horas de sueño,
es el grito de mil asesinos contenido en la garganta,
las arenas de la tibia muerte donde uno se hunde
con los ojos vendados
cada cierto tiempo.

Así queda uno,
aspirando el turbio silencio de la noche
y su perfume tóxico,
la noche amaraga que respira en mi nuca,
como olfateando a su presa.

¿Qué es lo que ha quedado de nosotros
cuando todo se acaba?

Tan sólo una herida,
una huella más sobre este cuerpo
derrumbado por la ira del tiempo.

Así se queda uno,
noqueado y triste,
varado en laberintos amarillamente corrosivos
como un trago de tierna bilis,
sorbos de asfixia y penumbra,
sangre fresca salpicando las paredes
de mi habitación vacía.

El insomnio repite su nombre,
su nombre bendito de mujer y libélula,
y así se queda uno,
masticando nostalgias y manojos de clavos viejos
mientras los ojos magullados de tanto dolerse
terminan derritiéndose
en el punzocortante brillo del computador,
una cuchillada, un ardor recalcitrante,
un anhelo de abandonarse para siempre
en oscuras alucinaciones,
abandonarse sin remedio
entre las fauces de la fiebre negra
y sus temblorosos estertores.

Es la tentación del olvido
y su hedor a lumbre amarga.

Voy a beberme a tu salud
una botella de vino llena de hematomas,
y me beberé también
el ácido espectorante de la poesía,
para escupir racimos de carne ansiosa y podrida,
carne muerta,
para festejar así tu amortajada partida
hacia ninguna parte
y saborearme este delicioso banquete-necropsia
donde uno se devora a sí mismo
en la calidez de un recuerdo.

Ahora beben sangre sucia
las flores muertas
sobre mi tumba.
::.

 

Lazcano y el origen de la vida

Imagen relacionada

 

Un curso de tres días sobre el origen de la vida -a propósito de los 75 años de la publicación ¿Qué es la vida? de Erwin Schrödinger- e impartido por el mexicano Antonio Lazcano.

El surgimiento de la vida sigue planteando uno de los grandes misterios de la ciencia. Cómo fue que la materia comenzó a replicarse? ¿Con qué propósito? Estas son algunas de las preguntas que quedan varando en el aire y al mismo tiempo, evidencian las limitaciones de la ciencia moderna.

A final de cuentas, como bien refiere Lazcano, la ciencia tiene problemas para definir conceptos como vida, energía, espacio, tiempo, debido a que la ciencia trabaja precisamente con categorías fenomenológicas y filosóficas. Una situación que, desde mi perspectiva, evidencia la dependencia de la ciencia a la metafísica, del mismo modo en que el concepto de número en la matemática depende de axiomas para poder funcionar. Y por metafísica me refiero al lenguaje, esa capa de la realidad y la percepción que va más allá de lo estrictamente físico y opera en el ámbito de la abstracción.

Una cosa que me llamó la atención, fue descubrir que una forma de metabolismo primitivo es precisamente la fermentación.

La fermentación es el metabolismo más sencillo que hay, la forma más ineficiente para producir ATP”, afirma Lazcano (sesión 2, 2:00:10). “Esa distribución universal que tienen la fermentación o las enzimas de la fermentación está hablando del momento en que todos veníamos de un ancestro fermentador. El último ancestro común a todos los seres vivos, seguramente era un fermentador. En el caso de las mitocondrias, lo que vemos son los vestigios de lo que alguna vez fue una bacteria de vida libre, probablemente una depredadora, que se metió dentro de otra bacteria, otro procarionte, y en el curso del tiempo evitó la rebundancia”, afirma Lazcano al explicar algunas simbiosis primitivas que dieron origen a ese coctel de sustancias que conforman la vida.

La charla de Lazcano me puso a pensar. ¿Será posible que la vida sea consecuencia de algún tipo de “simbiosis primitiva” entre virus (que poseen código genético) con estructuras orgánicas complejas subcelulares, protobiontes, que tienen reacciones químicas similares al metabolismo? ¿A qué se debe que los virus posean código genético y al mismo tiempo sean incapaces de autorreplicarse?

Si la vida es una “suma de propiedades” como afirma Lazcano, ¿cómo fue que los sistemas complejos con reacciones similares al metabolismo comenzaron a autorreplicarse? He ahí la clave para entender el origen de la vida.

 

Videos ácidos para levantarse de entre los muertos

Un par de videos chéveres que me topé por ahí. El primero de MGMT, When you die. El segundo, ya había escuchado la canción pero no sabía el nombre de la banda: Metronomy con The Look.

Sobre el origen de la identidad nacional

Un video bien explicado de hace un año, sobre el surgimiento del Estado-nación y la identidad nacional como parte de un proceso histórico y cultural. Las naciones son un invento de la modernidad, que permitió cohesionar grandes extensiones de territorio bajo un mismo marco de referencia cultural. Algo que se está desquebrajando con la globalización financierista y la imposibilidad del Estado-nación para hacer frente a muchos de los problemas por los que atraviesa el mundo actual.

Melomanía

Música es la danza del viento,
las pulsiones del sol
ahogadas bajo el mar,
el sonar de las mazorcas
en un perfume
de luna crepuscular.

Música es la sangre del tiempo,
un rechinar de dientes,
alimento sagrado
que espanta el frío y la tristeza
en el corazón de los hombres.

Música es un parpadear
de mariposa,
las arenas del sueño
que gravitan como lechuzas
en las malvas fiebres de la tarde
y su desnudez amortajada.

Música es también
sucumbir al deseo y la asfixia,
un hormigueo,
un ardor como de lija,
una voz en los trigales
como una sinfonola de estrellas,
el cálido aliento de un volcán
varado a media noche.

Música es una sustancia
de raíces y arboleda,
el vuelo diurno de un pez
sideral y sonriente,
una bocanada,
los delirios del agua del río
y su suave transcurrir
de palabras.

Música es una sed de azar
y de máscaras,
un temblor de piernas,
la risa de los sapos
croando el horizonte
cuando la oscuridad
se acuesta en la maleza.

Música es el galopar
de las valquirias
y sus fúnebres trompetas,
la embriaguez artificial
y clarividente
de una planta enamorada,
un relucir de piedras,
cavernosas humedades
de angustia y fantasmas.

Música es una rotonda
de cuervos arlequines
haciendo surcos en el cielo,
una kilométrica avenida
con tapiz de tulipanes,
nostalgia de gaseosa
y de gangrena,
el éxtasis religioso y mortecino
de las células azules
cuando duermen.
::.

 

A %d blogueros les gusta esto: