El tiempo explosión

Al tiempo combustible
le siguió el tiempo explosión.

La profecía se cumplió.

Los cuerpos arden
en las llamas del odio, la ira.

El mundo se desgarra
en una guerra imbécil
de todos contra todos,
la sangre sobre la sangre
no cesa tratando de tapar
los agujeros y el dolor.

Será por eso que ahora
me ha dado por hacer combustión
entre cadáveres
que repiten al unísono
la palabra violencia
violencia, violencia
violación, violencia,
VIOLENCIA, VIOLENCIA
la sangre se derrama
y no escampa
no espera.

Con el dedo ominoso
señala la jauría
y enseña los dientes.

El alma cercenada
no deja de lamerse las heridas,
ahora que fueron mutilados
todos los sueños
como las horas negras
que se atrincheran
en el desgarbado corazón,
y no hay tregua,
solo gritos de rabia y ardor,
solo una herida sobre la otra.

Los cuchillos hambrientos
van desfilando en la pasarela
de la vanidad,
como un hilito de sangre
escurriendo del techo,
un socavón en el alma pendenciera
anhelando ser humo,
con la esperanza intacta
de hallar en la densa tiniebla
un poco de olvido
y quizá redención.
::.

Acerca de manuelhborbolla

Poeta, filósofo y periodista, egresado de la UNAM. Creo que es posible transformar el mundo a través de la poesía.

Publicado el 30 noviembre, 2019 en Poemas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: