Salar

 

Sal de mi
ser de sal
que no quiero ser
la noche celosa
buscando su cielo,
no quiero ser volando
la sed de tus ojos inciertos
suscitando desvelos

Fuiste tú
flor de azar
respirando las paredes
de ese sudoroso mar,
sed de ti
y nada más,
fumando tiempo arriba
cada herida malhabida
de esta sucia soledad.

Soy de ti
sólo un sol
un poco gris,
un ciervo azul
azorado y soez,
cuando la tarde
efervescente
busca en ti
la primavera.

Las azaleas asesinas
saboreaban
sangre surco
sirio sordo,
sarro duro,
zona oscura
donde solo sale ardor
en luz de sal,
porque ciegos van
mis ojos secos,
hoy sólo quiero
ser feliz,
salir al sur
y asir el sol
con las yemas
de los dedos.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 2 junio, 2019 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: