Los ‘normales’ y Bolivia

No cabe duda que yo soy un tipo muy raro. La gente a mi alrededor se sorprende de lo mucho que me indigna la masacre que está sucediendo en Bolivia, en complicidad con el aberrante silencio de los grandes medios de comunicación. Total, ya lograron su objetivo: derrocar a Evo e instalar una dictadura militar en el país para ser saqueado. Total, a los que están masacrando son indígenas pobres, y como el racismo-fascismo es la ideología dominante para la “gente bien”, a nadie le importan estas atrocidades dignas de Hitler. Hasta ahora van al menos 30 muertos asesinados por las fuerzas armadas en Bolivia en menos de una semana, incluyendo las bajas en la masacre de Cochabamba y Senkata, cerca de El Alto. Masacres que los grandes medios simple y sencillamente han decidido no reportar.

De ahí mi molestia. Los integrantes de #LaBorregada sólo se molestan por cosas como el incendio de la catedral francesa de Notre Dame o algún tiroteo en EE.UU. En esos casos ponen banderitas en sus perfiles de redes y se indignan para estar a la moda. Son fácilmente programados por los medios que les ordenan qué sentir, a quién odiar, de qué indignarse. Se sienten aliviados de ser indiferentes al dolor ajeno porque, me dicen, los clavados como yo sufrimos innecesariamente. Su humanidad selectiva —siempre a favor de los poderosos, siempre condicionada por lo que aparece en la tele— simple y sencillamente no compagina con la mía.

Yo no puedo permanecer ecuánime ante el exterminio de mi pueblo, pues soy mexicano y pertenezco a un gran país llamado Latinoamérica. Me encarbona sobremanera que una masacre como la que está ocurriendo en Bolivia pase desapercibida mientras la gente “normal” hable de cosas banales y frívolas.

Dice Jiddu Krishnamurti que “no es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”. Coincido con él. Lo siento por la gente “normal”, tan fanatizada, tan indiferente. Están profundamente enfermos y ni siquiera se han dado cuenta.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 20 noviembre, 2019 en Política y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: