Archivo del sitio

El trágico adiós del Solitario Jorge

La muerte del Solitario Jorge significó también la extinción de la especie Geochelone nigra abingdoni, una de las tortugas gigantes oriunda de las islas Galápagos, mítico lugar que sirvió de inspiración al naturalista británico Charles Darwin para formular su teoría de la evolución. Murió jóven, a los 100 años, una edad temprana para esta especie de tortugas que llegaban a vivir hasta 200 años. el deceso se dio tras varios intentos fallidos de reproducción. Esta irremediable pérdida nos lleva a cuestionarnos qué tanto tuvo que ver la mano fatal del ser humano en su desaparición. De acuerdo con un cálculo del biólogo Edward Osborne Wilson, célebre por sus aportes al conocimiento de la evolución, se estima que con el actual ritmo de destrucción humana de la biosfera la mitad de las formas de vida se extinguirán en 100 años, según escribió en su libro The Future of Life. Algunos expertos en el tema consideran que el potencial del ser humano para acabar con la biodiversidad del planeta es equiparable a las seis extinciones masivas que ha experimentado el planeta a lo largo de su vida. De ahí que muchos científicos hayan optado por acuñar el nombre de Antropoceno para referirse a esta era de extinciones masivas a consecuencia de la intervención del ser humano en fenómenos de gran escala como la transformación del clima. Un tema para reflexionar mientras despedimos a Jorge y el legado de millones de años que se llevó consigo. Descanse en paz.

A %d blogueros les gusta esto: