Todo está roto

Tus labios tóxicos
tus dedos tóxicos
tus besos tóxicos
tu lengua desnuda
como espinas
adheridas a mi cuerpo…
y la espuma de mi alma
merodeando en la cornisa.

Así quedé varado
en el lado oscuro de la luna
y su alado misterio rojo
de sudor de amapola,
como un hueco en la sangre.

Hay que disfrutar
el placer de la caída
y su mortal desenlace
de piernas entreabiertas,
hay que lamerse los labios
y frotarse las manos
en el eterno palpitar
de la carne y la memoria,
una crujía de huesos.

Hay que caer y oscurecerse
como una sombra huérfana
que llora sobre las tumbas sin nombre
donde acamparon los turbios paredones
de la muerte sin cabeza,
una hoguera sin dientes.

Maleza venenosa,
higos cargados de áridas promesas,
el humo negro se despuebla
y cae sobre tus muslos profanos,
ahí escamparon
para siempre tus ojos molidos
de tanto estremecerse
de dolor y de caricias.

El sueño está roto,
el verso está roto,
el vino está roto,
la noche se ha roto la cadera
en las intermitencias del tiempo-navaja
que cae sobre nosotros,
es una urdimbre de pies descalzos
caminando entre el asfalto caliente,
un par de cuerpos desmembrados
en la pálida luz de un recuerdo.
::.

 

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 26 abril, 2019 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: