Archivo de la categoría: Música

La formidable versión de Take five interpretada por Brubeck y compañía

Disculparán mi ignorancia jazzera pero no conocía esta versión de la clásica canción. Una cosa tremenda, alucinante. Señores músicos los que interpretan esta formidable pieza. Paul Desmond (alto sax), Joe Morello (batería), Eugene Wright (bajo) y Dave Brubeck (piano). La escuché y quedé prendado. Sublime.

 

Música para viajar por la noche tornasol

Algunas rolas con las que me he topado últimamente que me gustaron, y que posteo por estos rumbos para que luego no se me olviden los nombres de los grupos (que luego sí pasa y es harto difícil volver a dar con ellos).

Pitágoras, música y matemáticas: la resonancia del universo

Una imperdible conferencia sobre la dimensión sagrada de las matemáticas y su aplicación en la música, según la escuela pitagórica, cortesía del profesor Jaime Buhigas, quien es en sí mismo, todo un personaje.

“El número tiene una dimensión cualitativa. El número es un mito”, afirma Buhigas en su memorable conferencia que retoma la tradición perdida a la hora de reinterpretar la matemática como un vínculo con lo sagrado.

“La música es geometría en el tiempo” y “el trasfondo del amor es el regreso a la unidad”. Son algunas de las frases memorables con las que me quedo tras escuchar la ponencia. Qué diferente sería el mundo si en las escuelas se enseñara matemáticas desde esta otra perspectiva.

::.

Mozart metalero

Últimamente me he interesado mucho en la vida y obra de Mozart. Y tratando de entender la construcción armónica de algunas de sus piezas me topé con este par de adaptaciones en guitarra y versión rock, que suenan bastante bien. El genio de Wolfgang Amadeus trasciende cualquier barrera mental de los géneros musicales.

Una cuerda, ritmo y mucha actitud

Siempre me ha impresionado este video. Cuando el ritmo y la música se trae dentro, basta una simple cuerda en una guitarra desvencijada para prender a la banda. Vaya manera de hacer música con tan pocos recursos materiales a la mano. La creatividad humana es sorprendente.

La rana psicodélica a ritmo de Sol Pereyra

La gracia de este anfibio multicolor es una cosa alucinante. Ideal para una respuesta sarcástica en redes sociales. Pero fue la curiosidad de saber quién cantaba la rola de la célebre rana lo que me condujo a la música de Sol Pereyra, una morra con rolas buena onda y letras de contenido pa seguirle con esta racha sonora de música hipster. El vidio de la canción Nadie te preguntó es bastante bueno, pero competirle a la rana tornasol está cabrón. Vale la pena echarle ojo a los otros vidios.

El suave aliviane sensorial de Caloncho

La música de este compa es tranqui, casi como una tarde de ver películas tirado en el sofá junto a una morra. Quizá demasiado suave para mis gustos melodramáticos, pero me agradó el rollo visual de los videos: muchos colores, escenas imaginativas, texturas sensoriales que lo hacen a uno sentirse liviano. Un buen exponente de la onda hipster.

Las rolas azules de Loli Molina

¡Vaya sentimiento de esta morra en la guitarra! Poseedora de un enorme talento y creatividad en lo que a escalas musicales se refiere, la principal virtud de la compositora argentina Loli Molina es la manera de hacer vibrar las cuerdas con la misma resonancia del alma. Una artista en toda la extensión de la palabra.

Tener fe es tener certeza de que “todo va a estar bien”

En un país desesperanzado como el que vivimos, un video musical como este, cortesía de Meme, nos viene muy bien. El primer paso para construir la esperanza es tener fe, saber que “todo va a estar bien” más tarde o más temprano. Tener fe en medio de la oscuridad es siempre un acto revolucionario. ¡A bailar!

La máquina de canicas que hace canciones

Un instrumento musical alucinante, el cual produce sonido a partir de una compleja maquinaria que funciona a con canicas. Una asombrosa pieza de ingeniería e imaginación creada por el diseñador, artista y músico Martin Molin. Algo así como los organilleros del nuevo milenio.

Canciones nostálgicas en el preludio de un febrero desamorado

Tras una sesión de nostalgia y videos, salieron varias cancioncillas que había olvidado o no conocía. Aquí un resumen de lo que aconteció aquella noche de febrero, en el preludio de un extraño sopor de noche sin luna.




Rolas viejecitas que apenas voy descubriendo

En los últimos días me he topado con algunas rolas geniales de hace unos ayeres, que no conocía o hacía mucho que no escuchaba. Rolas tranquis para pasar una tarde soleada en estas jornadas de frío invernal. La música, ese placer exquisito de estar vivo.

π (pi) en La menor

Un interesante experimento musical que traduce en notas los valores del enigmático número π (pi).

Mosaico ecléctico de música pop

En los últimos días me he topado con varias canciones interesantes, unas nuevas, otras no tanto. Es un mosaico pop bastante ecléctico que va desde el amor como una necesidad de eternidad, música pa bodorrios, rock mexicano con aires de surf y bolero, así como noches de extravío bailando en la oscuridad o en medio de una casa vieja.

De magia y la búsqueda de la nostalgia

Dos rolitas que me han sonado en las entrañas durante los últimos días. Ambas, de origen argentino. La primera, una pieza con una armonía compleja, escalas con pegada, un conjuro de Cerati antes de dormir la eternidad. Del otro lado, Vilma Palma e Vampiros con una rola sencilla pero pegadora, llena de nostalgia y otras evocaciones que se ensanchan en noches como la de hoy.

Jugando con los amigos

Un vidio chévere que me encontré por ahí, Playin’ with my friends, del grupo IKEA. La rola está genial pero el video es aún mejor.

El placer musical de surfear en la Muralla China

Dos videos con trasfondo surf. El primer video Beijing Surf, es un experimento visual de mis amigos Adampol Galindo y Dariela Romero en su travesía por Asia a la deriva, misma que pueden ir siguiendo a través de su página web: www.proximaparada.elojodepez.com/. La rola Ca Plane Pour Moi, interpretada por Nouvelle Vague, le va muy bien al vidio.

El segundo video es de la rola Let’s go surfing de la banda norteamericana The Drums. De esas canciones que siempre me han gustado y no sabía cómo se llamaba ni quién la tocaba.

De venganza, canibalismo amiguero y cumpleaños

Venganza al son de huapango, amigas devoradoras y sensualidad pura con motivo de algún cumpleaños en electropop. Tres canciones que nada tienen que ver entre sí en la lírica de Ricardo Salvador, Foster the People y Leighton Meester. Tres rolitas chéveres que no podía dejar pasar así nomás sin treparlas a esta, mi guarida ciberespacial.

¡Hasta siempre Cerati!

De esas partidas que duelen. Extraños y prodigiosos seres son los artistas, que crean fuertes vínculos emocionales con personas que nunca conocieron. Se nos fue Gustavo Cerati un día de lluvia. Siempre pensé que regresaría del inframundo para componer un último disco sobre aquella experiencia sublime. El genio más grande del rock latinoamericano nunca despertó del sueño. Pero ahí sigue, musitando versos y canciones desde el reino de lo etéreo. A últimas fechas escuchaba mucho Prófugos y Té para tres, dos canciones emblemáticas en mi vida durante los últimos años. Ni qué decir de Lago en el cielo, Adiós, Me quedo aquí y los superclásicos de la época de Soda Stereo, desde La Ciudad de la furia hasta De música ligera o Persiana Americana. Un genio para la composición musical, un interpetre soberbio en la guitarra eléctrica y un poeta en toda la extensión de la palabra. Se nos fue Cerati pero nos quedan fragmentos de su alma en cada una de las muchas canciones que le heredó al mundo. ¡Hasta siempre, Cerati!

A %d blogueros les gusta esto: