Varada en la sangre

 
La noche ríspida
va durmiendo en tu cuerpo
como un caudal de rosas.
 
Quizá no tenga
suficiente serotonina
en el alma.
 
Pero tengo al menos
un destino.
 
Será que para alegrarse
a veces es necesario
recordarse,
morderse,
acorralarse,
y recorrer pabellones
por donde el silencio
nunca ocurrió.
 
La tempestad
fija el curso de mis días
y las horas muertas
que lucen obscenas
desde la soledad del aparador
ahora te cantan
en su ataúd de recuerdos ingratos.
 
Los pasos enmudecieron
de pronto,
como una lengua
de mariposas desnudas.
 
Será que el atardecer
cayó conmigo,
como las flores desiertas
sobre el balcón
y la calle.
 
Y los cuerpos profanos
se humedecieron de pronto
en el calor de los sueños.
 
Y las palomas hirientes
miraban furiosas
desde la alacena
y la hornilla vacía.
 
Y los manteles tendidos
sobre la mesa, fugaces,
como si fueran una ofrenda
a la muerte sonriente
que aúlla y no duda.
 
En mi alma viciosa
ya nunca escampa.
 
Sólo se llena
de risas de tanta añoranza.
 
Es un poco de vino
mirando de lejos
las luces profanas
anidando en mi pecho.
 
Un mar de sombra
y cigarras
volando
ausentes
de tanto soñarte.
 
Inscripciones de piedra
y guitarra
ya lucen de pronto
enterradas en mi pecho.
 
La sangre tibia
me brota de versos lacustres
llenos de aliento y olvido.
 
Hoy miro mis manos
y apenas recuerdo
tu cuerpo tatuado
en mis dedos.
 
La tarde es un río
donde suceden
laberintos de carne
tan siempre dispuesta
buscando respuesta.
 
Las monjas blancas
se quedan absortas
mirando excitadas
las mieles del deseo
y la ruina.
 
Mi tacto sonoro
fue solo plegarias
buscando no verse.
 
Me acuesto en tu sueño
buscando
no amarte
en mis versos dolientes.
 
Tan solo apareces
cual musa dormida
en las fauces del tiempo.
 
A veces te siento
tan cerca y tan lejos
perdida en el viento.
 
Te miro y me acuerdo
que nunca exististe.
 
Tú fuiste tan breve
como una herida
varada en la piel
y la sangre.
 
Para mí
tú ya fuiste pasado,
un fantasma,
una voz resonando
en el alba.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 13 junio, 2019 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: