Archivo del sitio

Los claroscuros de José Luis Malo

Hoy me topé con la obra de José Luis Malo. Me impresionó la fuerza de sus retratos, su manejo de la luz y la sombra, los motivos de sus pinturas. Recomendable echarle un ojo a su sitio oficial. Me gustó el video. Se nota la energía en sus trazos.

Crónicas de un suave despertar a la luz del sueño: cuento psiconáutico en tres actos

I

Baja frecuencia con un toque de tensión electrocardiaca. Será el extractivismo psíquico de los últimos días, los espejos cavernosos en los que uno suele extraviarse de vez en cuando. El ansia de vivir a ciegas. Todo sereno por fuera, ebullición por dentro. La vibra del día.

::.

II

Somos la carne y el símbolo: la energía que fluye entre la materia y los sueños. Tendemos al equilibrio: buscamos el placer para compensar el dolor del mundo y hacemos daño para compensar el daño recibido. Dar es recibir, y viceversa. Por eso hay que aprender a dar y también hay que aprender a recibir. Uno es lo que es, no lo que otros quieren que uno sea. Que el instinto sea nuestro guía y la sabiduría la luz que alumbre el camino. No hay que tener miedo de mirarse desnudo y lleno de cicatrices. El dolor es también un maestro si estamos dispuestos a aprender, a cambiar, a transformarnos. Y el amor… aquello que nos permite vincularnos con todas las cosas, aquello capaz de pegar los pedazos rotos para fundirnos en uno solo ser, aquello que otorga sentido al milagro de vivir. Reflexiones vespertinas en la apacible musicalidad de un café.

::.

III

El cuento de los últimos días. A veces uno anda buscando respuestas con los oídos tapados. Para quitarse la sordera, hay que lavarse las orejas a fondo para escuchar la voz interna. Pero pasa que a veces uno le da demasiadas vueltas a las cosas, las piensa demasiado, construye esquemas, arma y desarma incontables veces el rompecabezas al que a veces le faltan o le sobran piezas. Y después de mucho estudiarse a sí mismo, llega la conclusión abrumadora: ¡eres un pendejo! ¡Justo la respuesta que andaba buscando sin saberlo! El mundo se derrumba. Emerge algo nuevo desde las profundidades del inconsciente, ese mar gigantesco lleno de misterios. La revelación de manifiesta de la manera más inesperada, sorpresiva, apabullante. La respuesta siempre estuvo justo frente a nuestras narices, pero no la podíamos ver porque habíamos decidido arrancarnos los ojos. Algo bueno habrá hecho uno en la vida para rodearse de gente maravillosa que lo ayuda a uno a salir del atolladero en el momento preciso. Reinterpretando a Freire en términos budistas se puede concluir que “nadie ilumina a nadie, ni nadie se ilumina solo; el ser humano se ilumina en comunión”. Hoy me siento invencible por una sencilla razón: hoy no tengo que pelearme con el mundo. Hoy bailo a su ritmo, en completa sintonía y correspondencia. Sin conflicto, la relación de vencedor y derrotado pierde todo su sentido. Y uno se da cuenta que la supuesta individualidad del alma es la estupidez más grande de nuestra cultura, raíz de todas las patologías sociales que padecemos a diario. El alma tiene un carácter exógeno. Una parte del alma nos pertenece a nosotros como organismo autonómo, y otra parte de nuestra alma la depositamos en nuestros amores, nuestra familia, nuestros amigos. La completud del alma se da cuando nos damos cuenta que una parte de nosotros vive en todas personas que amamos. Y la soledad se hace humo, la oscuridad se enciende, los nudos llenos de silencio se transforman en canto. Y ya no necesitamos andar juntando los pedazos que vamos dejando por ahí como si estuviéramos rotos. Basta un enorme abrazo para ensanchar el alma, hacernos uno y hacernos todos. Y uno se siente bendecido de estar completamente loco. Hoy, fiel al foreverismo existencial que me caracteriza, les mando un enorme abrazo a todas las personas que conozco y amo de todos los modos posibles, imaginables. Saben muy bien de quienes hablo, a quienes les hablo. Gracias a todos por compartir este viaje alucinante y efervescente que es estar vivo.

::.

::.

El arte de dibujar objetos cotidianos de manera hiperrealista

El trabajo del ilustrador italiano Marcello Barenghi es espectacular. El manejo de texturas es increíblemente realista. Algo particular tienen en el ojo los pintores hiperrealistas a la hora de interpretar la luz. Las sombras luminosas de la botella de vodka o la textura de papel metálico del empaque de lunetas es sencillamente sorprendente.

 

Melanina, sol y agua: ¿la solución a la crisis energética?

Una fuente de energía limpia, económica y autorrenovable, proveniente del sol y el agua. Aunque pareciera ciencia ficción, existe evidencia sólida que hace pensar que un compuesto químico relativamente simple como lo es la melanina, aquel que da pigmentación a la piel y el cabello humanos, podría inaugurar una nueva era en la producción de energía basada en hidrógeno. En eso consiste la investigación del doctor Arturo Solís Herrera, farmacéutico mexicano oriundo del estado de Aguascalientes, quien realizando investigaciones sobre la ceguera se dio cuenta del potencial fotoeléctrico de la melanina y su capacidad para separar el hidrógeno de la molécula de agua (H2O) y liberar energía durante dicho proceso.

A partir de dicho descubrimiento, el investigador sostiene que los animales realizan un proceso de fotosíntesis que hasta ahora se creía propio de las plantas, con el cual obtenemos energía proveniente del sol y del agua. Algo que, de comprobarse, revolucionaría por completo nuestro conocimiento sobre los organismos heterótrofos. De ahí proviene el polémico término de la “fotosíntesis humana” acuñado por el investigador mexicano, tal como señala en su sitio web.

Por supuesto, llama la atención la poca difusión que una investigación como esta ha tenido entre el ámbito científico tanto nacional como internacional. Algo que genera dudas, sobre todo en lo relacionado con la producción de medicamentos basados en este hallazgo. Sin embargo, los argumentos de los detractores de Solís Herrera no parecen del todo sólidos. Hasta ahora, las críticas más frecuentes a su trabajo se basan en la producción de un medicamento maravilla cuyos resultados carecen de evidencia científica. En ese punto específico, yo también encuentro falta de consistencia científica en las afirmaciones de Solís Herrera. También lo acusan de adjudicarse un descubrimiento que no es suyo, ya que en 2000 se otorgó el Premio Nobel de Química a los investigadores Alan J. Heeger, Alan G. MacDiarmid y Hideki Shirakawa por el descubrimiento y desarrollo de polímeros conductores, entre los cuales se encuentra la melanina.

Más allá de determinar si Solís Herrera es un charlatán o no (lo cual no estoy en condiciones de afirmar o negar dado mi rudimentario conocimiento sobre química), lo cierto es que el solo hecho de generar energía de una manera tan simple me parece suficiente para prestarle atención y empezar a explorar las posibilidades de dicho descubrimiento. Sin embargo, no he podido encontrar críticas serias a lo relacionado con la producción de energía. De hecho, una parte del alumbrado público de la ciudad de Aguascalientes supuestamente funciona con dicha tecnología. Además, algunos trabajos de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México parecen confirmar los hallazgos de Solís.

De cualquier modo, me parece que el tema arroja posibilidades interesantes que podrían ayudar a desarrollar una nueva manera de entender la bioquímica en los organismos heterótrofos. Desde luego, es normal que un descubrimiento novedoso que rompe con viejos paradigmas genere dudas y descalificaciones. Pero la sola posibilidad de que algo tan simple como la melanina, combinada con agua y luz solar, pueda ayudar a resolver el problema energético que enfrenta la civilización humana, me parece, sin temor a equivocarme, algo fascinante.

A %d blogueros les gusta esto: