Archivo del sitio

El vertiginoso derretimiento del Ártico

La velocidad a la que el calentamiento global ha disminuido la densidad del hielo del Ártico en los últimos 32 años es cercana al 8%, de acuerdo con un estudio realizado entre 1979 y 2011, publicado este lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. “La energía extra absorbida es tan grande que es aproximadamente una cuarta parte del efecto invernadero total causado por el dióxido de carbono”, dijo el autor principal del estudio, Ian Eisenman, climatólogo en el Instituto Scripps de Oceanografía en California, a la agencia de noticias AP.

En otras palabras, lo que sugiere el investigador es que la pérdida de hielo en el Polo Norte podría acelerar el proceso de calentamiento terrestre de manera exponencial. Y mientras esto ocurre, la humanidad seguirá depositando enormes cantidades de dióxido de carbono en la atmósfera ante la incapacidad de los gobiernos del mundo a la hora de lograr un acuerdo global para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y tratar de mitigar los efectos del cambio climático. Las imágenes de la La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), recabadas de 1987 a 2013 resultan aún más elocuentes que los datos.

El planeta en ebullición

Una fotografía sobre el incremento de la temperatura del planeta en los últimos 131 años, tras los efectos contaminantes de la Revolución Industrial. Si no le ponemos solución al problema, la especie humana terminará extinguiéndose por su propia estupidez, llevándose entre las patas a un sinnumero de otras especies con las que compartimos este planeta. Y todo por nuestra obsesión de consumir, consumir, consumir.

Aprovechando el tema, comparto un video con la opinión de José Sarukhán y Julia Carabias, dos de los máximos especialistas que existen en México para hablar sobre las consecuencias ambientales, políticas y económicas del cambio climático. Pa quien guste profundizar en este tema de vital importancia, esencial para transformar el mundo como lo conocemos. No hay tiempo qué perder.

A %d blogueros les gusta esto: