Archivo de la categoría: Política

Los antipejes

No deja de sorprenderme la retórica anti-AMLO. Los conservadores hablan como si el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hubiera recibido un país próspero y lo estuviera encaminando a la ruina. ¿En serio? ¿En qué burbuja vive esa gente? Ellos por supuesto, no han visitado nunca un ejido, un pueblo pobre, una ranchería, no han siquiera cruzado palabra alguna con la gente que ahí vive y padece los estragos del modelito económico que los conservadores tanto defienden. Y al mismo tiempo se quejan de la violencia, como si fueran cosas ajenas.

El fifí por excelencia piensa que todo México es Polanco. No puede siquiera concebir que haya rincones del país donde no existe conexión de internet. Se quejan de la situación nacional mientras planean su próximo viaje a Europa, al mismo tiempo que en otras latitudes, existen mexicanos que comen agua caliente con sal para tratar de engañar al hambre. Pero eso no les indigna. Consideran que ayudar a los más necesitados es populismo. Defienden los beneficios de una supuesta meritocracia como si hubieran crecido y prosperado en la sierra Tarahuamara y no en las Lomas de Chapultepec. Siguen pensando que los clasemedieros son los únicos que trabajan, que los pobres son pobres porque quieren y no quieren trabajar. Habría que verlos cargando bultos de cemento bajo el rayo del sol, arando la tierra, o exponiendo la salud en trabajos miserables y mal remunerados, en lugar de oírlos decir estupideces desde la comodidad de la computadora. Se asumen como “capitalistas” cuando en realidad son unos pobres asalariados acomplejados, o en el mejor de los casos, tienen un changarrito familiar. Pero eso sí, nadie les va a arrebatar su derecho a la infamia, y harán todo lo posible por defender la propiedad privada, porque en el fondo, anhelan fama y fortuna, para tratar de sobrellevar el insoportable vacío existencial que padecen cada vez que se miran al espejo. Cualquier cosa que aluda a la cooperación como forma de convivencia social, será vista como una conspiración comunista y representa una amenaza que debe ser aniquilada. Los antipejes no proponen nada, sólo se quejan.

Así de pobre y limitada es su capacidad de interpretar el mundo.

Lo curioso es que aquellos que más se quejan del Peje, son los mismos que defendieron durante años el sicariato de Felipe Calderón, los mismos que decían que extrañarían a Peña Nieto porque los hacía reír con tantos memes. Cegados en su frivolidad, no se dieron cuenta que el país se fue al carajo mientras ellos nomás se reían viendo el Feis.

El derroche de ignorancia es tal, que las críticas estúpidas a López Obrador son por cosas tan triviales o insulsas como la rifa del oneroso avión presidencial, mientras las grandes contradicciones de la 4T, como lo ocurrido con la termoeléctrica de Huexca, donde vimos la peor versión de Andrés Manuel, pasó inadvertida.

Y eso se debe a que los intereses de los medios de comunicación que gobiernan las insípidas mentes de #LaBorregada, sólo se ofenden cuando se atenta contra los intereses del capital financiero trasnacional. Lo demás, les importa un carajo, así se trate de exterminar y arrasar con pueblos enteros.

Los antipejes suelen ser el mismo tipo de personas que creen que no usar popotes o bolsas de plástico salvará al planeta de la crisis ecológica, los mismos que vociferan si no hay crecimiento económico, aún cuando ese crecimiento económico contamina el aire, el agua, la tierra y envenena animales, plantas y personas. Por supuesto, ellos no se dan ni por enterados que los patrones de acumulación de riqueza o la mecánica de producción-consumo del sistema capitalista, son el trasfondo de la catástrofe ambiental que padece el planeta.

Pero ellos, muy tranquilos, siguen renovando su teléfono celular cada año, para estar a la moda. Eso no es un atentado contra la ecología, por supuesto que no. Es simple y sencillamente estar al día, para tomarse selfies más sofisticadas. La fastuosa galería de la podredumbre humana.

¡Cuánta frivolidad! ¡Qué derroche de ignorancia!
::.

La historia de la civilización: el surgimiento y caída de grandes imperios (MAPA año por año)

Nada es para siempre. Solemos creer que los territorios, las naciones y los países son eternos. Pero en realidad son mucho más efímeros de lo que pensamos. Un país es un momento dentro de la historia. Todo es mezcla, constante cambio. La única constante es la guerra, la eterna lucha entre tribus, clanes, imperios. Eh ahí el rostro de la humanidad, resumido en la historia geoplítica del mundo.

Confucio y de cómo un buen gobernante es aquel que vive en armonía con el Cielo

Imagen relacionada

Leo sobre el pensamiento de Confucio, quien afirmaba que un ser humano pleno es aquel que vive en armonía con el Cielo (el orden natural de las cosas), y la cabeza se me llena de ideas.

Esta doctrina señala que el ser humano tiene el deber de autoperfeccionarse mediante la introspección y el estudio.

“Si lo logra, tendrá conocimiento de sí mismo y de los deseos del Cielo, lo que le servirá para desarrollar su Li, que significa los ritos, las ceremonias, la rectitud y las buenas formas interiorizadas. El Li es útil para desarrollar el Ren que se podría traducir por «buenos sentimientos hacia los demás hombres». La práctica del Ren supone las virtudes Zhong y Shu, que se traducen aproximadamente como ‘lealtad’ y ‘perdón’, o como ‘fidelidad’ y ‘compasión’. Si el hombre tiene Ren, podrá fácilmente practicar la justicia, los buenos principios, llamados Yi”, explica un texto en Wikipedia.

“El hombre que practica las anteriores virtudes es un Junzi, un hombre superior (…) El Junzi sería educado y justo, la (virtud) le sería inherente y siempre estaría en el Justo Medio, que indicaba la necesidad de moderación en todo. Además, el Junzi conoce y respeta los mandatos del Cielo, y conoce el propio”, agrega la enciclopedia.

Para el confucianismo, “el mal gobierno contradice el orden natural y viola el Mandato del Cielo. El gobernante que se conduce así pierde su legitimidad y puede ser depuesto por otro que recibirá este mandato”.

Así, el buen gobierno sería aquel que predica y ejerce la virtud. La legitimidad de un buen gobernante dependerá entonces de su ejercicio de la virtud. Esto es una visión interesante que pone en entredicho lo que pasa hoy en día con las democracias liberales, donde se piensa que la legitimidad es consecuencia de las elecciones populares, independientemente de la conducta y las acciones del gobernante.

Mezclándolo con otros conceptos del hinduismo, podríamos decir que un requisito para ser un buen gobernante es tener buen karma.
::.

El cambio climático es, ante todo, una lucha por el poder

 

Leo las conclusiones de la COP y cada año es lo mismo. Quien crea que la situación ambiental cambiará en estas cumbres internacionales de cambio climático, está en un rotundo error.

“Los países más contaminantes secuestraron la Cumbre de Cambio Climático – COP25”, titula el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en un comunicado. “La Cumbre del Clima de Naciones Unidas que más ha durado de todas las celebradas hasta el momento, COP25, concluye con los grandes países contaminantes como EE.UU., China, India, Japón, Brasil y Arabia Saudí, entre otros, eludiendo su responsabilidad de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Esta postura ha bloqueado el progreso de las negociaciones climáticas en Madrid”, señala WWF.

El problema de raíz del capitalismo, es que la acumulación de riqueza te vuelve fuerte frente a otras tribus-naciones. Renunciar a la acumulación es renunciar a la posibilidad de dominar al otro y volverse susceptible de ser dominado. ¿Cómo corregir esa falla sistémica?

Las naciones no están dispuestas a dejar de acumular riqueza y eso implica más explotación, más producción, más contaminación. Así como el feudalismo fue devorado por una pujante burguesía, es probable que el capitalismo reviente por imparables oleadas masivas de pobres que anhelan acumular riqueza como los países ricos. Algo que, de hecho, ya está sucediendo. Basta revisar el crecimiento económico de China y la manera en que India desplazará a EE.UU. como la segunda economía del planeta para 2040, según consultoras como el Foro Económico Mundial, PwC o Standard Chartered. Algo que modificará por completo la correlación de fuerzas a nivel global.

Quizá la única posibilidad viable de implementar políticas socialistas en el mundo, sea a través de relaciones de poder más equilibradas entre distintos bloques geopolíticos. Y esto se explica porque también existe una tendencia a construir bloques regionales como un mecanismo de fuerza, para contener amenazas externas.

La lógica de la acumulación como sinónimo de poder, sólo tiene sentido en un régimen profundamente desigual.

Combatir el cambio climático no sólo implica reducir el consumo como la forma más salvaje de acumulación y explotación de la naturaleza. De ahí que resolver la crisis ambiental implica, sobre todo, una lucha política entre ricos y pobres. Mientras la pobreza siga siendo utilizada como instrumento de dominación, el ser humano estará condenado a la autodestrucción frente a la crisis climática.

El momento histórico que vivimos requiere cambios de fondo en nuestra manera de concebir la propiedad, es decir, nuestra concepción de la justicia. La única salida a la crisis del mundo es promover un gran salto de conciencia. Y para ello se requiere una nueva metafísica.
::.

Los ‘normales’ y Bolivia

No cabe duda que yo soy un tipo muy raro. La gente a mi alrededor se sorprende de lo mucho que me indigna la masacre que está sucediendo en Bolivia, en complicidad con el aberrante silencio de los grandes medios de comunicación. Total, ya lograron su objetivo: derrocar a Evo e instalar una dictadura militar en el país para ser saqueado. Total, a los que están masacrando son indígenas pobres, y como el racismo-fascismo es la ideología dominante para la “gente bien”, a nadie le importan estas atrocidades dignas de Hitler. Hasta ahora van al menos 30 muertos asesinados por las fuerzas armadas en Bolivia en menos de una semana, incluyendo las bajas en la masacre de Cochabamba y Senkata, cerca de El Alto. Masacres que los grandes medios simple y sencillamente han decidido no reportar.

De ahí mi molestia. Los integrantes de #LaBorregada sólo se molestan por cosas como el incendio de la catedral francesa de Notre Dame o algún tiroteo en EE.UU. En esos casos ponen banderitas en sus perfiles de redes y se indignan para estar a la moda. Son fácilmente programados por los medios que les ordenan qué sentir, a quién odiar, de qué indignarse. Se sienten aliviados de ser indiferentes al dolor ajeno porque, me dicen, los clavados como yo sufrimos innecesariamente. Su humanidad selectiva —siempre a favor de los poderosos, siempre condicionada por lo que aparece en la tele— simple y sencillamente no compagina con la mía.

Yo no puedo permanecer ecuánime ante el exterminio de mi pueblo, pues soy mexicano y pertenezco a un gran país llamado Latinoamérica. Me encarbona sobremanera que una masacre como la que está ocurriendo en Bolivia pase desapercibida mientras la gente “normal” hable de cosas banales y frívolas.

Dice Jiddu Krishnamurti que “no es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”. Coincido con él. Lo siento por la gente “normal”, tan fanatizada, tan indiferente. Están profundamente enfermos y ni siquiera se han dado cuenta.
::.

Dussel sobre Bolivia: los cambios estructurales son necesarios pero hace falta cambiar la subjetividad

 

He aquí la importancia de aprender filosofía para poder interpretar la realidad desde una perspectiva profunda que vaya más allá de la verborrea mediática que no hace sino reproducir el discurso hegemónico. Y por ello hay que escuchar al gran Enrique Dussel y lo que dice sobre la situación política en Bolivia y América Latina.

Afirma que en Latinoamérica se ha dado un nuevo fenómeno: los avances en materia social de los gobiernos de izquierda sacaron de la pobreza a mucha gente, construyendo una nueva clase media con otras aspiraciones y que ha buscado en las políticas de derecha una vía para satisfacer dichas aspiraciones, debido a que no ha existido un cambio en la subjetividad.

Algo que -esto no lo dice Dussel, pero me vino a la mente- sí ocurrió en países como Venezuela y Cuba, y explica en mayor o menor medida, el por qué no se han podido concretar los golpes de Estado pese al apoyo de EE.UU.

“No es solo cuestión de cambiar estructuras, que son necesarias para permitir cierto crecimiento económico de nuestros pueblos, sino hay que también preocuparse de cómo se interpreta la realidad, ese pueblo cotidiano en su subjetividad“, afirma el filósofo en entrevista con Carmen Aristegui.

“Se ha hecho un gran avance en cambios objetivos e institucionales pero se ha avanzado mucho menos en la transformación de la subjetividad, y entonces tenemos un sujeto que en el fondo aspira a ser un consumista neoliberal“, remata.

De ahí, señala Dussel, la necesidad de cambiar el “sentido común” en nuestros pueblos.
También advierte que los movimientos de derecha en Bolivia y Brasil, no son la derecha católica tradicional, sino evangélica, lo cual modifica el sentido social de los movimientos de derecha, pues este giro al protestantismo busca insertarse de lleno en el proyecto capitalista global. El planteamiento de Dussel me parece deslumbrante y recuerda mucho esa otra gran obra de Weber, La ética protestante en el espíritu del capitalismo, para entender fenómenos actuales en América Latina.

Por ello, Dussel prevé un choque religioso entre los “Ponchos rojos” que defienden las tradiciones aymaras y los grupos evangélicos que han proclamado la salida de Pachamama y la imposición de la Biblia evangélica (neofascista, agregaría yo) en Bolivia.

“Va a ser una especie de lucha religiosa que es esencialmente política“, señala Dussel.

Ese es para mí, la gran tarea intelectual de nuestro tiempo: reinventar al hombre y la mujer, y su vida en sociedad. Y para ello es necesario construir un nuevo mito fundacional que nos permita reimaginar la realidad desde sus cimientos.
::.

Diatriba contra la derecha global a propósito de las palabras del gran Evo Morales

 

Evo Morales y López Obrador

Escucho la conferencia de Evo Morales en México. Su mensaje y su relato, tras el golpe de Estado en Bolivia, son contundentes. El rechazo que existe entre algunos sectores de México al asilo político del expresidente boliviano, evidencia un racismo profundo, un hondo desprecio por los gobernantes que gobiernan para los pobres, para las mayorías. ¿No se suponía que de eso trata la democracia? ¿De construir sociedades más equitativas, más incluyentes, para vivir en paz?

¿Cómo puede ser que un presidente que trajo tanto beneficio a su pueblo sea tan denostado en medios y redes? De ese tamaño es la ignorancia, la enajenación, el avasallamiento soez al que muchos han sido sometidos por los aparatos de poder hegemónicos sin siquiera darse cuenta.

Luego uno ve las consecuencias del golpe en Bolivia, con el asalto de los fascistas al más puro estilo del franquismo español, alabando a Cristo rey, y eso no les indigna igual a los detractores de Evo o la 4T, impulsada por Andrés Manuel López Obrador en México.

En el fondo, esa gente afín a las ideas de derecha odia a los pobres.

Pero como no lo pueden reconocer públicamente, tienen que buscarse una justificación a su odio irracional, para tratar de darle cohesión y sentido a su psique. De ahí su esfuerzo tan grande a la hora de tratar de erigir monstruos, tratando de calificar con el dedo inquisidor de “dictadores malévolos” a personajes que no lo son. Esta gente, temerosa, se miente a sí misma, porque es preferible eso a reconocer que tienen miedo, y en ese miedo se fundamenta la raíz de su odio. Y al mismo tiempo, paradójicamente, se muestran terriblemente tolerantes frente a las verdaderas injusticias y atrocidades que azotan al mundo: la violencia, el abuso, la dominación caníbal de unos sobre otros.

Por ello, esta gente de ideas conservadoras prefiere darle limosnitas y ayudas caritativas a los pobres, en vez de generar condiciones para que crezcan y se desarrollen, algo que por supuesto, la derecha no puede permitir, porque lo ven como una amenaza a sus privilegios. De ahí proviene el horror desmesurado, estúpido e irracional de la derecha global frente a los gobiernos populares.

Saben que un crecimiento de los sectores más pobres implicará que esos pobres, empoderados, incluso se atrevan a ser presidentes de su país, siendo indígenas, siendo morenos, personajes que hablan raro, con frases populacheras, personajes forjados en el barrio, frontales, ajenos al decoro y los modales de las altas esferas tan acostumbradas a mandar, esas élites pedantes que ven a los pobres como servidumbre y no como sus iguales.

Por eso los propagandistas de la derecha hablan del socialismo como si se tratara del mismísimo diablo. Temen tanto ser desposeídos de su riqueza, de sus propiedades, de sus privilegios, que no están dispuestos a compartir un poco de eso para el beneficio común, ni siquiera para que no maten ni secuestren a sus hijos en la calle. Y a todo esto, yo me pregunto. ¿Cómo hace esta gente de derecha para poder vivir, con tanto odio, con tanto miedo dentro?
::.

Que caigan los golpistas de Bolivia y América Latina

Con su renuncia a la presidencia de Bolivia, Evo Morales dejó en claro que su decisión fue provocada por una serie de agresiones contra las familias de sus ministros, legisladores de MAS y líderes sindicales afines al gobierno socialista. La familia de Morales también recibió agresiones directas en sus casas: incendiaron sus propiedades, secuestraron a sus hijos. Esto sólo evidencia que, más allá de las tensiones poselectorales, había un plan orquestado para perpetrar un golpe de Estado en Bolivia con ayuda de la OEA, instrumento del imperialismo estadounidense a nivel continental. Análisis independientes como el realizado por el Center for Economic and Policy Research (CEPR) señalan que no existe evidencia de fraude electoral en la primera vuelta de las elecciones en Bolivia. El análisis de la OEA no es confiable, pues ha quedado de manifiesto el papel que ha jugado dicho organismo a la hora de operar intentos de golpes de Estado con el aval de EE.UU. en países como Venezuela, como ocurrió a inicios de 2019. La traición de los mandos policiales y de las Fuerzas Armadas bolivianas sólo terminaron de cerrar la pinza para consumar la farsa.

Con el golpe de Estado en Bolivia, queda claro que el crecimiento económico con reparto reparto equitativo de la riqueza, no son factores suficientes para mantener un proyecto político contrahegemónico al capitalismo global impulsado por EE.UU. y la derecha internacional.

La lucha de clases ha sido y sigue siendo el factor crucial para entender el trasfondo de los golpes de Estado en América Latina. El desastre de la derecha siempre será minimizado por los medios de comunicación y organismos afines al proyecto hegemónico, mientras que los gobiernos populares que apuestan por el beneficio de las mayorías son satanizados y perseguidos. Lo hemos visto en el último año en países como México, Ecuador, Venezuela, Brasil, Argentina, Chile y ahora en Bolivia. Los líderes progresistas son perseguidos y denostados por la maquinaria propagandística yanqui, mientras los golpistas de derecha se contentan con recibir palmaditas de su amo, como los deleznables perritos falderos que son.

Los ricos del planeta no están dispuestos a permitir un cambio en el sistema político imperante, un cambio que ponga en riesgo sus privilegios, emanados de la explotación y el despojo a ultranza, características fundamentales del neoliberalismo. Por eso es una ingenuidad brutal la de aquellos que se asumen como apolíticos, en medio de una guerra como la que vivimos todos los días, esta lucha de clases donde las oligarquías se organizan en función del dinero y la acumulación capitalista para ejercer la opresión de los más pobres.

Yo por eso tomo partido en esta lucha terrestre y estaré siempre del lado de los pobres, de los oprimidos. Es un deber moral repartir la riqueza para beneficio de todos.

¡Que mueran los tiranos y el mal gobierno!
¡Que muera el capitalismo y la explotación carnicera!

¡Que viva Evo Morales y el pueblo de Bolivia!

Ya habrá tiempo para saldar cuentas con la historia.
::.

Nomás criticar no resolverá el problema de la violencia

Hacen falta menos opiniones y más trabajo. Es claro que el gobierno está rebasado y que la estrategia de la 4T, tal como lo vengo advirtiendo desde antes que iniciara este mandato, es limitada. Pero más allá de criticar o defender al presidente, el pueblo necesita tomar la iniciativa: organizarse, hacer foros, convocar a universidades, comunidades, movilizar a las distintas fuerzas sociales.

El problema de la inseguridad no es solo responsabilidad del gobierno. Se necesita que el pueblo construya una estrategia de seguridad desde la base social. Si hubiera un programa aterrizado y con amplia convocatoria (que no se limite a las ONGs financiadas por las cúpulas empresariales) se podría presionar al Congreso para destinar recursos a programas específicos. López Obrador ha pretendido resolver el tema de la violencia únicamente desde el gobierno federal y eso es un error. ¿Dónde está el Congreso? ¿Qué han hecho los gobernadores además de mirar placenteramente cómo se les resbala mediáticamente la masacre de moda? ¿Qué han propuesto los otros partidos además de arremeter contra sus adversarios? ¿Las universidades públicas dejarán su burbuja en las aulas para discutir el tema con otras fuerzas sociales? ¿Qué pueden aportar los empresarios, los maestros, los obreros, los campesinos, los ingenieros, los comités vecinales, para resolver el problema de la violencia? Se necesita convocar a las fuerzas sociales para refundar este país, no sólo desde las urnas, sino a través de la participación política y la erradicación de la violencia.

Uno de los rasgos característicos del proyecto neoliberal impulsado por la derecha, es precisamente el desgarramiento del tejido social. Se requiere urgentemente reconstruir esos lazos sociales para contener la epidemia de violencia que vive el país, el cual es un problema estructural que tardará varios años en resolverse.

La crítica por sí sola resulta estéril si no es acompañada de acción política. Está bien exigir resultados al gobierno en turno, pero no es suficiente. ¿Qué harás tú para resolver el problema, más allá de sentarte y opinar sobre las noticias que aparecen en medios y redes sociales? El pueblo debe tomar las riendas de su propio destino. Es el deber histórico que nos demandan los tiempos sanguinarios que vivimos hoy.

::.

El fraude bancario que gobierna el mundo

Resultado de imagen para dollars banks

 

“Controla los alimentos y controlarás a la gente, controla el petróleo y controlarás a las naciones, controla el dinero y controlarás el mundo”.

Henry Kissinger

La mejor explicación en video que he visto sobre cómo funciona ese gigantesco fraude llamado sistema financiero internacional, una maquinaria diseñada por los banqueros del mundo para generar y concentrar riqueza de la nada, lo cual explica en buena medida la manera en que ha aumentado la desigualdad en el mundo.

Es un fragmento de la película Thrive ¿Cuánto le costará al planeta?, de  Kimberly Carter Gamble y Steve Gagné.

El problema de estos asuntos es que, como la realidad es un punto de encaje, muchos fenómenos que cuestionan el discurso hegemónico sobre el que se sostiene la “realidad” de nuestro tiempo, parecen una auténtica locura. Pero hay elementos interesantes para que, al menos, otorguemos a estos argumentos el beneficio de la duda. 

El saldo del neoliberalismo en México: crónica de un país desgarrado y vulnerable frente a Trump

Este análisis lo realicé con motivo de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México, con el fin de documentar la situación estructural del país luego de tres décadas de neoliberalismo. Por cuestiones editoriales, no se había publicado este análisis que ejemplifica muy bien cómo fue que se gestó la alta vulnerabilidad de México a los caprichos de EE.UU. y el presidente Donald Trump, quien acaba de anunciar la imposición de aranceles a todas las mercancías mexicanas, como represalia a la política migratoria adoptada por el gobierno de López Obrador.

Los datos son contundentes y forman parte de un ejercicio crítico por entender la magnitud del desastre político, económico y social que dejó el sistema neoliberal en México (ver 20 años del TLCAN: el recuento del desastre). Un modelo económico impulsado desde el sexenio de Miguel de la Madrid, profundizado por Carlos Salinas de Gortari y sus sucesores, incluyendo a Ernesto Zedillo, los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, hasta Enrique Peña Nieto. Todos ellos, corresponsables junto con el PRI y PAN, de que México esté situado en una posición de debilidad estructural frente a los embates de EE.UU., luego del giro proteccionista que tomó la potencia norteamericana con la llegada de Trump al poder en 2017.

Imagen relacionada

AMLO y el fin de un modelo económico

El cambio político que experimenta México con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República, es equiparable al que suele acontecer en otros países luego de una revolución. Un cambio de régimen político con un giro a la izquierda en el modelo económico. Una transformación que, sin embargo, se produjo de manera pacífica, por la vía electoral.

La magnitud del cambio que experimenta en México sólo puede entenderse a la luz de la profunda crisis estructural que se gestó en el país durante poco más de tres décadas de gobiernos neoliberales. Y es aquí donde radica la trascendencia del profundo cambio estructural que implica la llamada “Cuarta Transformación” propuesta por el actual presidente mexicano.

El neoliberalismo siempre fue el enemigo a vencer. Así lo dejó claro López Obrador, durante su toma de protesta el 1 de diciembre de 2018 ante el Congreso de la Unión.

“La crisis de México se originó, no sólo por el fracaso del modelo económico neoliberal aplicado en los últimos 36 años, sino también por el predominio en este periodo de la más inmunda corrupción pública y privada”, dijo López Obrador.

“La política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país”, señaló. “El distintivo del neoliberalismo es la corrupción. Suena fuerte, pero privatización ha sido en México sinónimo de corrupción”, agregó.

Más allá de interpretaciones ideológicas, la contundencia de los números parecieran avalar la mordaz crítica al neoliberalismo hecha por López Obrador, el primer presidente mexicano emanado de un movimiento social de base, desde el fin de la Revolución Mexicana.

Una situación que permitirá comprender a profundidad los retos que enfrentará el nuevo presidente mexicano para llevar a cabo su proyecto reformador ante la grave crisis económica y social que enfrenta el país, tras años de violencia y corrupción política del más alto nivel.

El saldo del neoliberalismo en México

De 1988 a 2017, la economía mexicana creció a una tasa promedio de 2.6% anual según datos del INEGI.[1] En contraste, la tasa de crecimiento demográfico en el país para el mismo periodo fue de 1.57%, según datos del Banco Mundial. Esto significa que durante el periodo neoliberal, la economía mexicana creció a una tasa promedio de apenas un 1.03% anual descontando el crecimiento de la población.

1

Mientras que en 1988 la balanza comercial de México arrojaba un saldo favorable de 2,546 millones de dólares, en 2017 México registró un saldo negativo de -20,760 millones de dólares, según datos del Banco Mundial.[2]

2

Asimismo, la productividad de México registra una marcada caída desde 1981, misma que continuó a lo largo de todo el proyecto neoliberal. Para 2016, prácticamente todos los sectores de la economía mexicana registran números negativos excepto cuatro: los medios de comunicación, el sector financiero, los servicios de energía eléctrica y la agricultura, según el índice de Productividad Total de los Factores de 1991 a 2016 desarrollado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).[3]

3

Este indicador, que básicamente mide la contribución de la producción a la economía nacional, arroja un saldo negativo en el sector secundario y terciario, correspondiente a infraestructura y servicios.

4

En el caso de la agricultura, llama la atención que hasta 2011, también existía un saldo negativo en este sector, situación que se revirtió para 2016 sin cambios estructurales en el campo mexicano. Un hecho que nos lleva a pensar que, posiblemente, el aumento en la producción y valor de las exportaciones de aguacate (que supera incluso a la entrada de divisas por la venta de petróleo)[4] haya jugado un papel relevante en mitigar los efectos negativos de la balanza comercial agrícola que experimentó México de 2000 a 2015.[5]

Más allá de la polémica sobre el caso del campo mexicano, los datos indican que los sectores más beneficiados del modelo neoliberal fueron los medios de comunicación, el sector financiero y la generación de energía eléctrica (que se abrió a las concesiones privadas a partir de 1992)[6].

Por ello, no es casualidad que los medios de comunicación y los banqueros, así como los beneficiados de la reforma energética (impulsada por el expresidente Enrique Peña Nieto, y aprobada en 2014 por los partidos de derecha PRI-PAN), sean los principales opositores a un cambio de régimen político en México, encabezado por López Obrador.

Lo anterior ha generado que sectores pertenecientes a las élites financieras aglutinados en asociaciones empresariales con gran influencia mediática como el Consejo Coordinador Empresarial o Coparmex, sean algunos de los principales críticos del cambio en el modelo económico impulsado por el nuevo régimen.

Esto también explica por qué razón se suele hablar poco de las exorbitantes ganancias del sector financiero en los grandes medios de comunicación en México. No en balde, los dueños de las principales medios de comunicación en México son también dueños y accionistas de la banca[7], por lo cual, la opinión de sus “analistas” suelen favorecer los intereses de las élites financieras antes que los intereses de las clases populares. A final de cuentas, los medios son empresas cuya finalidad es la acumulación de ganancias, lo cual explica la alianza estructural que han forjado con otros sectores que persiguen el mismo fin, como ocurre con los bancos.

Quizá por ello, la inmensa mayoría de los mexicanos ignora por completo que tras el millonario rescate bancario la deuda del Fobaproa sigue creciendo año por año debido a los intereses que genera, pese a que los mexicanos destinan cada año más de 100,000 millones de pesos para engordar las carteras de los banqueros. Hasta agosto de 2018, el total del pasivo que registraba el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB) por la deuda del rescate bancario, ascendía a 1 billón 019,376 millones de pesos. De 2000 a 2017, los mexicanos han pagado 2 billones 360,104 millones de pesos por el rescate bancario, aún cuando la deuda inicial contraída en 1998 era de 552,000 millones de pesos (que en su momento equivalía a 60,000 millones de dólares).[8]

Es decir que, aún cuando los mexicanos han pagado 327% más del monto de la deuda original que se gestó durante el rescate bancario en plena era neoliberal, ahora deben casi el doble de lo que debían originalmente. Un negocio infinito del que no se habla en los medios y que explica buena parte el crecimiento de las ganancias de los bancos en México desde 1998 a 2017, año en que la banca privada generó un récord de ganancias sin precedentes por 137,735 millones de pesos (6.804 millones de dólares).[9]

5

El caso del rescate bancario y las exorbitantes ganancias del sector financiero en México, son emblemáticos porque representan buena parte de las presiones políticas y financieras que enfrentará el nuevo gobierno de López Obrador a la hora de lidiar con las partidas presupuestales, aunadas a una deuda creciente heredada por las últimas dos administraciones.

La deuda pública de México es equivalente a 43.5% del Producto Interno Bruto, según datos del tercer trimestre de 2018 de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.[10] Sin embargo, el acelerado ritmo de endeudamiento que experimentó el país durante la administración de Enrique Peña Nieto, junto con una devaluación del peso mexicano de 58% frente al dólar en el último sexenio[11], ha generado que cada vez sea necesario destinar mayores recursos para pagar el costo financiero de la deuda.[12]

6

Asimismo, durante el periodo neoliberal, la Inversión Extranjera Directa en México pasó de 470 millones de dólares en 1988 a 11,309 millones de dólares en 2018, según datos del Banco de México. Cifras que representan un incremento de la inversión extranjera 24 veces durante el periodo neoliberal, que sin embargo no se tradujo en una mejora en la calidad de vida de los mexicanos, debido a que uno de los incentivos para la llegada de inversión extranjera fue castigar el salario de los trabajadores.

Esto permite entender por qué razón, los niveles de pobreza se mantuvieron prácticamente iguales que hace 30 años, tal como puede observarse en el porcentaje de la población en situación de pobreza de ingresos de 1992 a 2014, según datos de Coneval, que ubican al 53% de los mexicanos en condiciones de pobreza patrimonial y 20.6% en pobreza alimentaria.

7

Del  mismo modo, el poder adquisitivo del salario mínimo sufrió una caída pronunciada desde 1982 y prácticamente se estancó desde 1997, más no así la inflación, que ha subido de manera sostenida a lo largo de todo ese periodo neoliberal. De 1988 a noviembre de 2018, la inflación creció 2068.24%, según datos de INEGI.[13]

8

Una situación de precarización laboral que explica por qué un mexicano que gana el salario mínimo hoy, tiene que trabajar 24 horas y media para comprar la misma cantidad de comida que compraba en 1987 con apenas 4:53 horas de trabajo, según datos del Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM.[14]

9

Una precarización del ingreso popular que también se ve reflejado en la correlación entre el salario mínimo y el precio de una canasta alimentaria recomendable, cuyo valor supera 3 veces el salario mínimo.  Esto significa que durante el neoliberalismo se registra una pérdida acumulada del poder adquisitivo del salario mayor al 78.71% respecto a 1987, según datos del CAM-UNAM.[15]

10

Dicho de otro modo, en 1988 un mexicano podía comprar 12 kilogramos de tortilla con el salario mínimo mientras que en 2018, apenas se pueden comprar 5 kilogramos de tortilla con el salario mínimo, lo cual evidencia la precarización del poder de compra por parte de los trabajadores mexicanos en las últimas tres décadas.[16]

Y esta pérdida de poder adquisitivo a lo largo del periodo neoliberal, se tradujo también en que el 60% de los trabajadores mexicanos laboren en la economía informal.[17]

11

Sin embargo, cabe resaltar que parte de esta crisis estructural en México ha sido mitigada por los poco más de 12 millones de migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos y envían remesas a sus familias, factor que ha permitido la supervivencia de un sector importante de la población mexicana. En 2017, ingresaron a México 28,771 millones de dólares, rompiendo por segundo año consecutivo su máximo histórico, cifra muy superior a los 2,494 millones de dólares que ingresaban en 1990, según datos del Anuario de Migración y Remesas México 2018.[18]

12

Pero a pesar de que el ingreso y el poder de compra de los más pobres se redujo a lo largo del periodo neoliberal, no ocurrió así con las élites. Así lo demuestra un estudio reciente de Jaramillo Molina,[19] en el cual se documenta la manera en que los ingresos de las élites mexicanas crecieron entre 50% y 250% de 1988 a 2008, contrario a lo que ocurrió con el resto de los mexicanos y las tendencias globales en términos de distribución de riqueza. Asimismo, el 20% de la población más rica de México aumentó sus ingresos durante las últimas tres décadas, pero en especial, el 1% de la población, cuya riqueza aumentó 10% de 2008 a 2016.

ajuste

Una cifra que coincide con otros estudios como el realizado por Oxfam México, en el cual se documenta la manera en que el 1% de los mexicanos concentra un tercio de la riqueza del país.[20] Una situación que se expresa de manera más clara al observar el crecimiento de la riqueza de los cuatro hombres más ricos de México (Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Bailleres y Ricardo Salinas Pliego) a lo largo del periodo neoliberal.

14

De este modo, la crisis mexicana provocada por el modelo neoliberal podría sintetizarse en cuatro puntos esenciales:

1) Estancamiento del crecimiento económico

2) Desmantelamiento de la planta productiva nacional

3) Precarización del empleo

4) Enriquecimiento de las élites y el sector financiero

Factores clave para entender la magnitud del cambio político en México y la manera en que se modificó la correlación de fuerzas con el nuevo régimen.

El escenario político

El mantenimiento del proyecto neoliberal en México estuvo siempre vinculado a un bipartidismo de derecha entre PRI y PAN, tras la alianza política que formaron ambos partidos tras el fraude electoral de 1988, que condujo a Carlos Salinas de Gortari a la presidencia del país y profundizó el incipiente proyecto privatizador que comenzó durante el sexenio anterior de Miguel de la Madrid.

Tal como relata la periodista Martha Anaya en su libro 1988: el año que calló el sistema, PRI y PAN pactaron la llegada de Salinas a la presidencia en una reunión secreta realizada el 27 de agosto —a la cual asistieron Salinas de Gortari; Manuel J. Clouthier (candidato presidencial del PAN); Luis H. Álvarez, presidente del blanquiazul; José Luis Salas Cacho, coordinador de la campaña de Maquío; Luis Donaldo Colosio, el hombre de confianza del candidato priista y Manuel Camacho Solís, encargado de la negociación.[21]

En esa reunión, el PAN decide avalar el triunfo de Salinas tras las acusaciones de fraude electoral -realizadas por el entonces candidato de la izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas- a cambio de que el nuevo gobierno asumiera un agenda de cinco puntos: 1) Cambiar las leyes electorales. Fundamentalmente, crear un padrón confiable y un organismo ciudadano que no dependiera del gobierno a cargo de las elecciones, lo cual marcaría el nacimiento de lo que actualmente es el INE; 2) Darle viabilidad a la economía, con un modelo de apertura económica y desaparecer la figura del ejido; 3) Privatizar la banca; 4) Crear lo que terminaría siendo la Comisión Nacional de Derechos Humanos y 5) Apertura religiosa y restablecimiento de las relaciones con el Vaticano.

A partir de entonces, PRI y PAN formarían una alianza de facto en los grandes temas nacionales durante las siguientes tres décadas -desde el rescate bancario a las llamadas reformas estructurales- bajo un común denominador: mantener el modelo económico neoliberal.

En 1989 el PAN ganaría su primera gubernatura, que abriría brecha para que en el año 2000 se consumara la llamada alternancia en el poder con el triunfo electoral del panista Vicente Fox.

Ya para ese entonces, el triunfo de la izquierda partidista en la Ciudad de México, y el crecimiento de popularidad del entonces jefe de Gobierno de la capital mexicana, Andrés Manuel López Obrador, provocaron que las élites beneficiadas del proyecto neoliberal, de la mano del PRI y PAN, cerraran la puerta a un giro hacia la izquierda en las elecciones de 2006. Un proceso electoral que, nuevamente, se vería marcado por el fantasma del fraude debido a la intervención del gobierno y las cúpulas empresariales en las campañas presidenciales de ese año, que se decidieron por una diferencia de votos de 0.62%, según reconoció el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en su calificación de la elección presidencial.

Los serios problemas de legitimidad con los que llegó el presidente Felipe Calderón a la presidencia de México, permiten entender cómo es que el panista comenzó su famosa “guerra contra el narcotráfico” como una maniobra política que le permitiera lograr gobernabilidad ante el enojo social que privó entre los simpatizantes de López Obrador. Fue así que Calderón ordenó al Ejército salir a las calles para contener la amenaza del crimen organizado como una maniobra política que le permitió desviar la atención del fraude electoral para librar una “guerra” con un alto costo para el país. El resultado: una espiral de violencia y una crisis humanitaria sin precedentes para México que a la fecha arroja un saldo de más de 250,000 asesinatos[22] y más de 40,000 desaparecidos.

Para 2012, la crisis de violencia provocó el regreso del PRI al poder, con Enrique Peña Nieto, quien logró convertirse en presidente gracias a una portentosa maquinaria electoral financiada con el saqueo de las arcas públicas mediante diversos actos de corrupción que se fueron revelando a lo largo de todo su sexenio: desde el caso Monex[23], hasta los sobornos de Odebrecht[24], o la manera en que los gobernadores del PRI desviaron millones de pesos para campañas políticas en lugares como Veracruz[25] y Chihuahua[26].

A lo largo de todo este periodo, el adelgazamiento del Estado provocó que grandes sectores de la población mexicana quedaran en condiciones de vulnerabilidad ante las inequidades del modelo económico. Pero también, provocó el fortalecimiento de los llamados poderes fácticos (medios de comunicación, sindicatos corporativistas y crimen organizado). Un régimen político donde se produjo lo que Edgardo Buscaglia denomina como un “pacto de impunidad entre las élites político-empresariales” que controlan al país.[27]

A pesar de que la evidencia documental sobre los estragos del neoliberalismo en México[28] para 2014 eran cada vez más contundentes[29], esto no fue impedimento para que el bipartidismo de derecha aliada a un fragmentado PRD, que se sumó al Pacto por México[30], profundizaran la agenda neoliberal a través de las llamadas reformas estructurales. Entre ellas, la llamada “madre de todas las reformas”, la reforma energética, con la cual se abrió la industria petrolera a la iniciativa privada y aceleró el desmantelamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa más importante en la historia del país, la cual permitió financiar el desarrollo de la industria nacional en los años de la posguerra.

La virtual quiebra de Pemex, cuya deuda asciende a más de 2 billones 5,800 millones de pesos[31] (99,738 millones de dólares), equivalentes al 8.56% del Producto Interno Bruto de México, implica uno de los principales problemas estructurales del país, tras la histórica caída en la producción de petróleo (1.84 millones de barriles al día)[32] y la importación y aumento en los precios de los combustibles[33], como consecuencia del abandono de las refinerías.[34]

Todos estos factores, sumados a una crisis de corrupción sin precedente[35], explican el triunfo arrollador de Andrés Manuel López Obrador y su partido, Morena, en las elecciones presidenciales de 2018, con más de 30 millones de votos en todo el territorio nacional, en un hecho sin precedente.

15

 

Una victoria que no sólo implicó un cambio de partido en el poder y un giro en el modelo económico, sino también, una reconfiguración en la correlación de fuerzas al interior del Congreso, donde Morena y sus aliados (PT-PES) obtuvieron mayoría en las dos cámaras (Senadores y Diputados).

16

17

Un resultado que además, relegó al bipartidismo de derecha PRI-PAN a un lugar marginal en la conformación del nuevo Congreso mexicano.

Un escenario similar a lo que ocurrió con las gubernaturas, donde se rompió la hegemonía del PRI, logrando la repartición de gobiernos estatales más plural en la historia del país.

18

Un cambio de régimen político que abre una baraja de posibilidades al mismo tiempo que encierra nuevos retos para el nuevo gobierno encabezado por López Obrador, quien tendrá como principales amenazas a los remanentes derrotados del viejo sistema, así como los embates del capital financiero trasnacional, cuyos intereses suelen contraponerse a la visión de un gobierno liberal y nacionalista de izquierda, como el que existe en México con la llamada “Cuarta Transformación”.

::.

Fuentes:

[1] INEGI, precios de 2013. https://www.inegi.org.mx/temas/pib/

[2] https://datos.bancomundial.org/indicador/NE.RSB.GNFS.CD?end=2017&locations=MX&start=1988&view=chart

[3] http://www.beta.inegi.org.mx/temas/ptf/

[4] http://www.elfinanciero.com.mx/rankings/la-importancia-del-aguacate-para-mexico-en-graficas

[5] https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/395303/Balanza_Comercial_Agropecuaria_y_Agroindustrial_enero_2018.pdf

[6] http://www.cefp.gob.mx/intr/edocumentos/pdf/cefp/cefp0732006.pdf

[7] https://mexico.mom-rsf.org/es/propietarios/

[8] https://www.huffingtonpost.com.mx/2017/11/14/tras-pagar-mas-de-2-billones-de-pesos-mexicanos-deben-67-mas-por-el-fraude-del-rescate-bancario_a_23269804/

[9] https://actualidad.rt.com/actualidad/295269-mexico-ley-busca-poner-limites-bancos-ganancias

[10] https://www.eleconomista.com.mx/economia/EPN-hereda-una-pesada-losa-de-deuda-a-AMLO-20181129-0086.html

[11] http://www.elfinanciero.com.mx/mercados/el-peso-se-hundio-por-tormenta-perfecta-en-su-contra-en-el-sexenio-de-epn

[12] https://expansion.mx/economia/2018/02/01/mexico-tiene-la-deuda-publica-mas-alta-en-su-historia

[13] https://www.inegi.org.mx/app/indicesdeprecios/CalculadoraInflacion.aspx

[14] https://cam.economia.unam.mx/1018-2/

[15] https://cam.economia.unam.mx/reporte-de-investigacion-120-mexico-esclavitud-moderna-cae-78-71-el-poder-adquisitivo/

[16] https://adnpolitico.com/presidencia/2018/05/21/verdad-o-mentira-que-tan-cierto-es-lo-que-dijeron-en-el-debate

[17] https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Mexico-tiene-un-fuerte-problema-de-informalidad-Roberto-Campa-20180515-0074.html

[18] https://www.bbvaresearch.com/wp-content/uploads/2018/09/1809_AnuarioMigracionRemesas_2018.pdf

[19] https://economia.nexos.com.mx/?p=2034

[20] https://www.oxfammexico.org/sites/default/files/Informe%20Me%CC%81xico-DAVOS-reducido.pdf

[21] https://heraldodemexico.com.mx/opinion/usted-es-ilegitimo-de-origen/

[22] https://actualidad.rt.com/actualidad/272788-mexico-llega-250000-asesinatos-inicio-guerra-narcotrafico

[23] https://aristeguinoticias.com/1607/lomasdestacado/caso-monex-el-recuento/

[24] https://contralacorrupcion.mx/odebrechtepn/

[25] https://aristeguinoticias.com/1101/mexico/red-fantasma-de-duarte-triangulo-dinero-a-campana-presidencial-en-2012/

[26] https://www.huffingtonpost.com.mx/2017/12/19/acusan-a-videgaray-de-pactar-con-beltrones-para-desviar-250-millones-de-pesos-para-campanas-del-pri_a_23311863/

[27] https://www.dw.com/es/buscaglia-en-m%C3%A9xico-hay-un-pacto-de-impunidad/a-18001753

[28] https://manuelhborbolla.wordpress.com/2014/01/07/20-anos-del-tlcan-el-recuento-del-desastre/

[29] http://idic.mx/wp-content/uploads/2014/11/TLCAN20ANOS_UNAM-IDIC_2014_comprimido.pdf

[30] https://es.wikipedia.org/wiki/Pacto_por_M%C3%A9xico

[31] https://www.jornada.com.mx/2018/07/19/economia/018n1eco

[32] https://expansion.mx/empresas/2018/04/04/la-produccion-de-pemex-sin-despegar-en-2018

[33] https://www.excelsior.com.mx/nacional/2018/02/24/1222521

[34] https://www.huffingtonpost.com.mx/2017/01/12/el-abandono-de-refinerias-fue-clave-en-el-gasolinazo_a_21653178/

[35] https://www.huffingtonpost.com.mx/2016/11/29/la-generacion-de-gobernadores-mas-corruptos-en-la-historia-de-me_a_21616032/

Snowden, el alto precio de revelar la verdad

Imagen relacionada

Háganse un favor y échenle un ojo a la película biográfica sobre Edward Snowden, el excontratista y agente de la CIA que develó la manera en que el gobierno de Estados Unidos espía a todos los ciudadanos del mundo a través de dispositivos electrónicos. Dirigida por Oliver Stone, la película narra de forma ágil, las motivaciones por las cuales un geek de la informática, con fuertes problemas de estrés, decidió arriesgarlo todo para dar a conocer la verdad sobre cómo funciona el poderío del imperialismo estadounidense. Una obra sobre aquello que ocurre en los sótanos del poder global.

La configuración del nuevo régimen político en México

Imagen relacionada

Un régimen político es el conjunto de instituciones que regulan el poder al interior de una sociedad. En este sentido, un cambio de régimen implica un cambio en la correlación de fuerzas entre los distintos grupos sociales que ejercen un determinado tipo de poder y articulan a una sociedad.

En este sentido, México experimenta un cambio de régimen político cuyas repercusiones son equiparables a las que ocurren tras una revolución. La transformación del régimen mexicano es consecuencia de un proceso histórico que se manifestó de manera contundente con el triunfo electoral del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuyo partido Morena, obtuvo mayoría en las dos cámaras que conforman al Congreso. Un giro que reconfiguró las relaciones de poder en la política mexicana.

Ante este escenario, surge la pregunta: ¿cómo quedó la correlación de fuerzas al interior de la sociedad mexicana? El presente análisis intentará dar algunos elementos para responder la pregunta en tres apartados donde se revise la relación de poder entre las instituciones del Estado, los poderes fácticos y los sectores populares, frente al nuevo Gobierno de México.

 

Los actores estatales (parte I)

Poder Ejecutivo

El apabullante triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales de 2018 significó un parteaguas en la política mexicana. Con 30 millones de votos que lo respaldan, López Obrador llega como el presidente más votado en la historia de México, lo cual le dará margen de maniobra para llevar a cabo su agenda reformista donde la lucha contra la corrupción, la austeridad y el reparto de programas sociales serán las prioridades.

Con un inicio de gobierno accidentado, donde se ha evidenciado problemas de coordinación al interior del Gabinete, el combate a la violencia e inseguridad será el gran obstáculo del Ejecutivo y donde hay mayores pendientes.[1] En el mismo tono, el presidente ha reconocido que ha costado trabajo arrancar el aparato gubernamental.[2] Esto, aunado a los frentes de batalla y continuos choques mediáticos, podrían mermar el ímpetu de López Obrador. Por ello, el presidente mexicano apuesta a obtener resultados tangibles para las elecciones intermedias de 2021, con el fin de reafirmar su poder de cara a la sucesión presidencial de 2024. De ahí el corto tiempo con el que cuenta para lograr sentar las bases de una transformación del país, luego de tres décadas de modelo económico neoliberal.

En el mismo tono, López Obrador ha procurado llevar una relación cordial con el gobierno de EE.UU., pese a las reiterados ataques verbales de su homólogo Donald Trump. Este podría ser otro factor crucial en el actual cambio de régimen mexicano, debido a la manera en que la política bilateral de EE.UU. y México está siendo movida por la política interna de sus respectivos países.

Rescatar de la quiebra a la industria energética mexicana, vía Pemex y la Comisión Federal de Electricidad[3], así como enmendar las grandes carencias del sistema de salud[4], serán otros de los mayores retos de la presente administración.

 

Congreso

El Congreso dio un giro profundo tras las elecciones de 2018. Por primera vez, desde la Revolución Mexicana, el Poder Legislativo cuenta con mayoría de izquierda en las dos Cámaras, con Morena y sus aliados. El Senado será controlado por el partido de López Obrador hasta 2024, mientras que la Cámara de Diputados se renovará en 2021, durante las elecciones intermedias que servirán como un termómetro del nivel de satisfacción popular con el nuevo régimen.

Sin embargo, hasta ahora el presidente López Obrador ha marcado la pauta de los grandes temas Legislativos: el recorte de altos salarios a funcionarios, la reforma constitucional para la Guardia Nacional y la reforma educativa que se encuentra en vilo, así como una reforma laboral próxima a discutirse en el marco de las negociaciones con EE.UU. y Canadá dentro del acuerdo T-MEC. Todavía falta que el Poder Legislativo logre una agenda propia sobre temas como la despenalización del aborto en todo el país y la legalización de la mariguana. Las reformas al Poder Judicial[5] y otra más para quitarle dinero a los partidos políticos[6], serán también dos iniciativas que podrían modificar las estructuras de poder en la política mexicana en el futuro próximo.

Mientras tanto, los expertos en materia penal consideran que las reformas para aumentar los delitos con prisión preventiva, podrían agudizar las violaciones a los derechos humanos.[7] Asimismo, todavía falta definir qué hará el Congreso para revocar la reforma energética impulsada por Enrique Peña Nieto, ya que hasta el momento, Morena se ha mostrado cautelosa a la hora de promover iniciativas que puedan perjudicar los intereses del capital financiero trasnacional.[8]

 

Poder Judicial

Uno de los primeros choques de la administración de López Obrador fue con el Poder Judicial, luego de que se presentara una reforma de ley para que ningún funcionario del Estado pudiera ganar más que el presidente de la República. El acto provocó que magistrados y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunciaran contra el recorte a sus privilegios -actualmente un ministro de la SCJN percibe ingresos mensuales por 578,186 pesos (28.635 dólares)-. Una tensión inédita en México.[9]

Al final, el conflicto se resolvió por la vía de la negociación, luego de que el Congreso y el Poder Judicial acordaron hacer los ajustes a la reducción salarial a los nuevos funcionarios que se integren después de la reforma.

Tras el conflicto, algunas versiones señalan que el Gobierno de López Obrador operó políticamente mediante el consejero jurídico Julio Scherer[10] para nombrar a Arturo Zaldívar como presidente de la SCJN, quien finalmente resultó electo para el cargo, situación que minimizó las tensiones entre el Poder Judicial y el Ejecutivo.[11] Posteriormente, el presidente López Obrador envió una terna para sustituir a un ministro de la SCJN y resultó elegida por el Congreso, la ministra Yasmín Esquivel Mossa, esposa de José María Rioboó, un contratista cercano a López Obrador.[12] Dicho nombramiento generó una polémica debido a que la oposición calificó el hecho como una injerencia del presidente en el Poder Judicial.

Aunque López Obrador ha señalado que no permitirá corrupción al interior del Poder Judicial,[13] el escenario actual indica que las tensiones entre el nuevo Gobierno y los jueces no serán del todo tersas,[14] [15] pero sí de cooperación.

 

Fuerzas Armadas

A pesar de que en el periodo de campañas López Obrador se había visto envuelto en varias polémicas por criticar el papel de las fuerzas armadas[16] durante la llamada “guerra contra el narcotráfico” y las violaciones de derechos humanos cometidas por el Ejército mexicano.[17]

Sin embargo, López Obrador ha dado un giro drástico al trato hacia el Ejército,[18] al cual ha confiado una serie de tareas que van desde el mando de la nueva Guardia Nacional[19] hasta los beneficios por la construcción del nuevo aeropuerto.[20] Una serie de privilegios que han convertido al Ejército en uno de los protagonistas de la llamada Cuarta Transformación[21] y que han provocado un respaldo inédito en la historia reciente de México de un secretario de la Defensa Nacional hacia el proyecto de un presidente.[22]

En este sentido, cabe resaltar el debilitamiento de la Marina Armada de México, fuerza que en los últimos dos sexenios desempeñó un papel protagónico en la “guerra contra el narcotráfico”. Un factor que se explica por la cercanía que tuvo la Marina con mandos militares del Comando Sur de EE.UU.,[23] lo cual no es visto con buenos ojos por López Obrador.[24]

 

Gobernadores

Aunque los gobernadores se han mostrado dispuestos a trabajar de cerca con el nuevo gobierno federal,[25] que incrementó el presupuesto para los estados en un 10%,[26] la relación de López Obrador con los mandatarios regionales ha quedado de manifiesto en los primeros 100 días del nuevo gobierno.

Esto, luego de que varios gobernadores fueran abucheados durante actos públicos en los que participaron junto a López Obrador,[27] [28] lo cual provocó la molestia de los gobernadores de oposición y que el presidente tuviera que pedir respeto a sus seguidores para los mandatarios estatales.[29]

Sin embargo, uno de los temas estructurales que ha ocasionado mayor molestia entre los gobernadores, es la designación de los llamados “superdelegados” federales nombrados por el presidente, los cuales operarán en cada uno de los estados con el fin de vigilar el uso del presupuesto federal en los estados.[30] Un asunto que fue interpretado por la oposición, como un intento de acotar políticamente a los gobernadores, al mismo tiempo que se refuerza la operación electoral del nuevo partido hegemónico en los estados.[31]

A pesar de que los aliados de López Obrador y Morena apenas cuentan con 5 de 32 gubernaturas, se prevé que el nuevo partido oficial logre triunfos importantes en los próximos comicios debido a la alta popularidad del presidente, como ocurre en el caso de Puebla,[32] una de las cinco entidades más pobladas del país. Mientras tanto, el mapa de México la correlación de fuerzas en los estados es más plural que nunca: 12 para el PRI; 12 para el PAN; 1 para PRD; 1 para MC y 1 Independiente.[33]

 

Oposición

La oposición política en México está desfondada. La derrota del PRI, PAN y PRD en las elecciones de 2018 fue de tal grado, que hasta el momento los principales partidos opositores al nuevo Gobierno no han logrado reagruparse.[34] Además de estar disminuidos como fuerza electoral en el Congreso, los principales partidos de oposición junto con MC, las disputas al interior del PRI y PAN hacen prever un escenario favorable para el oficialista Morena y sus aliados de cara a las próximas elecciones. De ahí que incluso existan cada vez más voces que llamen a una posible alianza electoral de PRI y PAN contra Morena en distintos estados con miras a las votaciones intermedias de 2021.

Por otro lado, la posible conformación de un nuevo partido político conocido como México Libre, liderado por el expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, podría aglutinar a un sector importante de la derecha mexicana inconforme con López Obrador. Sin embargo, todavía falta ver la efectividad de dicha organización para formar cuadros y tener una presencia territorial en todo el país, algo que no ocurrió durante la campaña presidencial de Zavala, quien terminó por bajarse de la contienda.[35]

 

 

Los poderes fácticos (parte II)

Como parte de la segunda entrega sobre el análisis del nuevo régimen político en México, se analizará el papel de los llamados poderes fácticos, los cuales pueden concebirse como aquellos grupos sociales con una alta concentración del poder político, ejercido desde instituciones alternas al Estado. Son los agentes no estatales que tienen un peso específico en la correlación de fuerzas al interior de una sociedad. Los poderes fácticos, incluyen a sectores como los empresarios, los medios de comunicación y el crimen organizado, entre otros.

Resultado de imagen para consejo coordinador empresarial

Empresarios y banqueros

El sector empresarial y de negocios en México es uno de los principales bloques opositores a la política “populista” del nuevo Gobierno. No el balde, las cúpulas empresariales jugaron un papel activo en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador durante las campañas electorales de 2018. Uno de los principales choques de Obrador con el sector empresarial se dio durante la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, con sede en Texcoco, cuyos trabajos de reubicación se encuentran detenidos ante la falta de informes técnicos que den viabilidad a la propuesta de Santa Lucía.[36]

Aunque en fechas recientes las cúpulas empresariales han decidido darle un voto de confianza al Gobierno de López Obrador, quien ha procurado entablar una relación menos ríspida con las élites económicas del país[37], organismos empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial[38], el Consejo Mexicano de Negocios[39] y Coparmex[40], mantienen una línea crítica hacia la política de austeridad promovida por el Gobierno y el impulso prioritario de programas sociales. Esto, aún cuando las cúpulas empresariales celebran el respaldo del presidente al libre mercado y su cruzada contra la corrupción.

De este modo, el Gobierno de López Obrador ha implementado una “operación cicatriz” con las cúpulas del sector empresarial, que operaron en su contra desde las elecciones presidenciales de 2006. Esto, aún cuando en fechas recientes ha sido revelado, mediante documentos y testimonios, la manera en que los empresarios Agustín Coppel, Alejandro Ramírez (Cinépolis) y el minero Germán Larrea (Grupo México) financiaron una campaña negra contra López Obrador a través de noticias falsas difundidas en redes por el grupo del historiador Enrique Krauze, referente ideológico de la derecha mexicana.[41]

Las cúpulas empresariales mexicanas, además, se encuentran fuertemente vinculadas al capital financiero trasnacional y los intereses de EE.UU. en la región. Una situación que explica los embates de las principales calificadoras de riesgo del mundo contra el plan de López Obrador para rescatar a la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex)[42], a pesar de los resultados obtenidos por la nueva administración en lo referente a la significativa reducción de casi el 80% en el robo de gasolina lograda en menos de tres meses.[43]

De este modo, pese a los intentos de reconciliación, el sector empresarial y financiero será uno de los sectores más críticos del nuevo régimen, además de contar con una fuerte influencia en los principales medios de comunicación. Una situación que permite entender el desempeño de la economía será uno de los principales campos de batalla en la disputa por el poder político, lo cual representa un punto de quiebre tras los 30 años de imposición del modelo neoliberal en México.

 

Medios de comunicación

El sector mediático es uno de los que más ha resentido el cambio de gobierno. Esto, debido a que la administración de López Obrador ha cortado buena parte del dinero destinado a los grandes medios vía la publicidad oficial, que durante el sexenio anterior de Enrique Peña Nieto, gastó 51,893 millones de pesos. Tan sólo siete medios de comunicación concentraron el 47.6% de la publicidad oficial: Grupo Televisa, TV Azteca, Grupo Imagen, Grupo Fórmula, El Universal, Organización Editorial Mexicana (El Sol de México) y Grupo Milenio.[44]

Con el anunciado recorte del 50% a la publicidad oficial en el primer año de López Obrador[45], se ha producido una oleada de despidos masivos de periodistas, debido a que los ingresos de la gran mayoría de los medios provenía de las pautas del gobierno.[46]

Pese al recorte, López Obrador anunció que dentro de su Consejo Asesor estarán los tres dueños de las principales televisoras del país: Ricardo Salinas Pliego (Televisión Azteca); Olegario Vázquez Aldir (Grupo Imagen) y Bernardo Gómez (director de Televisa).[47] La relación del presidente incluso trascendió en el marco de las relaciones exteriores, ya que incluso admitió haberse reunido con Jared Kushner, yerno del presidente de EE.UU., Donald Trump, en la casa de Gómez.[48] Una situación que provocó una oleada de críticas al mandatario mexicano.[49]

En contraparte, el triunfo de la Cuarta Transformación abrió nuevos espacios en medios electrónicos, con el regreso a la radio de la periodista Carmen Aristegui[50] y la incursión de Julio Hernández López a las filas de Grupo Radio Centro.[51] Dos periodistas identificados con la izquierda que no tuvieron cabida en medios electrónicos en sexenios anteriores.

Sin embargo, los choques entre el presidente López Obrador y la prensa, serán una constante a lo largo de todo su mandato. En especial por la marcada tendencia conservadora de los medios mexicanos[52] a la hora de reproducir críticas sesgadas por cuestiones ideológicas frente al nuevo Gobierno que se ha declarado como antineoliberal.[53]

 

Crimen organizado

El crimen organizado y los cárteles de la droga son un factor de poder en México. A pesar de la fragmentación[54] de las principales bandas delincuenciales del país en los últimos años[55], la violencia en México llegó a una cifra récord en 2018.[56]

De acuerdo con un mapeo realizado a finales de la pasada administración por la Procuraduría General de la República, en el país existen 45 cárteles, células y pandillas de narcotraficantes. De estos, 9 han sido catalogados como “grandes organizaciones del narcotráfico”: Cartel de Sinaloa, Cartel Jalisco Nueva Generación, Cartel de los Arellano Félix, Familia Michoacana, Carrillo Fuentes, Beltrán Leyva, Los Zetas, El Golfo y Caballeros Templarios. [57]

Aunque el gobierno de López Obrador declaró “el fin de la guerra contra el narco” como estrategia de combate a la delincuencia organizada[58], los asesinatos siguieron prácticamente igual durante los primeros meses de 2019,[59] respecto a los meses finales de la pasada administración.[60] Esto, mientras el Congreso aprobaba la nueva Guardia Nacional (policía militarizada) para tratar de contener la crisis de violencia que vive el país.[61] Sin embargo, la falta de una estrategia clara en términos de seguridad pública, ha provocado que diversos analistas hayan externado sus dudas[62] sobre los alcances que tendrá el despliegue de la nueva fuerza en términos de reducción de la inseguridad, un factor decisivo en la reconfiguración del nuevo régimen político mexicano.

 

Iglesia

Aunque el papel de la Iglesia ha mermado en toda América Latina en las últimas décadas,[63] sigue siendo un factor de poder en países como México. De acuerdo al último censo oficial, el 89.3% de los mexicanos profesa la fe católica, mientras que los protestantes y evangélicos representan el 10.5%.[64]

En este sentido, el gobierno de López Obrador busca darle espacios en radio y televisión a las distintas iglesias que existen en el país, con el fin de “moralizar” a la sociedad mexicana.[65] El nuevo gobierno ha procurado mantener una relación estrecha con las instituciones religiosas,[66] incluyendo el Vaticano.[67] Dado el carácter conservador del presidente López Obrador en materia religiosa, no se prevén grandes tensiones entre la iglesia y el nuevo gobierno,[68] a pesar de algunas polémicas.

 

Organizaciones No Gubernamentales

Las organizaciones civiles serán otro contrapeso al nuevo gobierno. Esto, debido a que muchas de las organizaciones no gubernamentales con más visibilidad en medios mexicanos es financiada por el gobierno de EE.UU. (vía USAID[69]) y organismos internacionales con una agenda a favor de las potencias occidentales, desde Open Society[70], del millonario George Soros y agencias de cooperación de varios países de Europa. Esto sin contar con organizaciones que funcionan como think tanks de las cúpulas empresariales, tal es el caso del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)[71] o Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad[72], entre otras.

Pese a ello, es importante resaltar que al no ser las organizaciones de la sociedad civil un “sector homogéneo”[73], existe un amplio espectro de intereses, objetivos y maneras de operar entre las distintas asociaciones que defienden temas cruciales como la agenda ambiental[74] y los derechos humanos[75], sectores en los que las críticas al gobierno de López Obrador serán una constante a lo largo del sexenio.

 

 

Sectores populares (parte III)

Las organizaciones de las clases obrera, campesina y popular, constituyen sectores masivos que también ejercen el poder político en el nuevo régimen político mexicano. Su capacidad de articulación a través de movimientos de base, así como la movilización es un factor crucial para comprender el papel que juegan las clases populares en la nueva correlación de fuerzas sociales que se construye en México.

Resultado de imagen para huexca samir

Magisterio

Tras el enfrentamiento entre el magisterio y el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, por la aprobación de la reforma educativa[76], el presidente López Obrador se comprometió a cancelar los controles “punitivos” planteados en dicha reforma, mediante una nueva propuesta de reforma de ley enviada al Congreso.[77]

De este modo, se prevé que las inconformidades del gremio docente aglutinado en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación -el sindicato más grande de América Latina con más de 1 millón 619,990 afiliados- se reduzcan con la llegada de López Obrador al poder. Esto, aún cuando el sector más combativo al interior del sindicato, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cercó el Congreso de México para protestar por los términos en que estaban siendo planteados los cambios de ley en torno a la reforma educativa.[78] Un conflicto que está tratando de resolverse vía la negociación, pero que al mismo tiempo evidencia la manera en que prevalecen ciertas tensiones entre el Gobierno y el sector más radical del gremio magisterial.

Otro asunto que resalta en este ámbito, es el regreso de la líder docente, Elba Esther Gordillo, a la escena política. Gordillo, quien fuera líder del SNTE y una poderosa aliada de los expresidentes emanados del PAN, Vicente Fox y Felipe Calderón (2000-2012), fue encarcelada por el Gobierno de Peña Nieto por oponerse a la reforma educativa. Desde 2017, el grupo cercano a Gordillo estableció una alianza electoral con López Obrador para las elecciones en el Estado de México y posteriormente, las elecciones presidenciales.[79] Tras salir de prisión, Gordillo ha buscado un acercamiento con Obrador, el presidente se ha negado a ello, aunque ha reconocido públicamente que no intervendrá en caso de que la poderosa líder docente busque retomar el control del sindicato magisterial.[80]

 

Sindicatos

El cambio de régimen también empieza a delinear un cambio en la correlación de fuerzas en el sector obrero. Esto, principalmente debido al regreso a la escena política nacional ahora senador y líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia. El dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos, permaneció exiliado en Canadá desde 2006 tras un conflicto con el millonario y empresario minero Germán Larrea[81] que derivó en una persecución política por parte de los gobiernos de Fox, Calderón y Peña.[82] Sin embargo, Gómez Urrutia regresó del exilio tras la propuesta de sumarse a la bancada de Morena en el Senado por la vía plurinominal.[83] Con su regreso, respaldado por López Obrador, el líder minero anunció la creación de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT),[84] ente que reúne a 150 sindicatos y 10 organizaciones obreras, y que busca iniciar “una nueva etapa en el sindicalismo mexicano”[85] desde una perspectiva independiente, pero afín al proyecto de la Cuarta Transformación.

La irrupción de la CIT, servirá de contrapeso a las organizaciones obreras sobre las cuales se construyó buena parte del corporativismo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entre las cuales se incluyen sindicatos como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).[86] A pesar de que estas organizaciones obreras han sido señaladas de operar bajo esquemas de corrupción[87] [88] para favorecer los intereses del PRI, los principales sindicatos se han mostrado dispuestos a colaborar con el proyecto de López Obrador.[89] [90] Esto, a pesar de las tensiones[91] y los temores que tienen algunos líderes sindicales de que el nuevo gobierno pueda proceder judicialmente en su contra por diversos actos de corrupción.[92]

 

Campesinos

El sector campesino ha manifestado confianza en que se retomará la producción del campo mexicano con el nuevo gobierno. Esto, al ofrecer principalmente una nueva política de precios de garantía en granos básicos, con la que se buscará beneficiar a 2 millones de campesinos.[93]

En este sentido, la Confederación Nacional Campesina (CNC), la organización campesina más grande de México, tradicionalmente vinculada al PRI, ha expresado su confianza en que el nuevo gobierno mantenga los apoyos sociales y agropecuarios para la gente que vive en el ámbito rural.[94]

Sin embargo, López Obrador ya vivió también su primer desencuentro con este sector, luego de las protestas ocasionadas por campesinos de Morelos por la instalación de la Termoeléctrica de Huexca.[95] Un conflicto que incluso dejó el asesinato de un líder opositor al proyecto eléctrico, además de evidenciar rasgos autoritarios de López Obrador, incluyendo los términos en que se llevó a cabo la consulta[96] con la que terminó imponiéndose dicho proyecto, pese al rechazo de las comunidades aledañas.[97] Un acontecimiento que representó una señal de alerta para otras comunidades campesinas amenazadas por proyectos de infraestructura.

 

Pueblos indígenas

Representantes de los pueblos indígenas organizados, son uno de los sectores que más desconfianza han mostrado hacia el nuevo gobierno. Así ha quedado de manifiesto con el llamado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional a levantarse y luchar contra proyectos como el Tren Maya y la creación de la Guardia Nacional.[98]

Esta crítica también fue evidente durante la polémica por la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y exaspirante a candidata presidencial independiente, María de Jesús Patricio ‘Marichuy’, quien aseguró que la solicitud de perdón realizada por López Obrador al Rey de España Felipe VI[99] por los agravios contra los pueblos indígenas en la Conquista, “es pura simulación”.[100] En un sentido similar, el EZLN cuestionó el trato recibido por el nuevo gobierno, tras condenar el asesinato contra el activista Samir Flores.[101]

Sin embargo, el gobierno de López Obrador ha puesto como prioridad la atención a los pueblos indígenas, al menos en la retórica oficial y la creación del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.[102] “El primero de los 100 compromisos ya lo estamos llevando a cabo, consiste en que todos los Programas de Bienestar tienen como población preferente a las comunidades indígenas de México”, dijo el presidente López Obrador durante la presentación de su informe en los primeros 100 días de gobierno.[103]

 

La opinión pública

El principal apoyo al nuevo gobierno es el fuerte respaldo popular que registra el presidente López Obrador en sus primeros meses de gobierno.

De acuerdo a encuestas recientes, el promedio de aprobación ciudadana a la nueva administración es de 80%, una cifra inédita al inicio de un mandato desde que se realizan este tipo de estudios hace 30 años. El rango de aprobación va de 67% (Mitofsky) a 86% (Parametría) en los primeros tres meses del nuevo gobierno.

Esto significa que 8 de cada 10 mexicanos aprueban la labor del nuevo gobierno, a pesar de las constantes críticas que se expresan tanto en medios de comunicación como en redes sociales. Una situación que contrasta con la polarización existente entre los sectores más informados de la sociedad mexicana.[104]

Aunque por su naturaleza este es un sector particularmente heterogéneo, la capacidad de movilización de este sector será crucial para definir las elecciones intermedias de 2021 donde se evaluará la viabilidad y los resultados del nuevo régimen a la hora de satisfacer las demandas sociales de un país en crisis.

::.

[1] https://actualidad.rt.com/actualidad/308188-lopez-obrador-informe-100-dias

[2] https://actualidad.rt.com/actualidad/310410-lopez-obrador-ayuda-gobierno-amenazas-trump

[3] https://www.jornada.com.mx/ultimas/2019/02/28/rescate-de-pemex-y-cfe-proposito-del-gobierno-nahle-5783.html

[4] https://www.eluniversal.com.mx/nacion/sociedad/imss-no-puede-celebrar-dia-mundial-de-la-salud-con-capacidad-hospitalaria-en-ruinas

[5] https://www.milenio.com/politica/ricardo-monreal-arturo-zaldivar-julio-scherer-trataran-reformas-judicial

[6] https://www.nacion321.com/gobierno/la-tia-tatiana-quiere-quitar-la-mitad-del-dinero-a-los-partidos

[7] https://www.milenio.com/politica/onu-prision-preventiva-deberia-deberia-eliminarse

[8] https://expansion.mx/empresas/2019/01/30/amlo-se-compromete-a-no-modificar-comisiones-bancarias

[9] https://actualidad.rt.com/actualidad/298975-batalla-lopez-obrador-congreso-judicial

[10] https://elpais.com/internacional/2019/01/03/mexico/1546473028_000007.html

[11] https://heraldodemexico.com.mx/pais/amlo-y-zaldivar-independientes-mas-coordinados/

[12] https://www.animalpolitico.com/2019/03/eleccion-ministra-senado-votacion/

[13] https://lopezobrador.org.mx/2019/04/01/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-57/

[14] https://www.reporteindigo.com/reporte/cjf-niega-presion-a-jueces-para-no-criticar-a-amlo/

[15] https://www.jornada.com.mx/ultimas/2019/03/13/amlo-por-exhibir-a-los-jueces-que-liberan-a-delincuentes-7407.html

[16] https://www.estadomayor.mx/81487

[17] https://www.proceso.com.mx/478981/sedena-revira-a-amlo-infundios-los-senalamientos-violaciones-a-derechos-humanos

[18] http://www.laizquierdadiario.mx/El-ejercito-del-pueblo-el-nuevo-relato-de-Lopez-Obrador

[19] http://www.notimex.gob.mx/ntxnotaLibre/686494/militar-en-activo-encabezar%C3%A1-la-guardia-nacional-anuncia-l%C3%B3pez-obrador

[20] https://www.animalpolitico.com/2019/02/santa-lucia-sedena-ejercito-felipe-angeles-amlo/

[21] https://heraldodemexico.com.mx/opinion/alhajero-el-ejercito-se-abre-camino-i/

[22] https://heraldodemexico.com.mx/opinion/alhajero-por-que-marcha-el-ejercito-con-amlo-y-ii/

[23] https://www.defensa.com/mexico/marina-mexico-estrecha-cooperacion-comando-norte-estados-unidos

[24] https://heraldodemexico.com.mx/opinion/la-marina-cabizbaja/

[25] https://lopezobrador.org.mx/2018/12/04/reune-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-a-gobernadores-en-lx-reunion-ordinaria-de-conago/

[26] https://www.gob.mx/presidencia/prensa/entidades-federativas-recibiran-incremento-del-10-en-participaciones-federales-anuncia-presidente-de-mexico-en-conferencia-matutina

[27] https://www.google.com/search?q=15+gobernadores+abucheados+amlo&oq=15+gobernadores+abucheados+amlo&aqs=chrome..69i57j69i61.6486j0j4&sourceid=chrome&ie=UTF-8

[28] https://vanguardia.com.mx/articulo/ellos-son-los-16-gobernadores-abucheados-100-dias-de-gobierno-de-amlo

[29] https://www.jornada.com.mx/2019/03/07/politica/007n1pol

[30] https://www.eleconomista.com.mx/politica/Quienes-son-los-delegados-federales-de-AMLO-20181208-0001.html

[31] https://adnpolitico.com/congreso/2018/11/14/los-superdelegados-de-amlo-operacion-politica-o-eficiencia-del-gobierno

[32] https://www.eluniversal.com.mx/estados/morena-arranca-en-puebla-con-amplia-ventaja-encuesta

[33] https://www.nacion321.com/elecciones/asi-cambiaron-los-colores-del-mapa-electoral-de-mexico-y-la-cdmx

[34] https://www.efe.com/efe/america/mexico/pan-y-pri-mueven-primeras-piezas-para-reestructuracion-tras-derrota-electoral/50000545-3693197

[35] https://www.excelsior.com.mx/nacional/margarita-zavala-renuncia-a-la-candidatura-presidencial/1239284

[36] https://actualidad.rt.com/actualidad/296575-mitre-inviable-aeropuerto-santa-lucia

[37] http://www.notimex.gob.mx/ntxnotaLibre/670407/trato-hecho-dice-l%C3%B3pez-obrador-al-respaldar-propuesta-de-empresarios

[38] https://vanguardia.com.mx/articulo/pactan-amlo-y-consejo-coordinador-empresarial-acabar-con-pobreza-y-corrupcion-en-el-pais-%27liman-asperezas-tras-choque-en-campa%C3%B1a

[39] https://lopezobrador.org.mx/2019/02/18/version-estenografica-consejo-mexicano-de-negocios/

[40] https://www.eluniversal.com.mx/cartera/coparmex-en-45-dias-suman-tres-errores-de-lopez-obrador

[41] http://www.ejecentral.com.mx/operacion-berlin-conjura-antiamlo/

[42] https://actualidad.rt.com/actualidad/307932-pelea-lopez-obrador-calificadoras-riesgo

[43] https://vanguardia.com.mx/articulo/en-2-meses-baja-789-el-huachicoleo-con-plan-de-seguridad-de-amlo

[44] https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2019/02/03/festin-de-medios-con-publicidad-oficial-pena-les-dio-52-mil-millones/

[45] https://www.efe.com/efe/usa/mexico/medios-mexicanos-se-adaptan-a-lopez-obrador-y-reduccion-de-publicidad-oficial/50000100-3789786

[46] https://actualidad.rt.com/actualidad/302801-despidos-recortes-crisis-periodismo-mexico

[47] https://expansion.mx/empresas/2018/11/15/estos-son-los-ocho-empresarios-que-asesoraran-a-lopez-obrador

[48] https://www.sinembargo.mx/20-03-2019/3553053

[49] http://www.zocalo.com.mx/reforma/detail/critica-oposicion-lugar-de-reunion-amlo-kushner

[50] https://cnnespanol.cnn.com/2018/09/28/carmen-aristegui-regresa-a-la-radio-mexicana-tras-tres-anos-de-ausencia/

[51] https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/llega-julio-hernandez-astillero-radio-centro

[52] http://consulta.mx/index.php/estudios-e-investigaciones/internautas-opinan/item/download/93_7ff811aa6ecb79374defd87577fcce80

[53] https://lopezobrador.org.mx/2019/03/17/presidente-declara-inicio-de-un-cambio-de-regimen-en-el-pais-y-fin-de-la-politica-neoliberal/

[54] https://worldview.stratfor.com/article/tracking-mexicos-cartels-2019

[55] https://www.nexos.com.mx/?p=36947

[56] https://actualidad.rt.com/actualidad/302820-mexico-registro-asesinatos-2018-violento

[57] https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2019/01/06/proceso-de-paz-se-topara-con-45-carteles-del-narco-altamente-violentos/

[58] https://lopezobrador.org.mx/2019/01/30/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-34/

[59] https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/eduardo-guerrero-gutierrez/condiciones-minimas-para-la-paz

[60] https://lopezobrador.org.mx/2019/01/30/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-34/

[61] https://actualidad.rt.com/actualidad/306263-senado-mexico-guardia-nacional-unanime

[62] http://ibero.mx/prensa/analisis-el-estado-mexicano-y-el-fracaso-en-las-politicas-de-seguridad

[63] https://www.youtube.com/watch?v=Gok6OzPEDkI&t=3369s

[64] https://www.inegi.org.mx/temas/religion/

[65] https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/politica/amlo-pretende-dar-a-la-iglesia-canales-de-tv-y-radio-para-moralizar-al-pais-iniciativa-reforma-ley-de-asociaciones-religiosas-y-culto-publico-religion-catolica-3182093.html

[66] https://www.aciprensa.com/noticias/dios-conceda-sabiduria-a-lopez-obrador-pide-presidente-del-episcopado-de-mexico-81342

[67] https://lopezobrador.org.mx/2018/09/10/el-presidente-electo-recibe-la-visita-de-embajadores-de-rusia-y-el-vaticano/

[68] https://twitter.com/lopezobrador_/status/1098692406453723137

[69] https://www.usaid.gov/es/mexico/estrategia

[70] https://www.opensocietyfoundations.org/about/programs/latin-america-program

[71] https://imco.org.mx/conoce-imco/#que_es_imco

[72] https://contralacorrupcion.mx/quienes-somos/

[73] http://laoms.org/wp-content/uploads/2019/03/Cuaderno_LFFAROSC_IBD.pdf

[74] https://www.greenpeace.org/mexico/

[75] http://centroprodh.org.mx/

[76]https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/politica/sexto-informe-de-gobierno-enrique-pena-nieto-educacion-epn-se-recupero-rectoria-ya-no-es-rehen-1965516.html

[77] https://lopezobrador.org.mx/2018/12/12/el-presidente-lopez-obrador-firmo-la-iniciativa-por-la-que-se-cancela-la-reforma-educativa-y-modificaciones-al-articulo-3-de-la-constitucion-politica/

[78] https://actualidad.rt.com/actualidad/309343-maestros-mexico-reforma-educativa-lopez-obrador

[79] https://www.jornada.com.mx/2017/05/16/politica/018n1pol

[80] https://actualidad.rt.com/actualidad/285821-regreso-maestra-elba-esther-gordillo-politica-mexicana

[81] https://www.proceso.com.mx/380036/grupo-mexico-una-historia-de-crimenes-e-impunidad

[82] https://www.jornada.com.mx/2014/04/29/politica/015n1pol

[83] https://www.animalpolitico.com/2018/02/morena-plurinominales-senado-napo/

[84] https://www.proceso.com.mx/571657/napoleon-gomez-urrutia-crea-confederacion-internacional-de-trabajadores

[85] https://twitter.com/CIT_Mexico/status/1096616904943456256

[86] https://vanguardia.com.mx/articulo/sindicatos-mexicanos-viejos-antidemocraticos-y-sumisos-al-poder

[87] https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/La-CTM-y-la-CROC-son-expulsadas-de-la-CSI-20181209-0008.html

[88]  https://adnpolitico.com/mexico/2019/02/06/petroleros-acusan-a-romero-deschamps-por-corrupcion-ante-la-seido

[89] https://www.sinembargo.mx/04-07-2018/3437640

[90] https://www.eleconomista.com.mx/politica/Queremos-trabajar-con-AMLO-CTM-20181006-0009.html

[91] https://www.elfinanciero.com.mx/economia/ctm-anuncia-marchas-en-contra-de-politica-sindical-de-amlo

[92] https://adnpolitico.com/mexico/2018/12/28/el-gobierno-de-amlo-envia-advertencias-a-carlos-romero-deschamps

[93] https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Dos-millones-de-campesinos-se-beneficiaran-con-los-precios-de-garantia-que-ofrece-AMLO-20190127-0026.html

[94] https://heraldodemexico.com.mx/pais/cnc-dispuesta-a-apoyar-con-reciprocidad-al-gobierno-federal-para-lograr-un-campo-prospero/

[95] https://actualidad.rt.com/actualidad/306384-asesinato-huexca-samir-pueblo-obrador

[96] https://actualidad.rt.com/actualidad/306626-consulta-ciudadana-lopez-obrador-aprueba-termoelectrica

[97][97] https://actualidad.rt.com/actualidad/307648-fantasma-revolucionario-zapata-campesinos-obrador

[98] https://www.animalpolitico.com/2019/01/ezln-amlo-tren-maya-guardia/

[99] https://actualidad.rt.com/actualidad/309694-lopez-obrador-rey-espana-papa-cartas-perdon-conquista

[100] https://www.sinembargo.mx/27-03-2019/3557157

[101] http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2019/04/10/comunicado-del-ejercito-zapatista-de-liberacion-nacional-2/?fbclid=IwAR3ip3qwG7IH3ZmFozoUA5EK8C_YWVklis2ocz4wXTXxY20ez0kvra84CWQ

[102] http://www.lavozdemichoacan.com.mx/pais/lopez-obrador-presenta-programa-nacional-de-pueblos-indigenas/

[103] https://lopezobrador.org.mx/2019/03/11/version-estenografica-informe-por-los-primeros-100-dias-de-gobierno/

[104] https://actualidad.rt.com/actualidad/295880-chairos-fifis-polarizacion-politica-mexico

Periodismo, CIA y narcotráfico: la persecución contra Gary Webb

Si quieren entender cómo funciona realmente el negocio del narcotráfico, vean la película Matar al mensajero, basada en la investigación del periodista Gary Webb, quien documentó la manera en que la CIA vendía drogas en Los Angeles y otras partes de EE.UU. para financiar la contraguerrilla en Nicaragua. Un esquema que se repetía también en países como Colombia y permite entender parte de lo que ocurre en lugares como México.

¿Y qué le pasó al periodista que sacó a la luz esta información? Se echó en contra al sistema, incluyendo a sus colegas y editores, esos seres mezquinos capaces de vender a su madre para salvar el pellejo. Me ha pasado. En más de una ocasión he tenido que lidiar con esa gentuza. Para ejercer el periodismo se necesita mucho valor, mucho coraje, muchas agallas. Aunque uno se juegue la vida para exponer cosas que a la gente le importan un carajo. La verdad es una doncella ingrata.

 

Apuntes sobre el #MeToo a la mexicana (y el fanatismo de género)

 

¡Qué cantidad de pleitos ha generado la polémica por las denuncias del MeToo en México! Me parece triste tanto el debate como lo que hemos visto en los últimos días.

Por un lado, las mujeres violentadas, acorraladas, no les ha quedado más alternativa que denunciar en redes el acoso que padecen sistemáticamente, ante un aparato de justicia inservible e impregnado de machismo.

Por el otro lado, tal parece que en el nuevo dogma feminista la presunción de inocencia no existe (porque las mujeres por ser mujeres nunca mienten) y eso también es un problema.

En las denuncias había de todo: acusaciones legítimas de mujeres violentadas y también, casos donde la exageración y la banalización estaban a la orden del día. No toda insinuación es acoso, aunque la línea es muy delgada y es difícil establecer con precisión milimétrica cuál es cual. Ni tampoco toda agresión es culpa del heteropatriarcado (me tocó leer por ahí un testimonio de una mujer que se quejaba de eso porque le decían gorda y marimacha en la escuela, como si a los hombres no les dijeran cosas por el estilo en el salón de clases).

Lo más preocupante son los mensajes de odio y fanatismo desbordado que abundan por ahí. Desde las mujeres que aplaudieron el suicidio del bajista Armando Vega Gil (el primer “martir del patriarcado”, según algunas extremistas) hasta la estupidez del MeToo Hombres, creado para, dicen, tratar de contrarrestar el linchamiento femenino en redes con más linchamiento masculino.

Las mujeres en México y el mundo han sido muy lastimadas y por lo tanto, es entendible esa explosión de enojo con la que buscan trastocar las viejas relaciones de poder frente a los hombres. Los niveles de violencia que hemos vivido en este país, los últimos años, no eran para menos. Hay mujeres que en el camino, han ido tomando cada vez mayor conciencia de su propia fuerza y yo lo celebro.

Pero, por otro lado, me da la impresión que algunas mujeres se están haciendo mucho daño en todo este proceso. Una cosa es el empoderamiento femenino y otra cosa es la victimización. El odio exacerbado contra los hombres por parte de algunas feministas raya ya, por momentos, en expresiones propias del fascismo. Es algo que hay que discutir, aunque no sea políticamente correcto decirlo, aunque más de una se podrá sentir ofendida, en esta época donde la susceptibilidad está a tan flor de piel y cualquier comentario puede resultar ofensivo para alguien.

Una de las verdades que emana al develar el velo de maya, según el hinduismo, es comprender la ilusión de la separación. Todo está conectado y la separación es, por lo tanto, una ilusión que no corresponde a la verdad profunda sobre la existencia humana. Por ello resulta preocupante que, en esta era de fanatismo ideológico, esa falsa idea de la separación es cada vez más común en nuestras sociedades: hombre-mujer, blanco-negro, chairo-fifí, rico-pobre, nacionalistas-globalistas.

Yo, por mi parte, anhelo el día en que el hombre y la mujer puedan romper las ataduras del sexo para reconciliarse y amarse sin condiciones. Entender que, pese a nuestras diferencias, quizá podamos encontrar la manera de querernos sin etiquetas y disfrutar de este viaje juntos. La violencia se puede mitigar, pero nunca se podrá erradicar del todo. Es la dolorosa lección que me tomó mucho tiempo aprender. La maldad no existe: sólo es un montón de gente lastimada.

Luego me vienen a la mente un par de sabias frases enunciadas por Buda, quien afirmaba que “el verdadero amor nace de la comprensión”. ¿Tendremos la capacidad de comprender al otro, a la otra, sin juzgarnos de antemano?

“El odio no cesa con el odio, el odio cesa con el amor. Ésta es una ley muy antigua”, afirmaba Siddhartha luego de alcanzar la iluminación.

No nos resta más que esparcir un poco de amor en este mundo tan lleno de odio. Un verdadero acto revolucionario, en esta carnicería de todos contra todos.
::.

La imagen puede contener: texto

El giro Oriental de la economía mundial rumbo al 2030

Una interesante visualización de cómo las perspectivas de crecimiento económico rumbo al 2030 posicionan a países como China e India por encima del potencial de expansión de EE.UU. Esto, sin contar con otros países como Turquía, Indonesia o Brasil, cuyas economías siguen en rápida expansión mientras que las potencias europeas comienzan a quedar cada vez más rezagadas. ¿Qué implicaciones tendrá este crecimiento a escala planetaria? Si los chinos y los indios comienzan a tener patrones de consumo similares a los del estadounidense promedio bajo escenario de cambio climático, la catástrofe ambiental que se avecina será de dimensiones apocalípticas.

Sobre el origen de la identidad nacional

Un video bien explicado de hace un año, sobre el surgimiento del Estado-nación y la identidad nacional como parte de un proceso histórico y cultural. Las naciones son un invento de la modernidad, que permitió cohesionar grandes extensiones de territorio bajo un mismo marco de referencia cultural. Algo que se está desquebrajando con la globalización financierista y la imposibilidad del Estado-nación para hacer frente a muchos de los problemas por los que atraviesa el mundo actual.

Para comprender la guerra del cambio de divisas

Imagen relacionada

La política monetaria y el cambio de divisas, es una arma geopolítica que está siendo muy utilizada en nuestros días. EE.UU. defiende la hegemonía del dólar mientras que la Unión Europea apuesta al euro como alternativa, al mismo tiempo que las potencias orientales como China, Rusia y Turquía intentan explorar otras posibilidades como el yuan o la adquisición de oro como una medida para contrarrestar el poderío hegemónico estadounidense.

Algo que yo no sabía y me llamó la atención, es la manera en que al ser una divisa fiduciaria, con una amplia presencia más allá de sus fronteras, la hegemonía del dólar le permite a la Reserva Federal de EE.UU. imprimir con más holgura el papel moneda y generar riqueza con poco impacto inflacionario, lo cual es una ventaja importante a la hora de, por ejemplo, adquirir deuda. Un proceso que se conoce como monetización de

El asunto de los mercados financieros de divisas es algo sumamente complejo de entender. Pero por ahí encontré algunos videos que pueden ayudar a clarificar algunos puntos importantes.

Lo que realmente indigna a la comentocracia mexicana

Llama la atención la embestida mediática contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por su crítica a los “expertos” de la “sociedad civil”.

La misma semana, las columnas de los periódicos publicaron una oleada de “opiniones” muy similares, quejándose del desdén de AMLO por el saber técnico de los “expertos”.

Nunca oí a los comentócratas quejarse por cómo se desdeñaba el saber producido en las instituciones públicas como la UNAM, mientras se privilegió a instituciones semilleros de tecnócratas como el ITAM, a la hora de tomar decisiones a lo largo de los 30 años de neoliberalismo que dieron como resultado un país destrozado, con una crisis humanitaria sin precedentes. Pero ahora se quejan al unísono, como si se hubieran puesto de acuerdo.

Los opinólogos pedantes que tienen espacios de privilegio en los medios de comunicación tampoco hablan sobre quiénes son los que financian a las organizaciones que se han autoproclamado como voceros de la “sociedad civil” pese a recibir financiamiento de organizaciones como Open Society (del multimillonario George Soros) o fondos de USAID (el gobierno de EE.UU.) o las cúpulas empresariales mexicanas afines a los intereses del capital financiero trasnacional (ahí están el IMCO y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad como dos ejemplos de ello). Financiamiento que busca influir en la opinión pública y posicionar agendas específicas que suelen situar intereses privados por encima del interés público de los mexicanos. De ahí que los integrantes de la autoproclamada “sociedad civil”, conformada por académicos socialité egresados de universidades extranjeras, peguen el grito en el cielo cuando el nuevo régimen político emanado de la llamada 4T haya optado por cambiar las reglas del juego y abrir espacios de decisión a sectores tradicionalmente marginados que fueron vilmente ignorados en aras de un saber tecnócrata que hizo añicos a este país.

Los comentócratas están furiosos porque no conciben que se socaven su autoridad como depositarios del “saber”. Algo que en realidad tiene que ver con una disputa por el poder político.

“Así, pues, saber consiste en referir el lenguaje al lenguaje; en restituir la gran planicie uniforme de las palabras y de las cosas. Hacer hablar a todo. Es decir, hacer nacer por encima de todas las marcas el discurso segundo del comentario. Lo propio del saber no es ni ver ni demostrar, sino interpretar”, señalaba el Michel Foucault en Las palabras y las cosas.

En su formidable libro, el filósofo francés explica con una lucidez extraordinaria la manera en que el “saber” no es un ente estático o fijo, sino algo que cambia continuamente y se configura culturalmente a partir de las relaciones de poder al interior de todo grupo social. Para Foucault, el saber es sinónimo de poder, pues es precisamente ese “saber” el que legitima el ejercicio del poder político. Y la imposición de un saber hegemónico que aplasta a otras formas del saber, constituye siempre un ejercicio de poder.

Por ello, lo que vemos hoy en la prensa mexicana no es sino una disputa abierta por el poder político, en la que los resquicios de los intelectuales favorecidos por el régimen neoliberal pelean por el control de “la verdad” en una época donde el discurso de la Cuarta Transformación cuenta con un amplio respaldo popular, con niveles de aprobación hacia López Obrador cercanos al 80% de los mexicanos, según las últimas encuestas (El Finanicero, Reforma, Mitofsky).

Algo que tampoco dicen los intelecutales orgánicos del régimen neoliberal, es que el triunfo de López Obrador es en buena medida consecuencia del agotamiento discurso tecnocrático cada vez más alejado de la realidad que viven millones de familias mexicanas agraviadas por la violencia, la falta de oportunidades y el saqueo sistemático de unos pocos a expensas de las mayorías.

La realidad que retratan los opinólogos desde su burbuja de privilegios está completamente divorciada de esa otra realidad que vive la gran mayoría de los mexicanos. Una realidad mucho más cruda de lo que se alcanza a percibir en la comodidad de los cubículos y las estancias académicas en universidades estadounidenses y europeas. Una realidad que golpea en la cara mientras los intelectuales del viejo régimen y los bienpensantes pasan largas horas discutiendo lo que “debería ser” en un mundo ideal que no existe. De ahí su incapacidad para resolver problemas prácticos que, más allá de un saber técnico altamente especializado e inaccesible para el ciudadano común, requiere de sentido común y voluntad para resolver un estado de cosas caótico y complejo que difícilmente se corresponde íntegramente al mundo ideal planteado en los libros.

Un ejemplo de esta situación es el debate sobre la creación de la Guardia Nacional y los espacios otorgados por López Obrador a los militares, que incluyen hasta la construcción del nuevo Aeropuerto. Desde una lógica estrictamente academicista, el planteamiento de la creciente militarización implica un riesgo para los poderes civiles propios de los regímenes democráticos a la usanza liberal. Sin embargo, ese análisis excluye factores prácticos que van más allá de la teoría. Y es que desde una perspectiva políticamente maquiavélica -que suele ofender a los intelectuales puros, inmaculados y éticamente bienintencionados- el acercamiento de López Obrador con el ejército en aras de defender un proyecto nacionalista frente a las presiones del capital financiero trasnacional, tiene toda la lógica del mundo.

¿O acaso no han visto cómo el gobierno de EE.UU. está tratando de invadir Venezuela y dividir a las fuerzas armadas de aquel país para beneficiar sus intereses geoestratégicos en América Latina? ¿No vieron como la soberanía de Chile y Guatemala (con los golpes a Allende y Arbenz) y más recientemente en Honduras y Brasil, se vio burdamente socavada por el imperialismo estadounidense en la región? ¿Qué nos garantiza que los países movidos por banqueros e inversionistas de Wall Street no fomenten un golpe de Estado cuando sus intereses hegemónicos sean afectados para beneficio de los mexicanos?

Todos esos factores están en juego hoy, en el contexto político de México. Pero por supuesto, los comentócratas conservadores no han mencionado una sola palabra de todo esos factores que existen y tratan de ocultar para manipular a su favor a la opinión pública, dentro de una continua disputa por el poder. Lo que vemos a diario en los medios, más que simples opiniones, es en realidad maniobras de guerra en un escenario de confrontación entre dos grupos antagónicos: los que luchan por mantener intactos sus privilegios frente a los que luchan por cambiar el estado de cosas que prevalece en México y el mundo.
::.

Venezuela: el nuevo campo de batalla en la guerra geopolítica de EE.UU. y Europa contra Rusia y China

Más que una lucha por la democracia y los derechos humanos, una serie de factores e intereses de las grandes potencias explican la atención que ha tenido la crisis venezolano a nivel internacional.

Manuel Hernández Borbolla

La dimensión internacional que ha adquirido la crisis política en Venezuela, poco tiene que ver con una lucha por la democracia o la soberanía nacional.

Por el contrario, la crisis venezolana se convirtió en un nuevo campo de batalla geopolítica entre las potencias hegemónicas: el bloque conformado por EE.UU. y Europa frente a la alianza entre China y Rusia.

Una situación que permite entender por qué razón el conflicto político en Venezuela, ha desatado una crisis diplomática a nivel internacional como no ha ocurrido con otros países que enfrentan crisis humanitarias provocadas por regímenes autoritarios, tal como ocurre en Honduras, Nicaragua, Haití, Arabia Saudita o la hambruna en Yemen.

He aquí algunas de las razones que explican la importancia de la crisis política Venezuela a nivel geoestratégico.

 

Fragilidad económica y tensiones políticas

La debacle económica que ha sufrido Venezuela en los últimos años, ha sido uno de los principales ingredientes de la crisis política.

Venezuela registró una hiperinflación de 1.698.000% en 2018 según la Asamblea Nacional, única cifra oficial en el país. Una situación que se produjo por una política de divisas, problemas financieros y una alta dependencia a las exportaciones de petróleo, cuyo precio se desplomó en 2014, lo cual agudizó la situación y produjo una serie de efectos como escasez de alimentos. La venta de crudo supone aproximadamente el 96% de los ingresos de Venezuela.

De acuerdo con Latinbarómetro, en 2018 los venezolanos registraron la peor percepción de progreso y situación económica en América Latina. “En Venezuela no hay nadie (1% es estadísticamente no significativo) que diga que hay buena situación económica”, señala el estudio.

Resultado de imagen para venezuela

La debacle económica debilitó al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, ya que en 2015, la oposición se hizo del control de la Asamblea Nacional. Para contrarrestar el descalabro, Maduro impulsó la creación de la Asamblea Nacional Constituyente, órgano que asumió facultades plenipotenciarias por encima de la Asamblea Nacional, con el propósito de que Maduro pudiera mantener el control del Poder Legislativo. Un acontecimiento que aumentó el descontento de la oposición y las tensiones políticas -incluyendo las acusaciones de represión y autoritarismo- que ya existían desde la época del expresidente Hugo Chávez.

Pese al malestar por la situación política y económica, Maduro logró mantenerse a flote gracias al apoyo de sectores populares, el respaldo del Ejército y el Poder Judicial.

Sin embargo, el debilitamiento del régimen provocó que Venezuela tuviera que buscar ayuda en el exterior. Una situación que fue capitalizada por China y Rusia para aumentar su influencia geopolítica en el continente americano, frente a la animadversión histórica de EE.UU. hacia el chavismo y su respaldo a la oposición venezolana.

La dependencia al capital chino

Para saldar sus deudas, Venezuela tuvo que solicitar diversos préstamos a China, lo cual ha reforzado la presencia geopolítica del gigante asiático en la región.

“Venezuela ha recibido más préstamos de instituciones chinas que cualquier otro país en la región”, lo cual “refleja la creciente dependencia del gobierno venezolano en el capital chino, para mantener su liquidez y como un vehículo de desarrollo”, señala un informe elaborado por la Red China y América Latina (REDCAEM).

Resultado de imagen para venezuela china

El Centro para los Estudios Internacionales y Estratégicos de Washington (CSIS, por sus siglas en inglés), estima que China ha invertido en Venezuela un monto cercano a los 62.000 millones de dólares. Un monto que implica el 52% de la inversión china en América Latina.

En este sentido, Venezuela impulsó la creación de la Petrolera Sinovensa -una compañía de capital misto con inversión estatal y participación de la China National Petroleum Corporation- diseñada para pagar con petróleo las líneas de crédito que los bancos chinos otorgan al Gobierno venezolano.

“Los acuerdos con China no generan deuda, todo el dinero que se debe se ha pagado con petróleo”, reconoció Maduro en septiembre de 2018, tras realizar un viaje a Pekín para reforzar acuerdos de cooperación con el mandatario chino Xi Jiping. En dicha visita, los presidentes de China y Venezuela firmaron 28 acuerdos de cooperación en las áreas de energía, comunicación, minería y financiamiento.

Venezuela es el país con las mayores reservas petroleras del planeta, con 300.900 millones de barriles, según datos de la CIA, equivalentes a casi el 18% de las reservas petroleras globales.

La mayor parte del petróleo venezolano se destina a China en un 40%, India 20%, EE.UU. 20% y un 20% se vende al resto del mundo, de acuerdo con datos oficiales recabados por la DW.

El oro para Turquía

Ante la caída de los precios de petróleo y la producción de la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), el Gobierno de Maduro optó por explorar otras alternativas para diversificar la entrada de divisas.

Una de estas alternativas, fue impulsar la explotación minera, ya que Venezuela tiene las reservas de oro sin explotar más grandes del mundo, con unas 7.000 toneladas métricas en reservas estimadas, según un informe de la consultora española Iberglobal.

De este modo, Venezuela es el país con más oro después de EE.UU., que posee 8.133 toneladas del mineral áureo.

Resultado de imagen para oro venezuela

Además de oro, el Gobierno venezolano estima que en el país hay 33,8 millones de quilates de diamante (cuyo valor supera el Producto Interno Bruto de países como Chile y Dinamarca), 3.644 millones de toneladas de hierro (cuyo valor superaría el PIB de México y España), además de gigantescos yacimientos probados de bauxita, cobre, coltán y otros minerales. Todo esto, en el llamado “Arco Minero del Orinoco” que busca ser explotado comercialmente pese al alto impacto ambiental.

En este sentido, Venezuela exportó 23,62 toneladas de oro a Turquía en 2018, valoradas en 900 millones de dólares, según cifras oficiales de la nación euroasiática.

El Gobierno de Venezuela dejó de enviar oro a Suiza, ante el temor de que le sea decomisado por sanciones internacionales, por lo cual, la administración de Maduro ha celebrado diversos acuerdos con Turquía para refinar ahí el oro venezolano.

De este modo, Venezuela está alentando a que empresas turcas inviertan en la industria del oro en el país sudamericano. A cambio, Turquía envía alimentos.

Esta medida ha desatado la molestia de EE.UU. y su presidente Donald Trump, que en noviembre de 2018 firmó una orden ejecutiva imponiendo sanciones sobre las exportaciones de oro y otros sectores de la economía de Venezuela.

Países como Turquía, Rusia y China han comprado grandes cantidades de oro en los últimos años para reducir su dependencia al dólar como divisa. De acuerdo con algunos analistas, el oro es el activo más seguro porque no puede ser congelado o puesto en una lista negra. Una situación que da más independencia a las potencias orientales frente al control financiero de EE.UU.

La demanda mundial de oro por parte de bancos centrales creció 4% en 2018, el aumento más grande en 50 años, según el World Gold Council.

La presencia militar de Rusia

Ante las tensiones geopolíticas en Sudamérica, el Gobierno de Venezuela también ha reforzado en los últimos años su cooperación militar con Rusia, una situación que no es vista con buenos ojos por EE.UU. y Colombia, su principal aliado en la región.

Tan sólo entre 2005 y 2013, Caracas firmó con Moscú unos 30 contratos de defensa por valor de más de 11.000 millones de dólares, según contabiliza la agencia rusa Tass. Estos contratos incluyeron la adquisición de equipo militar como:

  • 100,000 rifles de asalto Kalashnikov AK-103
  • 24 aviones de combate Sukhoi Su-30MK2
  • 34 helicópteros Mi-17V-5
  • 10 helicópteros Mi-35M y otros 3 Mi-26T
  • 92 tanques de batalla Т-72B1
  • Sistemas de misiles antiaéreos Igla-S
  • Vehículos de combate BMP-3

De acuerdo con el índice Global Fire Power 2018, Venezuela se encuentra entre los seis Ejércitos con mayor capacidad de fuego en América Latina, al contar con un total de 696 tanques y 280 aeronaves de guerra.

A pesar de tener 123.000 efectivos militares, las Fuerzas Armadas venezolanas pueden llegar a contar con cerca de 550.000 personas, ya que el Gobierno otorgó armas a civiles con el objetivo de constituir una fuerza de reserva.

Un poderío militar que ha ido creciendo con la adquisición de armamento ruso en años recientes, aunque no existen cifras precisas y disponibles para dimensionar la venta de armamento ruso y chino en Venezuela.

Esto sin contar con la cada vez más estrecha relación militar entre Caracas y Moscú, que en diciembre pasado anunciaron operaciones militares conjuntas casi al mismo tiempo que dos aviones bombarderos rusos con capacidad nuclear Túpolev Tu-160 (conocidos como Cisne Blanco), realizaban operaciones de práctica en territorio venezolano.

“En la época de la Guerra Fría, Rusia nunca llegó a poner un avión de ese nivel en América Latina. Nunca entró en el patio trasero de los EE.UU.”, aseguró en diciembre pasado el analista y experto en geopolítica, Néstor Rosanía, director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz de Colombia, en entrevista con el programa Al Punto.

Para Rosanía, el aumento de la presencia de Rusia en Venezuela es una respuesta a las operaciones militares de la OTAN en el Báltico. Esto, luego de que la OTAN realizara en noviembre pasado su mayor ejercicio militar desde el final de la Guerra Fría, el denominado “Trident Juncture 2018”, realizado en Noruega, con la participación de 50.000 soldados. Las maniobras se llevaron a cabo en un contexto de tensión creciente con Rusia, por la instalación de una base militar de EE.UU. en el país nórdico y varios casos de espionaje.

Un respaldo del presidente ruso Vladimir Putin a Maduro se produjo mendiante un nuevo acuerdo por 6.000 millones de dólares entre el Kremlin y Miraflores.

Casi al mismo tiempo que Irán anunció el envío de buques de guerra al Atlántico, con el objetivo de realizar operaciones militares conjuntas con Venezuela, informó Touraj Hassani Moqaddam, subcomandante de la Armada de Irán.

“Lo que vemos es que todavía seguimos con lógicas de la Guerra Fría. Hay dos superpotencias que tienen un tablero geopolítico y nosotros somos esos pequeños países satélite que vamos a tener el choque de esas decisiones de alto nivel. Lo que está pasando en Siria y otros países, también lo vamos a ver en el Caribe, con Colombia y Venezuela, que son aliados satélite de esos dos grandes bloques hegemónicos”, apuntó Rosanía.

La injerencia de EE.UU. y sus aliados

Aunque históricamente el Gobierno de EE.UU. ha apoyado a la oposición venezolana desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999, el debilitamiento del régimen de Maduro ofreció una oportunidad para mover sus fichas en el ajedrez geopolítico para reafirmar su poderío en el continente americano y debilitar a sus rivales.

Resultado de imagen para trump bolton

De ahí que el apoyo de Trump hacia Guaidó se produce en un contexto en que varios países de Sudamérica han dado un giro hacia la derecha en países como Argentina, Chile y principalmente Brasil, el gigante latinoamericano cuya frontera colinda con Venezuela y es uno de los mayores aliados de EE.UU. en la región tras la llegada al poder del fascista Jair Bolsonaro.

Un hecho que es evidente en el respaldo de países con Gobiernos afines a la política exterior de EE.UU., tal como ocurre con el llamado Grupo de Lima, que ha presionado para desconocer a Maduro y respaldar a la oposición venezolana.

De este modo, EE.UU. lograría reafirmar su papel de potencia hegemónica en América Latina, en algo que muchos analistas consideran como un relanzamiento de la Doctrina Monroe, al mismo tiempo que cierra la puerta a China y Rusia en la región.

Esto, al cortar el principal destino de inversiones chinas y rusas en el continente, al mismo tiempo que cortaría el suministro de petróleo hacia China, con quien EE.UU. libra una guerra comercial.

Así lo ha reconocido John Bolton, asesor de Seguridad de la Casa Blanca y principal estratega del llamado intento de “golpe de Estado” orquestado por EE.UU. en Venezuela.

“Nos estamos enfocando en desconectar el régimen ilegítimo de Maduro de las fuentes de sus ingresos”, reconoció Bolton, quien añadió: “es un proceso muy complicado”.

Ante un posible derrocamiento de Maduro, EE.UU. quedaría en una posición ventajosa para explotar las riquezas petroleras y mineras de Venezuela.

En este sentido, Bolton aseguró que ya existen pláticas con petroleras estadounidenses para explotar yacimientos en Venezuela ante un posible cambio de régimen.

Desde que Bolton llegó a la Casa Blanca como asesor en abril pasado de 2018, se endurecieron las sanciones de EE.UU. contra Venezuela con el fin de estrangular financieramente al Gobierno de Maduro ante una posible invasión armada promovida por los estadounidenses desde sus bases de operación en Colombia.

Una estrategia que la administración Trump busca reforzar mediante una campaña mediática enfocada en señalar la ausencia de democracia en Venezuela y resaltar la necesidad de enviar apoyos económicos para enfrentar la crisis humanitaria que se vive en aquel país ante falta de víveres, incremento de violencia y tensiones crecientes con la oposición.

Todo esto, al mismo tiempo que EE.UU., de manera directa y a través de Guaidó, intenta reclutar militares venezolanos inconformes con el régimen para dividir a las fuerzas armadas de Venezuela, tal como expresó Bolton al señalar que el gobierno estadounidense dará una “amnistía” a militares que participen en el golpe contra Maduro.

Una maniobra que ha sido respaldada por las principales potencias de la Unión Europea -como Francia, Alemania y España, además de Gran Bretaña-, ante la fuerte dependencia que tiene Europa al poderío militar estadounidenses para hacer frente a lo que perciben como la “amenaza rusa”.

De ahí que los paralelismos entre Venezuela y la situación política en Siria -en el sentido de que el choque de las potencias hegemónicas para mantener y quitar al presidente en turno- han reavivado los temores de que la división social pueda derivar en una guerra civil como la que ha dejado más de medio millón de muertos tras siete años de conflicto armado.

Un complejo escenario geopolítico que explica por qué, a diferencia de otros países, Venezuela se ha convertido en el más reciente campo de batalla entre las potencias Occidentales y Orientales, en su disputa por la hegemonía globlal.

::.

A %d blogueros les gusta esto: